Incapacidad por esclerosis y neuritis óptica

Incapacidad por esclerosis y neuritis óptica. Sentencia que la reconoce como permanente y total.

Esclerosis y neuritis óptica: El Juzgado de lo Social nº 1 de Salamanca ha reconocido una incapacidad permanente total para la profesión de conductor repartidor de mercancías, al cliente, representado por Diké Abogados que padece esclerosis múltiple remitente recurrente y neuritis óptica derecha.

Según la asociación española de lucha contra la esclerosis múltiple AELEM, la esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central; cerebro, tronco del encéfalo y médula espinal. La mielina, sustancia que recubre las fibras nerviosas, resulta dañada y entonces la destreza de los nervios para conducir las órdenes del cerebro se ve interrumpida.

Es la enfermedad crónica más común en adultos jóvenes en Europa y la primera causa de incapacidad en este grupo de población.

El cuadro clínico residual que presenta nuestro representado es el siguiente:

  • esclerosis múltiple remitente recurrente.
  • neuritis óptica derecha.
  • nistagmo y diplopia en el contexto de enfermedad demielinizante.

Considera la Juzgadora que “En el momento actual las limitaciones orgánicas y funcionales que los padecimientos que sufre le suponen, se concretan en nistagmo, que como explicó el perito en el acto del juicio consiste en temblor en el ojo al mirar a un punto fijo, y diplopía, es decir, visión doble, ambos en la visión lateral derecha.”

Continúa manifestando la Juzgadora que “El actor es conductor repartidor y conduce normalmente un camión, por lo cual y aun cuando el mismo haya renovado recientemente el permiso de conducir, y aun cuando sigue tratamiento en la actualidad con buena respuesta, hay que concluir por afirmar que las limitaciones que padece en la visión, aun cuando sea solo en la lateral derecha, le incapacitan para desempeñar las funciones propias de su trabajo habitual conforme a unas exigencias mínimas de continuidad, dedicación, y eficacia, además de dignidad y profesionalidad. Y ello porque la actividad de conducir, y más aún si se trata de un camión, puede convertirse en una actividad de riesgo, para sí mismo y para los demás, ante la posibilidad cierta de que el trabajador mientras realiza esta actividad pueda sufrir un temblor en el ojo o visión doble. La esclerosis que sufre es una enfermedad crónica, irreversible y de evolución degenerativa por lo que, contrariamente a lo que entiende el INSS estamos ante un padecimiento objetivo y definitivo, que previsiblemente evolucionará hacia una agravación, por lo que procede en este caso la estimación de la demanda.”

Sentencia incapacidad permanente por esclerosis y neuritis óptica

Sentencia incapacidad permanente por esclerosis y neuritis óptica. Conductor de camión.

Puesto que se trata de una sentencia incapacidad permanente total por esclerosis y neuritis óptica, reconoce el derecho a percibir el 55% de la base reguladora.

Si quiere conocer la sentencia íntegra, puede verla aquí:

Sentencia incapacidad permanente total por esclerosis y neuritis óptica

Si desea que nuestros abogados y peritos médicos revisen su expediente y le informen sobre la viabilidad del mismo de manera gratuita, puede enviar los últimos informes médicos a info@incapacidadtrabajo.es, o llamar al 915327518 / 619555357. Contacto.

Contacte con nosotros.

Contacte con nosotros.

IPA por distrofinopatía tipo Becker y Miopatía nemalínica

Incapacidad permanente absoluta por distrofinopatía tipo Becker y Miopatía nemalínica

El Juzgado de lo Social nº 11 de Madrid, ha reconocido al cliente representado por Diké Abogados, una incapacidad permanente absoluta para todo tipo de profesión, por padecer una distrofinopatía tipo Becker y Miopatía Nemalínica.

Considera el Juzgado que nuestro cliente está diagnosticado de dos enfermedades musculares hereditarias e irreversibles: Distrofinopatía tipo enfermedad de Becker y Miopatía congénita nemalínica.

La Distrofinopatía tipo enfermendad de Becker, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU, es un trastorno hereditario que consiste en una debilidad muscular de las piernas y de la pelvis que empeora lentamente.

Por su parte, la Miopatía congénita nemalínica, según la Federación Española de enfermedades Neuromusculares, se caracteriza por la aparición de una hipotonía generalizada y difusa con afectación de manos, pies, tronco y cara.

Según el Juzgado, “tales enfermedades se manifiestan en forma de debilidad muscular generalizada y cardiopatía dilatada leve, no tienen tratamiento y le producen dificultades progresivas en todas las tareas motoras.”

Distrofinopatía tipo Becker y Miopatía nemalínica

Distrofinopatía tipo Becker y Miopatía nemalínica

Las principales limitaciones que le afectan son las siguientes:

  • Imposibilidad para cargar pesos y para hacer esfuerzos.
  • Imposibilidad para permanecer en pie, deambular e incluso permanecer sentado durante una jornada laboral.
  • Imposibilidad de mantener posturas fijas con la columna cervical, lumbar, o ambas, de realizar giros o flexiones lumbares.
  • Tremenda dificultad para caminar a pesar de las ayudas externas (marcha inestable y dificultosa con caídas fáciles).
  • Ánimo deprimido y lábil que hace augurar un mal futuro y limita la capacidad de reacción ante un estímulo.
  • Imposibilidad para tareas manuales finas de cierto esfuerzo por afectación muscular generalizada de MMSS y MMII.
Por ejemplo, nuestro cliente sufre para tareas simples como puede ser abrir un tetrabrik o una lata de conserva.
Por todas estas razones, el Juzgado reconoce una incapacidad permanente absoluta para todo tipo de profesión, por padecer una distrofinopatía tipo Becker y Miopatía Nemalínica, con derecho a percibir una pensión en cuantía equivalente al 100% de su base reguladora.
Si usted quiere que nuestros peritos médicos y abogados le digan las posibilidades de obtener una incapacidad permanente, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es
Contacto

Contacto