El TSJ Madrid confirma un 57 por ciento de discapacidad por escoliosis

¿Qué es la escoliosis?

Según la Asociación de Escoliosis de Castilla-León, ADECYL, “la Escoliosis es una deformidad tridimensional de la columna vertebral, de forma que existe un desplazamiento en el plano frontal, lateral y horizontal de la misma, acompañados de una rotación vertebral.”

Sentencia TSJ que confirma el reconocimiento de un 57 por ciento de discapacidad por escoliosis.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Social número 6 de Madrid, que reconoció un 57 por ciento de discapacidad por escoliosis.

Puede conocer la sentencia del Juzgado de lo Social número 6 de Madrid en el siguiente enlace:

Minusvalía del 57 por ciento por escoliosis

El cliente ha sido asistido en todo momento por Diké Abogados.

Contenido de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia.

La sentencia del Juzgado de lo Social mantiene que nuestra clienta presenta las una serie de patologías, reconociendo un grado de discapacidad para cada una de ellas, de la manera siguiente:

  •  ENFERMEDAD DEL SISTEMA OSTEOMUSCULAR POR ESCOLIOSIS: 25%
  •  HERNIA DISCAL L5-S1 OPERADA: 5%
  • HERNIAS DISCALES L4-L5 Y C5-C6: 4%
  • SÍNDROME DE CONDROPATÍA ROTULIANA Y GENU RECURVATUM: 15% de discapacidad de miembros inferiores (BILATERAL)
  • CONDROPATÍA ACETABULAR Y SD FRICCIÓN DE LA CINTILLA ILIOTIBIAL junto a LESIÓN DEL LABRUM CADERA DERECHA: 20% de discapacidad de miembro inferior.
  • DIARREA CRÓNICA CON ALTERACIÓN DE FLORA INTESTINAL: 4%

Teniendo en cuenta los Baremos y las tablas de valores combinados aprobados por el RD 1971/1999, de 23 de diciembre, el Grado de Discapacidad Global de nuestra clienta, la discapacidad ascendería al 46%, a lo que hay que añadir 11 puntos por factores sociales complementarios, lo que determina un grado de discapacidad del 57%.

Discapacidad por escoliosis

Discapacidad por escoliosis

La Comunidad de Madrid presentó recurso de suplicación contra la mencionada sentencia.

Por Diké Abogados se presentó, en nombre de su cliente, la oposición al recurso presentado, manteniendo la legalidad de la sentencia del Juzgado de lo Social.

Finalmente, el TSJ confirma el reconocimiento del 57 por ciento de discapacidad por escoliosis.

Motivos del recurso de suplicación.

Mantiene el letrado de la Comunidad de Madrid que “el perito es un auxiliar del ejercicio de la función jurisdiccional cuyo criterio no se puede imponer a quien asume la tarea jurisdiccional decisoria.”

Por tanto, entiende que se ha impuesto indebidamente las opiniones del perito.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia.

Entiende el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que la sentencia está correctamente fundamentada, y que no se puede aplicar el criterio alegado por el Letrado de la Comunidad de Madrid.

Mantiene que es evidente que el Juzgado de lo Social número 6 de Madrid se ha decantado por la prueba pericial porque le ha parecido la más convincente.

Continúa la sentencia diciendo que “Hay que tener en cuenta que la Comunidad de Madrid no alega que la valoración de las lesiones haya sido errónea conforme a la normativa por la que se regula la minusvalía.”

Descargar (PDF, 58KB)

Conclusión.

Por todo ello, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestima el recurso de suplicación interpuesto por la CONSEJERÍA DE POLÍTICAS SOCIALES Y FAMILIA contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 6 de Madrid, de fecha, en virtud de demanda formulada por nuestra representada, en reclamación de DISCAPACIDAD.

En consecuencia, confirma la sentencia de instancia que reconoce un 57 por ciento de discapacidad por escoliosis y otras patologías.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacte con nosotros

Contacte con nosotros

Comentarios.

¿Quiere hacer algún comentario a esta entrada?, puede hacerlo pulsando sobre el icono que consta en la parte de arriba de esta entrada.

Si te resulta interesante, compártelo.

Gran invalidez por coroideremia

Gran invalidez por coroideremia.

El Juzgado de lo Social número 2 de Valladolid ha reconocido una gran invalidez por coroideremia al cliente de Diké Abogados, que trabajaba como director de agencia en la ONCE.

Según la Asociación de Afectados por la coroideremia, “los síntomas de la coroideremia son similares a los de una retinosis pigmentaria con la que se confunde en varios diagnósticos.

Los afectados van adquiriendo pigmentación en la retina porque la coroides ha comenzado a degenerar y ya no le aporta suficiente alimento. De esta manera  comienza la reducción del campo de visión.

La visión periférica se reduce tan léntamente que no se da cuenta de su defecto hasta que la enfermedad está muy avanzada y la reducción de campo es muy severa.”

Patologías que presenta:

Las patologías principales que presenta son las siguientes:

  • Coroideremia.
  • Trastorno ansioso depresivo reactivo.

Limitaciones funcionales:

  • Pérdida progresiva de agudeza y campo visual.
  • Agudeza visual en Ojo Derecho: percepción de luz,
  • Agudeza visual en Ojo Izquierdo: 0,5, y campo visual con resto visual macular inferior.
  • Síndrome ansioso depresivo reactivo a la progresiva pérdida de visión.
Sentencia coroideremia

Sentencia coroideremia

Grado de discapacidad reconocido.

Nuestro cliente tiene reconocida una discapacidad, por pérdida de agudeza visual binocular grave, de carácter definitivo, en un porcentaje del 76%.

