Incapacidad permanente absoluta por agorafobia.

Incapacidad permanente absoluta por agorafobia.

El Juzgado de lo Social número 1 de Móstoles ha dictado sentencia por la que reconoce, a la cliente representada por Diké Abogados, una incapacidad permanente absoluta por padecer agorafobia grave.

¿Qué es la agorafobia?

Según la Asociación Madrileña de Agorafobia,  esta enfermedad provoca “ansiedad por se encontrar en lugares o situaciones en los cuales la fuga pueda ser difícil (o embarazosa) o en los cuales pueda no tener ayuda disponible en caso de tener un ataque de pánico inesperado o situacionalmiente predispuesto o situaciones semejantes al pánico.

Las situaciones más comunes incluyen estar solo en casa; estar en una multitud o esperar en una fila; cruzar un puente y viajar en coche, autobús, tren o avión.”

Patologías que presenta.

  • Agorafobia grave.
  • Trastorno ansioso depresivo.

Limitaciones funcionales.

Derivado de las anteriores patologías, la paciente presenta las siguientes limitaciones funcionales tanto para la actividad laboral como personal:

  • Imposibilidad absoluta para utilizar el transporte público.
  • Incapacidad de rodearse de grandes masas de gente.
  • Incapacidad para trabajar en grandes espacios abiertos.
  • Cuadros de angustia.
  • Mareos.
  • Inestabilidad.
Agorafobia

Agorafobia

Revisión de la incapacidad reconocida.

En el año 2011, el Instituto Nacional de la Seguridad Social reconoció a nuestra clienta una incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo, derivado del cuadro de agorafobia grave que padecía.

El estado de salud de la paciente fue revisado por el INSS en diversas ocasiones, manteniendo en todas ellas el reconocimiento de la incapacidad permanente reconocido.

Sin embargo, en el año 2016, el INSS dictó una resolución por la que revisó el reconocimiento de la incapacidad permanente absoluta, rebajando el reconocimiento a una incapacidad permanente total para su profesión habitual, al entender el organismo público porque había experimentado una mejoría de su patología.

No estando de acuerdo con tal revisión, se presentó una reclamación previa contra esta resolución, la cual fue denegada, por lo que se interpuso demanda ante el Juzgado de lo Social.

Resolución judicial acordando el reconocimiento de la incapacidad permanente absoluta por agorafobia.

Entiende el Juzgado de lo Social número 1 de Móstoles que para poder proceder a la revisión de la incapacidad por mejoría o agravación, es necesario comparar el estado de salud de la incapacitada en el momento del reconocimiento de la incapacidad con el estado actual.

Así, invoca la sentencia del Tribunal Supremo de 31 de octubre de 2005.

El Juzgado entiende que no ha habido la mejoría manifestada por el INSS.

Sentencia Agorafobia

Sentencia Agorafobia

Mantiene la sentencia que “teniendo en cuenta el cuadro clínico residual de la actora, si bien es coincidente con el diagnóstico principal (crisis de ansiedad con agorafobia grave), la médico inspectora en su informe médico de revisión de grado de incapacidad permanente de 4 de diciembre de 2015 manifestó en su evaluación clínico laboral que la actora presentaba iguales limitaciones, no citar más, poco previsible mejoría a corto plazo.”

Se puede comprobar de esta manera que el cuadro residual que presentaba la paciente en 2011 no ha mejorado, por lo que se estima nuestra demanda.

Descargar (PDF, 1.4MB)

Conclusiones.

Si bien es cierto que el INSS puede revisar la situación clínica de la persona reconocida con una incapacidad permanente, para que se produzca la modificación del reconocimiento debe existir una agravación o mejoría, para lo cual es necesario comparar el estado que presentaba el paciente en el momento del reconocimiento de la incapacidad permanente, con el que presenta en la actualidad.

En este caso se ha podido demostrar, en contra de la opinión del INSS, que el cuadro que presenta nuestra clienta es similar, e incluso más agravado, que el que presentaba cuando fue reconocida con una incapacidad permanente absoluta, por lo que el reconocimiento de una incapacidad permanente total carece de justificación.

Por tanto, el Juzgado de lo Social número 1 de Móstoles declara que nuestra clienta se haya afecta a una incapacidad permanente absoluta, por la que debe percibir una pensión vitalicia del 100% de la base reguladora, todo ello desde la fecha de la revisión de la incapacidad.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacto

Contacto

Comentarios.

¿Quiere hacer algún comentario a esta entrada?, puede hacerlo pulsando sobre el icono que consta en la parte de arriba de esta entrada.

Si te resulta interesante, compártelo.

Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo

Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo.

El Juzgado de lo Social número 14 de Madrid ha dictado sentencia que reconoce un grado de Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo. Además, la clienta de Diké Abogados padece una patología degenerativa cervical y una patología degenerativa lumbar.

Por resolución de la Dirección General de Servicios Sociales se declaró a nuestra clienta afecta de un Grado total de discapacidad del 10% y baremo de movilidad negativo. Después de presentar una reclamación previa, se reconoce un 19%. Derivada de la demanda presentada, el Juzgado reconoce una discapacidad del 33%.

Patologías que presenta:

Según mantiene la sentencia, se reconoce un grado de minusvalía del 33% puesto que presenta las siguientes patologías:

  • Patología degenerativa cervical.
  • Patología degenerativa lumbar.
  • Fibromialgia severa.
  • Trastorno adaptativo síndrome ansioso depresivo.
Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo

Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo

Porcentaje de minusvalía derivada de cada patología:

La sentencia reconoce un 15% por la patología degenerativa cervical, un 10% por la patología degenerativa lumbar, al tener que valorarse por separado; un 15% por la fibromialgia severa y 15% por el trastorno adaptativo síndrome ansioso depresivo.

