Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor

Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor.

El Juzgado de lo Social número 3 de Madrid ha dictado sentencia que reconoce una incapacidad permanente total por artrosis a un pintor de la construcción.

El trabajador ha sido asistido por Diké Abogados.

Patologías que presenta.

Según mantiene la sentencia, se reconoce una incapacidad permanente total por artrosis a un pintor de la construcción, puesto que padece las siguientes patologías:

  • Artrosis erosiva de manos con principal afectación de mano dominante (derecha).
  • Cirugía del 4º dedo de la mano derecha.
  • Cirugía de muñeca derecha por rotura de fibrocartílago triangular.
  • Pinzamiento dorsal.
  • Síndrome de intestino irritable.

Limitaciones que presenta.

Debido a estas patologías, la sentencia reconoce una incapacidad permanente total por artrosis a un pintor de la construcción, puesto que presenta las siguientes limitaciones:

  • Imposibilidad para el manejo de ambas manos con rapidez, fuerza y destreza con una mayor afectación y práctica imposibilidad para efectuar ninguna actividad operativa, con su mano derecha.
  • Imposibilidad para la carga de pesos o para la realización de esfuerzos.
  • Imposibilidad para el mantenimiento de posturas fijas con ambas manos pulgares y muñecas.
  • Pérdida de la capacidad funcional en la visión del ojo izquierdo por su problema retiniano, (fotofobia cuando precisara trabajar en exteriores).
  • Pérdida de fuerza importante, (82%), en su miembro superior derecho, dominante.
  • Incontinencia fecal con numerosos episodios de diarrea y escapes.
 Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor

Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor

Funciones de su puesto de trabajo.

El trabajador está dado de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos como pintor de la construcción, realizando trabajos para compañías de seguros.

Entiende la sentencia que las labores profesionales de un pintor exigen, al menos, un mínimo de fuerza prensil para sujetar la brocha o pincel.

Dicha habilidad y fuerza no puede predicarse del trabajador al menos desde la infructuosa intervención quirúrgica de febrero de 2016 en la que se le implantó una “prótesis IFP modelo Tactys (Stryker)”.

Nuestro cliente tiene prohibida la realización de actividades de peso y esfuerzo, así como las de riesgo para sufrir traumatismo.

El hecho de que el trabajador sea autónomo, no significa que no realice las funciones de pintor, por lo que la sentencia no atiende la alegación del INSS en relación a que nuestro cliente pueda reconducir sus tareas profesionales evitando aquellas que están contraindicadas para sus limitaciones.

Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor

Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente total por artrosis a un pintor.

El Juzgado de lo Social número 3 de Madrid reconoce la incapacidad permanente al entender que “las demandadas parecen aferrarse a la condición de autónomo del actor para presumir que sus funciones no exigen habilidad manual o fuerza y, sobre esa base, entienden que el demandante no se encuentra incapacitado para su realización.

No obstante, lo que resultó acreditado, por notorio, es que las labores profesionales de un pintor exigen, al menos, un mínimo de fuerza prensil para sujetar la brocha o pincel.

[…] dicha habilidad y fuerza no puede predicarse del demandante al menos desde la infructuosa intervención quirúrgica de febrero de 2016 en la que se implantó al actor una “prótesis IFP modelo Tactys (Stryker)”, según el informe del Hospital Universitario Santa Cristina de 29/3/2016 en el que “se prohíbe la realización de actividades de peso y esfuerzo, así como las de riesgo para sufrir traumatismo”.

Desde un punto de vista físico, se consignaron tanto en los informes médicos de la Seguridad Social, como en los informes del EVI ciertos datos objetivos sobre los grados de fuerza o presión que puede realizar el actor con su mano rectora y en el Informe Pericial del Doctor Álvarez Díez, siendo absolutamente coincidentes en la falta de capacidad prensil con la mano dañada y el riesgo de rotura de la prótesis que le fue implantada.

[…] las dolencias físicas son difícilmente conciliables con cualquier trabajo bimanual íntegro o tareas manipulativas con mano derecha, de fuerza prensil o trabajos finos.

[…] Para la realización de las tareas habituales de la profesión del demandante, es esencial y primordial tener una mínima fuerza en ambas manos y cierta habilidad con ellas que permita el pintado de paredes, techos y demás elementos arquitectónicos; por supuesto sin olvidar el riesgo de nuevas lesiones que presenta el actor.

Es fácilmente imaginable que la no disponibilidad del uso pleno sino tan limitado de las manos no solo reduce la eficacia del resultado laboral sino que puede hacerlo en ocasiones peligroso y muy poco productivo. 

Esta realidad hace prácticamente imposible una prestación normalizada dentro de los parámetros de exigibilidad laboral ordinaria, y hace sin ninguna duda imposible que cualquier persona o entidad manifieste y conserve interés en contratar como pintor de construcción a una persona tan limitada físicamente para la habilidad o fuerza con la mano derecha, como la que presenta el actor de forma crónica.”

Descargar (PDF, 902KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 3 de Madrid concede una incapacidad permanente total por artrosis e intestino irritable a un pintor de la construcción, con derecho a percibir el 75% de la base reguladora.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Deje un comentario y le contestaremos en breve.