Reconocimiento judicial de la gran invalidez por Coroideremia.

La sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Valladolid, que reconoce una gran invalidez por coroideremia, mantiene que “la afección visual que afecta al actor puede equiparse a la ceguera, pues la agudeza visual en el OD es nula, y aunque en el ojo izquierdo asciende a 0,5, no puede obviarse el escaso campo visual”

Como bien explicó nuestro perito en el acto del Juicio”solamente es capaz de ver a través del ojo izquierdo en la zona más cercana a la nariz, sin abarcar a ninguna otra parte del campo visual, por lo que la agudeza visual del 0,5 resultaría prácticamente inservible.”

“resulta incuestionable que el actor precisa la ayuda de tercera persona para la realización de actividades cotidianas, tales como desplazarse, situación de dependencia que, además, resulta agudizada por el trastorno psíquico asociado a la pérdida de visión experimentada.”

Enfermedad de coroideremia anterior al desempeño del puesto de trabajo.

Alega el Instituto Nacional de la Seguridad Social que nuestro cliente ya padecía la enfermedad con anterioridad a la realización del trabajo, alegando la sentencia del Tribunal Supremo de 19 de julio de 2016 que dice en esencia que aquellas lesiones o enfermedades que se padecieran con anterioridad al alta en la Seguridad Social no han de tener incidencia en la valoración de una invalidez permanente.

Entiende el Juzgado que, a pesar de estar afectado por una grave pérdida de visión, “se desconoce la concreta situación clínica que el actor presentaba al tiempo de iniciar la prestación de servicios para la ONCE, si bien, informes posteriores revelan que se ha ido produciendo una progresiva pérdida de visión, más acusada en el ojo derecho, por el que actualmente únicamente percibe luz, en tanto que en el OI ha pasado de 0,6 en 2014 a 0,5 en 2015”

Por tanto, concluye que “la patología visual habría experimentado un empeoramiento progresivo con posterioridad al inicio de la actividad laboral, llegando actualmente a una situación asimilada a la ceguera, con la consiguiente imposibilidad de realizar, sin ayuda de tercera persona, algunos de los más elementales actos de la vida cotidiana, de hecho, el actor se desplaza con la ayuda de un perro guía.”

Descargar (PDF, 95KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 2 de Valladolid concede una gran invalidez por coroideremia a nuestra cliente, con derecho a percibir el 100% de la base reguladora, más un complemento derivada de la gran invalidez por ayuda de tercera persona.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacte con nosotros

Contacte con nosotros

Otros reconocimientos de incapacidad por ceguera.

Desde Diké Abogados hemos conseguido el reconocimiento de una incapacidad permanente de pacientes con ceguera en otros casos que puede consultar en este enlace. 

Comentarios.

¿Quiere hacer algún comentario a esta entrada?, puede hacerlo pulsando sobre el icono que consta en la parte de arriba de esta entrada.

Si te resulta interesante, compártelo.

Gran invalidez por ceguera.

Gran invalidez por ceguera.

Muchos de nuestros clientes preguntan si pueden obtener el reconocimiento de una prestación de gran invalidez por ceguera.

Nuestra respuesta en estos casos suele ser positiva, amparándonos en la sentencia del Tribunal Supremo de 3 de marzo de 2014.

Esta sentencia mantiene que una persona que pueda ser considerada ciega, por estar indiscutidamente dentro de las categorías de alteración visual que dan lugar a la calificación de ceguera, bien por padecer ceguera total o bien por sufrir pérdida de la visión a ella equiparable, reúne objetivamente las condiciones para calificarla en situación de gran invalidez.

Es claro que el invidente en tales condiciones requiere naturalmente la colaboración de una tercera persona para la realización de determinadas actividades esenciales en la vida.

Gran invalidez por ceguera

Gran invalidez por ceguera

El INSS reconoce una gran invalidez por ceguera.

En el caso que vamos a analizar, el INSS reconoce una gran invalidez a nuestro cliente que presenta una ceguera bilateral, que es portador de prótesis en ojo izquierdo y amaurosis en ojo derecho.

Efectos del reconocimiento de una gran invalidez.

El reconocimiento de una gran invalidez por ceguera supone el abono por parte de las entidades gestoras de una cuantía que se corresponde con el reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta, más un complemento destinado a abonar los gastos derivados de la necesidad de contar con una persona que le ayude en los actos más esenciales de la vida.

Descargar (PDF, 835KB)

¿Es compatible la gran invalidez con el trabajo?

Entendemos que es compatible el reconocimiento de una gran invalidez con el trabajo a jornada completa.

Así lo ha entendido el Tribunal Supremo, Sala Cuarta, de lo Social, en su Sentencia de 30 Ene. 2008, Rec. 480/2007 al mantener que:

“La literalidad del precepto -art. 141.2 LGSS/94- apunta a la plena compatibilidad trabajo/pensión [«la pensiones … no impedirán … aquellas actividades… compatibles»], al no establecer límite alguno a la simultaneidad referida, que resulta exigible ex art. 35 ET,  siendo de destacar que la remisión que al Reglamento se hace exclusivamente en el apartado primero del precepto, para la IPT.

La opción interpretativa contraria llevaría a hacer de mejor condición al trabajador declarado en IPT [legalmente apto para cualquier actividad que no sea la profesión u oficio para la que haya sido declarado inválido] que al incapaz declarado en IPA [al que se le negaría toda actividad -e ingresos- extramuros de la marginalidad].

Gran invalidez por ceguera

Gran invalidez por ceguera

Efecto desmotivador en la reinserción social y laboral.

La incompatibilidad de que tratamos tendría un cierto efecto desmotivador sobre la reinserción social y laboral de quien se halla en IPA o GI, pues aunque las cotizaciones satisfechas por el nuevo trabajo habrían de tener eficacia respecto de prestaciones futuras, lo cierto es que la suspensión de la pensión por la percepción de ingresos debidos al trabajo ordinario [consecuencia impuesta -se dice- por la lógica del Sistema] privaría prácticamente de estímulo económico a una actividad que con todo seguridad ha de realizarse con considerable esfuerzo -psicofísico- por parte del inválido; y

Este planteamiento cobra pleno vigor si se atiende a las nuevas tecnologías [particularmente informáticas y de teletrabajo], que consienten pluralidad de actividades laborales -a jornada completa- a quienes se encuentran en situaciones de IPA o GI, de manera que la compatibilidad ahora defendida representa -en el indicado marco de actividades sedentarias- un considerable acicate para la deseable reinserción social de los trabajadores con capacidad disminuida.”

¿Se puede conseguir una gran invalidez por ceguera trabajando en la ONCE?

Para solicitar una gran invalidez no es requisito necesario estar en situación de incapacidad temporal, por lo que se puede solicitar el reconocimiento de la gran invalidez por ceguera aún en el caso de ser vendedor del cupón de la ONCE.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto con nosotros.

YOUR TEXT OR IMG HERE

El TSJ confirma la incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética

El TSJ confirma la incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León, con sede en Valladolid, confirma la sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de Valladolid, que reconoció una incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética a un peón de mantenimiento de edificios.

El cliente ha sido representado por Diké Abogados.

En el siguiente enlace puede conocer las razones por la que se reconoció la incapacidad permanente total

Incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética a peón de mantenimiento de edificios.

Sentencia del TSJ de Castilla-León que confirma la incapacidad por espondilitis.

El INSS y la Tesorería General de la Seguridad Social presentaron recurso de suplicación contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de Valladolid que reconoció la incapacidad permanente.

El TSJ confirma la incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética.

Diké Abogados, en nombre de su cliente, se opuso al recurso presentado de contrario.

Entiende el TSJ Castilla-León que la profesión de peón de mantenimiento y cuidado de edificios y jardines, es una profesión de esfuerzo físico, en la que la base del trabajo es el propio aporte físico.

El TSJ confirma la incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética

El TSJ confirma la incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética

Patologías que presenta.

Tal y como quedó fijado en el Juzgado de lo Social número 4 de Valladolid, nuestro cliente padece:

“Espondilitis anquilosante HLA B27 positivo, con afectación axial y periférica, con aumento de actividad en los últimos meses y con una asimetría pelviana ya conocida, pauta, evitar malas posturas y sobrecargas, así como usar el alza recomendada y tratamiento con Moeotrexato vía parental, urbasón vía oral a dosis bajas y supositorio de indometacina”

Dolencias del trabajador.

La dolencia básica se encuentra en fase activa en todo momento no habiendo tenido fases no activas, siendo la dolencia crónica y no a brotes, estando muy limitado para actividades de moderada exigencia sobre todo en fase activa, siendo esta la situación del trabajador de manera permanente.

Conclusión.

Debido a las patologías y dolencias que presenta el trabajador, puestas en relación con la exigencia de trabajo físico en su actividad de peón de mantenimiento de edificios, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León con sede en Valladolid, concluye que:

la dolencia está activa en todo momento y es incompatible con trabajos de esfuerzo por lo que la sentencia debe confirmarse.”

Desestima el recurso de suplicación y confirma que el peón de mantenimiento de edificios que padece espondilitis anquilopoyética, está incapacitado para el ejercicio de su profesión.

Por lo tanto, mantiene el reconocimiento de la incapacidad permanente total y el abono del 55% de la base reguladora.

Descargar (PDF, 180KB)

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es.

Incapacidad permanente absoluta por asma grave

Incapacidad permanente absoluta por asma grave.

El Juzgado de lo Social número 36 de Madrid concede una incapacidad permanente absoluta por asma grave. La trabajadora ha sido asistida por Diké Abogados.

Según Fenaer, el asma es una enfermedad crónica que afecta al aparato respiratorio.

En ella se produce una inflamación de los conductos que llevan el aire a los pulmones debido a la irritación que producen ciertos estímulos como el polen, la contaminación, el humo, las emociones, la risa, el ejercicio, algunas medicinas, etc…

Patologías que presenta.

Según mantiene la sentencia, se reconoce una incapacidad permanente absoluta por asma grave, puesto que padece las siguientes patologías:

  • Asma grave persistente.
  • Infección retroviral.
  • Catarata.
  • Transtorno distímico.

Limitaciones que presenta.

Debido a estas patologías, la sentencia reconoce una incapacidad permanente absoluta por asma grave, puesto que presenta las siguientes limitaciones:

  • Disnea al mínimo esfuerzo.
  • Crisis ante múltiples desencadenantes.

La trabajadora mantiene una disnea a mínimos esfuerzos.

Sobre esta patología de base que ya limita de forma intensa su capacidad para realizar incluso las mínimas tareas o actividades básicas de la vida diaria, que desencadenan nuevas crisis, más graves todavía con ingreso hospitalario preciso, con cualquier irritante, olor (incluso los de los perfumes), productos de limpieza, insecticidas, mínimos esfuerzos físicos, caminar algo más rápido de lo normal, situaciones de estrés, situaciones de ansiedad, tabaco en el ambiente o los cambios de temperatura.

Incapacidad permanente absoluta por asma grave

Incapacidad permanente absoluta por asma grave

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente absoluta por asma grave.

El Juzgado de lo Social número 36 de Madrid reconoce una incapacidad permanente absoulta al enteder que “Del informe médico de síntesis, realizado de forma objetiva por el médico evaluador en función de su experiencia en el examen de múltiples patologías de semejante etiología, se desprende que las lesiones de la actora le impiden la realización de la totalidad de actividades laborales existentes en el amplio abanico laboral.”

“La actora tiene un mal control del asma grave que parece que le ocasiona disnea al mínimo esfuerzo y crisis ante múltiples desencadenantes, concluyendo que está limitada para la realización de actividades laborales.”

Descargar (PDF, 33KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 36 de Madrid concede una incapacidad permanente absoluta por asma grave, con derecho a percibir el 100% de la base reguladora con efectos desde la fecha de cese en el trabajo desempeñado.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

 

Compatibilidad de la incapacidad permanente

Compatibilidad de la incapacidad permanente.

En este post vamos a analizar la compatibilidad de la incapacidad permanente con otras situaciones.

¿Es compatible el percibo de la pensión de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez con el trabajo?

La compatibilidad de la incapacidad permanente absoluta y la gran invalidez con el ejercicio de actividades, sean o no lucrativas, es posible dependiendo del estado del inválido, siempre que no representen un cambio en la capacidad de trabajo del pensionista  que pueda dar lugar a revisión por parte del INSS.

Si se realizan trabajos suceptibles de inclusión en algún Régimen de la Seguridad Social, existe obligación de alta y cotización, debiendo comunicar al INSS el inicio de cualquier trabajo por cuenta ajena o propia, salvo en el caso que derive de enfermedad profesional, en que será necesaria la autorización previa.


¿Es compatible el percibo de la pensión de incapacidad permanente total con el trabajo?

La percepción de una pensión de incapacidad permanente total es incompatible con el desempeño de un puesto de la misma categoría o grupo profesional, siendo compatible con otro tipo de actividad laboral en la misma empresa o en otra distinta.

Compatibilidad de la incapacidad permanente

Compatibilidad de la incapacidad permanente

El percibo del incremento del 20% de la base reguladora de la incapacidad permanente total es incompatible con la realización de trabajos por cuenta ajena o propia.

Este incremento también es incompatible con las prestaciones de Seguridad Social que puedan derivarse de dichos trabajos, como son el subsidio de incapacidad temporal o de maternidad que persiste más allá de la relación laboral o la actividad profesional, o las prestaciones de desempleo que pudieran corresponder por los mismos.

La realización de cualquier trabajo por el pensionista debe ser comunicada al Instituto Nacional de la Seguridad Social, salvo en el caso que derive de enfermedad profesional, en que será necesaria la autorización previa.


¿Es compatible el percibo de la prestación por desempleo y la incapacidad permanente?

En los supuestos en que estando incapacitado, el perceptor de una incapacidad permanente total pierda o se le suspenda un trabajo compatible con su situación de pensionista, tendrá derecho a percibir la prestación o subsidio por desempleo que le corresponda, además de la pensión.


¿Es compatible la pensión de incapacidad permanente con la jubilación?

La incapacidad permanente es incompatible con la pensión de jubilación del mismo régimen, debiéndose optar por una de ellas.

La pensión de incapacidad permanente puede ser compatible con una pensión de jubilación de otro régimen distinto, excepto que para acreditar el derecho, o para el perfeccionamiento del mismo se tenga que acudir al régimen que reconozca la jubilación (situación de alta o asimilada, acreditación de la carencia, importe de la base reguladora), en cuyo caso, hay  que optar por una de ellas.

Si las cotizaciones del régimen por el que se reconoce la jubilación sirvieron únicamente para cuantificar el importe de la incapacidad permanente, pudiendo prescindirse de ellas para generar el derecho, es posible el reconocimiento de dos pensiones compatibles entre sí, calculando cada una de ellas con las cotizaciones de cada uno de los regímenes.

Para ello, sería necesario recalcular la pensión de incapacidad, sin tener en cuenta las cotizaciones del régimen que reconoce la jubilación.

Hay que tener en cuenta que si se tratara de una pensión de incapacidad derivada de Accidente de Trabajo concedida al amparo del Reglamento de Accidentes de Trabajo de 22-06-1956, sería compatible con cualquier otra pensión.


¿Se puede compatibilizar el percibo de una indemnización por lesiones permanentes no invalidantes con la pensión de incapacidad permanente, en cualquiera de sus grados?

Esta indemnización es incompatible con las prestaciones económicas establecidas para la incapacidad permanente, salvo que las lesiones, mutilaciones o deformidades sean totalmente independientes de las tomadas en consideración para declarar la incapacidad permanente y su grado.

Es compatible con el trabajo en la misma empresa.


¿Es necesaria la autorización expresa por parte del INSS para compatibilizar el percibo de la pensión de incapacidad permanente con el ejercicio de una actividad laboral?

Con independencia de la compatibilidad o incompatibilidad que, en su caso, pueda producir el ejercicio de una actividad, sólo se requiere la comunicación de la actividad laboral al INSS.

Comunicación incapacidad

Comunicación incapacidad

Sin embargo, los pensionistas de incapacidad permanente derivada de enfermedad profesional, sólo podrán realizar trabajos por cuenta ajena si han obtenido, previamente, la autorización del INSS.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacto.

Contacto.

E

Incapacidad permanente total por espondilitis a un cartero con moto.

Incapacidad permanente por espondilitis a cartero con moto.

El Juzgado de lo Social nº 3 de Madrid ha reconocido una incapacidad permanente por espondilitis a cartero con moto, en grado total para su profesión habitual, puesto  que padece, entre otras patologías, una espondilitis anquilopoyética. El trabajador ha estado asesorado desde el primer momento por Diké Abogados.

Patologías que presenta:

De los hechos probados de la sentencia, se acredita que nuestro cliente padece las siguientes dolencias y enfermedades:

  • Espondilitis anquilopoyética (HLA B27+).
  • Tendinosis severa del supraespinoso.
  • Artrosis acromioclavicular.
  • Síndrome subacromial coadyuvante.
  • Protusiones discales múltiples desde la vértebra L4 hasta la S1.
  • Condropatía rotuliana bilateral grado 1.

Limitaciones que presenta:

Derivado de las patologías anteriores, nuestro cliente presenta una serie de limitaciones en su actividad laboral diaria de cartero repartidor con moto:

  • Incapacidad para permanecer en sedestación continuada y prolongada.
  • Imposibilidad para manipular pesos con ambos miembros superiores (incluidos los livianos).
  • Imposibilidad para llevar a cabo tareas que provoque una sobrecarga cervical y del tronco.
  • Limitación para caminar durante un largo periodo de tiempo, para permanecer en pie o efectuar esfuerzos y posturas forzadas.
  • Imposibilidad para realizar movimientos de antepulsión, abducción, repetición, flexión-rotación y abducción-rotación con su hombro derecho.
  • Sufrimiento y penosidad para llevar a cabo cualquier trabajo reglado.
  • Imposibilidad para el uso de su vehículo propio (sobre todo la motocicleta).
  • Falta de objetivos y de motivación laboral.

Funciones de su puesto de trabajo.

Su puesto de trabajo habitual es el de repartidor de correos en moto. Derivado de estas patologías, el servicio de prevención de riesgos laborales de la empresa, le consideró NO APTO para el servicio, reasignándole un puesto de agente clasificador de manera temporal.

Incapacidad permanente total por espondilitis a un cartero con moto.

Incapacidad permanente total por espondilitis a un cartero con moto.

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente por espondilitis.

Mantiene el Juzgado de lo Social número 3 de Madrid que “las dolencias que presenta la parte actora, (relatados arriba) […] le impiden realizar las actividades fundamentales de su profesión habitual, pues se ha acreditado una patología suficiente al efecto, ya que tanto los informes obrantes en autos, como del informe emitido por el perito médico que depuso, se constata la presencia de sintomatología dolorosa en múltiples regiones anatómicas.”

Incapacidad permanente por espondilitis a cartero con moto.

Incapacidad permanente por espondilitis a cartero con moto.

Conclusión.

Derivado de los padecimientos que padece nuestro cliente, puestos en relación con su puesto de trabajo de repartidor de correos en moto, el Juzgado concluye que “el demandante se encuentra incapacitado para el ejercicio de su profesión habitual, por lo que procede estimar la demanda, declarar al demandante en situación de incapacidad permanente total derivada de enfermedad común, para su profesión habitual de “reparto 1″ cartero con moto, y el derecho a percibir una pensión mensual equivalente al 55% de la base reguladora […] sin perjuicio de las regularizaciones legales que procedan y condenar a los Organismos demandados a estar y pasar por esta declaración”.

Descargar (PDF, 1.78MB)

Otros casos de reconocimiento de una incapacidad por espodilitis.

Nuestro despacho ha llevado otros casos en los que se ha reconocido una incapacidad permanente por espondilitis anquilopoyética:

  • Incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética a peón de mantenimiento de edificios. Enlace.
  • Incapacidad permanente absoluta a administrativa autónoma. Enlace.
  • Estudio sobre cómo conseguir una incapacidad por espondilitis. Enlace.

Contacto:

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética a peón de mantenimiento de edificios.

Incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética a peón.

El Juzgado de lo Social número 4 de Valladolid ha reconocido una incapacidad permanente total para la profesión de peón de mantenimiento de edificaciones y jardines, a un trabajador asesorado por Diké abogados, que padece, entre otras patologías, una espondilitis anquilopoyética.

En nuestro despacho hemos realizado un estudio sobre como conseguir una incapacidad permanente por espondilitis, que puede consultar pulsando sobre “enlace”.

Patologías que presenta.

El paciente, tal y como reconoce la sentencia, presenta las siguientes patologías:

  • Espondilitis anquilopoyética.
  • Nefrectomizado izquierdo.
  • Trastorno emocional efectivo.

Limitaciones orgánicas y funcionales que presenta:

Derivado de las patologías mencionadas, nuestro cliente presenta las siguientes limitaciones orgánicas y funcionales:

  • Patología crónica articular con mala evolución hasta la fecha.
  • Tratamiento con secundarismos (corticoides e inmusupresores).
  • Muy limitado para  actividades de moderada exigencia, especialmente las fases activas de la enfermedad.

Funciones del puesto de trabajo:

Debido a que se ha solicitado judicialmente una incapacidad permanente total para su puesto de trabajo, hay que poner en relación su patología de espondilitis con su puesto de trabajo de peón de mantenimiento de edificios y jardines. En este caso, nuestro cliente realiza las siguientes actividades laborales:

  • Limpieza de piscina y parking.
  • Cortar leña.
  • Mantenimiento del jardín (poda, plantación).
  • Alimentación y limpieza de los animales.
  • Limpieza y organización de comedores de la posada etc.
Incapacidad permanente total a peón por espondilitis anquilopoyética.

Incapacidad permanente total a peón por espondilitis anquilopoyética.

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente total por espondilitis.

La sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de Valladolid, considera que el paciente está incapacitado para su profesión habitual. Para llegar a esta conclusión, pone en relación las enfermedades que padece (espondilitis anquilopoyética, Nefrectomizado izquierdo, y Trastorno emocional efectivo), con su puesto de trabajo habitual de peón de mantenimiento de edificios y jardines.

Sentencia incapacidad permanente por espondilitis.

Sentencia incapacidad permanente por espondilitis.

Fundamenta el Juzgado su decisión argumentado:

“Constando probado además, a través de los estudios analíticos que se le han practicado desde septiembre de 2014, hasta la fecha, numerosos parámetros de actividad inflamatoria, elevadísimos ( proteína c reactiva de 97mg por litro cuando el máximo normal es de 5 o velocidad de sedimentación en la primera hora de 63mm cuando el máximo es de 20, tal y como se recoge en el informe pericial de parte, el cual ha sido ratificado por su autor el doctor, José Antonio Álvarez Diez, que ha explicado que el actor, se encuentra en fase activa de su proceso, y que el mismo no ha tenido fases no activas, ya que en su caso es crónica y no tiene brotes, sino que es evolutiva y cada vez va a peor, a lo que se suma su trastorno adaptativo de ansiedad y depresión porque ve que su situación va empeorando y que por lo tanto y tal y como hace constar el médico inspector, está muy limitado para actividades de moderada exigencia, especialmente en las fases activas, que es la que presenta en actor de manera permanente.”

Conclusión:

Por lo que debemos concluir que en contra de lo recogido en el informe de EVI,  que el actor debido a dicha patología esta muy limitado para actividades de moderada exigencia, y su trabajo ha de considerarse que dadas las labores que el mismo desempeña, que  suponen dicha moderada exigencia, y que dicha limitación es especialmente relevante en la fase activa de su enfermedad,  en la que se encuentra desde el 2014, tal y como acreditan los estudios analíticos que se le han practicado, no presentando brotes, al ser crónica y evolutiva. Y por lo tanto está  incapacitado para el desarrollo de las fundamentales tareas de su profesión de peón de mantenimiento, y es acreedor de la incapacidad permanente total que solicita.”

Descargar (PDF, 1.36MB)

Otros casos de espondilitis ganados por Diké Abogados:

Nuestro despacho ha llevado otros casos relacionados con la espondilitis anquilosante. Puede consultar un caso de incapacidad permanente absoluta de un cliente de Diké Abogados pulsando en el “enlace”. 

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es.

Contacte con nosotros.

Contacte con nosotros.

Sentencia incapacidad permanente absoluta por depresión

Sentencia incapacidad permanente absoluta por depresión.

El Juzgado de lo Social nº 1 de Valladolid ha reconocido una incapacidad permanente absoluta al cliente asesorado por Diké Abogados, que padece, entre otras patologías, una depresión.

Nuestro cliente padece las siguientes lesiones:

  • Poliartralgias crónicas.
  • Meniscopatía bilateral.
  • Tendinosis del supraespinoso izquierdo.
  • Retrolistesis C4-C5 grado I.
  • Hiperucimia.
  • Dislipemia.
  • Incontinencia urinaria de esfuerzo.
  • Síndrome de apnea hipopnea del sueño.
  • Depresión crónica.
Depresión

Depresión

El debate jurídico del pleito se centra en dos puntos fundamentales:
– Si nuestro cliente se encontraba en situación asimilada al alta en el momento de la solicitud.
– Y si las lesiones que presenta le incapacitan para la realización de todo tipo de profesión u oficio.
La primera cuestión es esencial, puesto que en el supuesto de no poder demostrar que el paciente se encuentra en situación de alta o asimilada al alta, tiene que acreditar un periodo de cotización mínima de 15 años, y en este caso, no ha cotizado ese periodo.
Es cierto que el solicitante, en situación de desempleo, no estuvo inscrito como demandante de empleo durante varios periodos de tiempo, aunque en el momento de la resolución sí se encontraba inscrito en la oficina correspondiente.
El Juzgado, previa solicitud de nuestros abogados, aplica la interpretación humanizadora, flexible e individualizada del Tribunal Supremo, Sala 4ª. Entiende que, a pesar de que existen rupturas temporales de la inscripción como demandante de empleo, existe un “animus laborandi”.  Es decir, la intención del solicitante siempre ha sido la de prestar servicios remunerados.
Tribunal Supremo

Tribunal Supremo

El Juez toma en consideración que nuestro cliente presenta una patología psíquica desde hace más de 6 años, lo que le ha llevado a “descuidar sus renovaciones como demandante de empleo… sobre todo en los periodos en los que se observa una agravación y mala evolución con escasa respuesta a los tratamientos recibidos.”
Por todo ello, determina que “en el momento de la solicitud se encontraba en situación de asimilada al alta al estar inscrito como demandante de empleo.”
En relación a la segunda cuestión, referente si las patologías que padece son suficientes para el reconocimiento de una incapacidad permanente, entiende que “no pude realizar ningún tipo de actividad con la continuidad, dedicación, eficacia y profesionalidad que exige el mercado laboral”
De este modo, la pluripatología psíquica y física que relatamos anteriormente, le impide realizar cualquier tipo de trabajo, al tener incluso dificultades para realizar una vida adaptada.
La enfermedad que presenta es crónica, irreversible e incapacitante, con muchas descompensaciones, la mayoría depresivas, y que incluso en los momentos más graves presenta ideación de muerte con riesgo grave de suicidio.
Puede conocer el contenido de la sentencia pinchando Sentencia IPA depresión
Si desea que nuestros peritos médicos y abogados valoren sus informes médicos de manera gratuita, para poder determinar si puede obtener el reconocimiento de una incapacidad permanente o un grado de minusvalía, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el mail info@incapacidadtrabajo.es
Contacto

Contacto

 

Incapacidad permanente por depresión

¿Se puede obtener el reconocimiento de una incapacidad permanente por depresión?

En esta entrada vamos a analizar si es posible conseguir el reconocimiento de una incapacidad permanente por depresión, ya sea incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, por parte de pacientes que tienen diagnosticada una depresión mayor.

En primer lugar vamos a definir qué se entiende por depresión.

Incapacodad permanente por depresión

Incapacidad permanente por depresión

¿Qué es la depresión?

Según la Organización Mundial de la Salud, la depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional.

http://www.who.int/topics/depression/es/

¿Cuándo entiende la jurisprudencia que debe reconocerse una incapacidad permanente por depresión?

Existe mucha casuística para la obtención de una incapacidad permanente, por lo que habrá que examinar caso por caso las posibilidades de obtener una incapacidad permanente por depresión.

En esta entrada vamos a realizar un estudio de varias sentencias que reconocen una incapacidad permanente por depresión, relacionando las patologías sufridas con las posibilidades de realizar un trabajo.

En este sentido, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Sala de lo Social, en la Sentencia 1467/2014 de 25 Feb. 2014, Rec. 5246/2013 analiza si se puede obtener una incapacidad permanente por depresión. Mantiene el Tribunal que “en relación a los supuestos de depresión que esta Sala entiende tributarios de una Incapacidad permanente absoluta son aquellos cuadros crónicos, persistentes, y graves o severos”.

A continuación recoge varios supuestos en los que se reconoce la depresión como incapacitante y tributario de una incapacidad permanente absoluta los siguientes casos: “depresión mayor severa, Sentencia 14 abril 2004 , AS 2004\1881; depresión mayor recidivante grave sin síntomas psicóticos, evolución tórpida, Sentencia 22 diciembre 1998, nº9586/1998 , AS 1998\7658; Trastorno Depresivo Mayor Cronificado, de más de tres años de Evolución, Sentencia núm. 2543/2006 de 23 marzo JUR 2006 \241267; Trastorno depresivo mayor grave, Sentencia núm. 6627/2004 de 1 octubre JUR 2004\314518 ; trastorno Depresivo Mayor Cronificado, de más de tres años de evolución concurrente con Fibromialgia con afectación a toda la musculatura, Sentencia núm. 2543/2006 de 23 marzo JUR 2006\241267 ; proceso de deterioro cognitivo y trastorno depresivo – ansioso por estrés post- traumático Sentencia núm. 7565/2001 de 5 octubre JUR 2002\5603.”

Por el contrario, entiende que la depresión no es incapacitante en los siguientes casos: “depresión mayor recurrente dentro de una distimia, trastorno histriónico y pasivo-depresivo de la personalidad, trastorno disociativo-agorafobia con tratamiento neuropsiquiátrico con mal pronóstico (vid Sentencia núm. 2004/2003 de 25 marzo JUR 2003\130424) ; trastorno depresivo moderado con somatizaciones; Sentencia núm. 8846/2004 de 10 diciembre JUR 2005\34637 ;Distimia en grado moderado de tres años de evolución con sintomatología de mediana intensidad. Sentencia núm. 3836/1998 de 30 junio AS 1998\3173 síndrome depresivo ansioso, depresión mayor recurrente , episodios de ansiedad, ambas de carácter moderado, en tratamiento Sentencia núm. 5311/2008 de 26 junio  JUR 2008\316579 ; Trastorno depresivo mayor y trastorno de la personalidad en tratamiento. Sentencia núm. 6087/2001 de 12 julio JUR 2001\274806 (se considera en IPT por otras dolencias descartando la IP absoluta por la patología psiquiátrica).”

El Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias, Sala de lo Social, Sentencia 2444/2007 de 1 Jun. 2007, Rec. 2802/2006, reconoce una incapacidad permanente en base al “cuadro patológico descrito en ésta es revelador de la existencia de una depresión intensa y persistente a pesar de los tratamientos pautados -“fuerte medicación psicotrópica”-, cuyas posibilidades de remisión son muy inciertas, que por su naturaleza y por los efectos de la pauta terapéutica establecida produce importantes repercusiones funcionales. El estado psíquico que se pone de manifiesto revela la existencia de un importante deterioro en la capacidad laboral y resulta ya incompatible con el desempeño regular, eficaz y con rendimiento de cualquier actividad productiva a la que pudiera tener acceso en el mercado de trabajo, cuyo ejercicio exige de unas aptitudes de las que la trabajadora carece por razón de sus dolencias.”

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, Sala de lo Social, Sentencia 283/2015 de 13 Abr. 2015, Rec. 17/2015 reconoce una incapacidad permanente por depresión “Dado que el estado del enfermo, el mismo informe médico de síntesis, lo califica de crónico y grave. Aun no siendo relevante el osteoarticular, a tal fin, que sin duda le sigue incapacitando para tareas de esfuerzo o deambulación prolongada, no presente en todos los empleos retribuidos.

Pero, respecto de los sencillos o livianos, igualmente, considera la sala que su actual estado, en que la memoria e inteligencia no están severamente afectados (se declara que las FIS, están conservadas), y el enfermo se presenta como orientado y colaborador a la entrevista. El grave decaimiento o afectante a su concentración y voluntad, sí aparecen mermada en grado siguiente para tal reconocimiento, pues no es trata de un mero estado de ánimo bajo, sino que la depresión que viene arrastrando durante años, los tratamientos instaurados y que continúan, no han conseguido evitar su evolución hasta el actual estado grave, que incluso le retrae cualquier contacto social, mínimo, presente en cualquier empleo retribuido, por liviano o sencillo que sea. Con dificultades que el mismo informe de síntesis (y no mera trascripción de otros, que no obstante, fundan el oficial en que se funda la recurrida y que no cabe cercenar en parte alguna del mismo), constata tal dificultad, incluso para actos de la vida diaria, de menor exigencia de atención o cuidado que los trabajos productivos y rentables. Con dificultad, acreditada objetivamente y crónica, para concentrarse mínimamente en su atención, al asociarse la depresión, el estado de angustia y ansiedad igualmente intensos.” […]

la grave depresión, según su sintomatología que, ya, afecta a la concentración, relaciones sociales (tendencial al aislamiento) y capacidad de atención y dedicación del trabajador, concretas circunstancias aquí analizadas, se concluye que incapacidad de forma absoluta para todo trabajo. Pues, el enfermo no presenta la capacidad laboral mínima de cualquier empleo retribuido que precisa una dedicación, eficacia y rentabilidad, por sencillo y liviano que sea ( SS TSJ de Cantabria, Sala Social, de fecha 23-5-2012, rec. 281/2012 ; y, 28-1-2004, rec. 1000/2003 ; STS, Sala de lo Social, de 21-1-1988 , Recurso de casación por infracción de ley, RJ 1988\33, en un momento procesal en que la materia tenía acceso al mismo).

Exigiéndose, normalmente (en el aludida criterio orientador no vinculante), para tal reconocimiento la adición de graves trastornos sicóticos (o de personalidad), cuando el estado depresivo, no es por sí, lo suficientemente grave al efecto. Ni precisando, en todo caso el mismo, intentos autolíticos, cuando aquí, por lo demás, ya se constata ideación de este signo, como otro más que evidencia la gravedad de su estado.”

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Social, Sección 3ª, Sentencia 13/2015 de 8 Ene. 2015, Rec. 644/2014 también reconoce una incapacidad permanente total por depresión y mantiene que “hemos de partir de la patología que presenta la actora en la actualidad, que se recoge en el Hecho Probado Cuarto, y que según consta, es “cuadro ansioso-depresivo crónico de intensidad severa, con criterios de depresión mayor. Crisis de ansiedad generalizada. Ideas autolíticas de repetición. Desde 2010 tiene sintomatología psiquiátrica permanente. He precisado ingreso hospitalario en una clínica psiquiátrica por el alto riesgo de suicidio (ingreso del 06/03/2011 al 27/05/2011). Sigue tratamiento medicamentoso continuado con antidepresivos, neurolépticos y ansiolíticos. En ningún momento se ha obtenido una remisión completa y mantenida de su cuadro psiquiátrico, solamente se han conseguido mejorías parciales y transitorias.”, que es determinante, en la actualidad, y a criterio de esta Sala, de una invalidez permanente en grado de incapacidad permanente absoluta, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 137.5 del RDL 1/1994, de 20 de junio , habida cuenta que la patología psiquiátrica cursa en grado de severa, con criterios de depresión mayor, y por ende, Dª Flora , no puede con la continuidad, eficacia, rendimiento y responsabilidad exigidos y exigibles dentro del mercado laboral, realizar profesión alguna, pues por sencilla que sea ésta, es claro que requiere de una atención, concentración, y dedicación que la actora por su estado, y al menos, en la actualidad no puede prestar, dado que en la actualidad está descompensada, con ansiedad, tristeza, labilidad emocional, abulia, adhedonia, inseguridad y miedo a enfrentarse a situaciones nuevas”

Incapacidad permanente por depresión

Incapacidad permanente por depresión

Conclusiones:

Entendemos que se puede conseguir el reconocimiento de una incapacidad permanente por depresión, siempre y cuando se cumplan una serie de criterios:

Debe tratarse de cuadros ansioso-depresivos cronificados, que son aquellos que duran más de 6 u 8 meses, y por lo cual deben entenderse como irreversibles. Se reconoce jurisprudencialmente la incapacidad por depresión cuando se presentan cuadros de tres años de evolución. (Ver sentencias del TSJ Cataluña).

Son tributarios de una incapacidad permanente los cuadros graves o severos y cuando el paciente toma una fuerte medicación psicotrópica, con retraimiento al contacto social, con merma de la capacidad de atención y dedicación del trabajador, ideación autolítica e ingresos hospitalarios.

El paciente debe estar incapacitado para realizar tareas de una mínima exigencia cognitiva por falta de concentración, apatía, anhedonia, cuadro depresivo severo, etc.

También se puede conseguir el reconocimiento de la incapacidad permanente cuando el paciente presente sufrimiento y penosidad para llevar a cabo cualquier trabajo de una mínima exigencia cognitiva, o cuando presente falta de objetivos y de motivación laboral ante la persistencia y aumento de los síntomas ante cualquier actividad laboral reglada.

Hay que tener en cuenta que el intento de realizar actividades laborales y su incapacidad, puede desencadenar un cuadro de mayor estrés y mayor sobrecarga psíquica.

Contacte con nosotros

Contacte con nosotros

Si usted desea que nuestros abogados y peritos médicos realicen una primera valoración gratuita sobre las posibilidades de obtener una incapacidad permanente por depresión, pueden enviar sus últimos informes médicos al email info@incapacidadtrabajo.es, póngase en contacto con nosotros.