Combinados todos los porcentajes resulta una cifra del 33%.

Reconocimiento judicial de una minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo.

La sentencia, a pesar de no aceptar todas las patologías que presenta nuestra clienta, concede un grado de discapacidad del 33% “atendiendo al informe médico pericial se deduce que le corresponde un grado superior al reconocido en la resolución recurrida, de un 15% por la patología degenerativa cervical, 10% por la patología degenerativa lumbar, al tener que valorarse por separado; un 15% por la fibromialgia severa y 15% por el trastorno adaptativo síndrome ansioso depresivo.

Combinados resulta una cifra del 33%.

En definitiva, se deduce del expediente en relación con el informe pericial que la actora tiene ese grado de discapacidad.”

Descargar (PDF, 20KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 14 de Madrid reconoce una Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo, así como otras patologías.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Gran invalidez por retinosis pigmentaria

Gran invalidez por retinosis pigmentaria

El Instituto Nacional de la Seguridad Social, dirección provincial de Valencia, ha reconocido a nuestra clienta una gran invalidez por retinosis pigmentaria, lo que le ha provocado una ceguera absoluta.

Nuestra clienta trabajaba vendiendo el cupón de la ONCE. El reconocimiento de la gran invalidez está condicionada al efectivo cese de la trabajadora en la empresa.

De esta manera, se reconoce una gran invalidez a pesar de que estaba desempeñando una actividad laboral.

Gran invalidez por retinosis pigmentaria

Gran invalidez por retinosis pigmentaria

De este modo, la seguridad social aplica la sentencia del Tribunal Supremo de 3 de marzo de 2014. Esta sentencia mantiene que una persona que pueda ser considerada ciega, por estar indiscutidamente dentro de las categorías de alteración visual que dan lugar a la calificación de ceguera, bien por padecer ceguera total o bien por sufrir pérdida de la visión a ella equiparable, reúne objetivamente las condiciones para calificarla en situación de gran invalidez.

Es claro que el invidente en tales condiciones requiere naturalmente la colaboración de una tercera persona para la realización de determinadas actividades esenciales en la vida.

Si desea tener más información sobre como conseguir el reconocimiento de una gran invalidez por retinosis pigmentaria, puede pulsar aquí.

Gran invalidez.

Puesto que nuestra clienta tiene reconocida una gran invalidez por retinosis pigmentaria, y requiere la asistencia de una tercera persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos, tiene un complemento del 45 % de la pensión que le correspondía.

Contacto.

Si desea que nuestro equipo de abogados y peritos médicos revisen su expediente para determinar la viabilidad de obtener una incapacidad en cualquiera de sus grados, parcial, total, absoluta o gran invalidez, puede ponerse en contacto con nosotros en el 915327518 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es. Es un servicio gratuito.

Contacte con nosotros

Contacte con nosotros

 

Incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética a peón de mantenimiento de edificios.

Incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética a peón.

El Juzgado de lo Social número 4 de Valladolid ha reconocido una incapacidad permanente total para la profesión de peón de mantenimiento de edificaciones y jardines, a un trabajador asesorado por Diké abogados, que padece, entre otras patologías, una espondilitis anquilopoyética.

En nuestro despacho hemos realizado un estudio sobre como conseguir una incapacidad permanente por espondilitis, que puede consultar pulsando sobre “enlace”.

Patologías que presenta.

El paciente, tal y como reconoce la sentencia, presenta las siguientes patologías:

  • Espondilitis anquilopoyética.
  • Nefrectomizado izquierdo.
  • Trastorno emocional efectivo.

Limitaciones orgánicas y funcionales que presenta:

Derivado de las patologías mencionadas, nuestro cliente presenta las siguientes limitaciones orgánicas y funcionales:

  • Patología crónica articular con mala evolución hasta la fecha.
  • Tratamiento con secundarismos (corticoides e inmusupresores).
  • Muy limitado para  actividades de moderada exigencia, especialmente las fases activas de la enfermedad.

Funciones del puesto de trabajo:

Debido a que se ha solicitado judicialmente una incapacidad permanente total para su puesto de trabajo, hay que poner en relación su patología de espondilitis con su puesto de trabajo de peón de mantenimiento de edificios y jardines. En este caso, nuestro cliente realiza las siguientes actividades laborales:

  • Limpieza de piscina y parking.
  • Cortar leña.
  • Mantenimiento del jardín (poda, plantación).
  • Alimentación y limpieza de los animales.
  • Limpieza y organización de comedores de la posada etc.
Incapacidad permanente total a peón por espondilitis anquilopoyética.

Incapacidad permanente total a peón por espondilitis anquilopoyética.

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente total por espondilitis.

La sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de Valladolid, considera que el paciente está incapacitado para su profesión habitual. Para llegar a esta conclusión, pone en relación las enfermedades que padece (espondilitis anquilopoyética, Nefrectomizado izquierdo, y Trastorno emocional efectivo), con su puesto de trabajo habitual de peón de mantenimiento de edificios y jardines.

Sentencia incapacidad permanente por espondilitis.

Sentencia incapacidad permanente por espondilitis.

Fundamenta el Juzgado su decisión argumentado:

“Constando probado además, a través de los estudios analíticos que se le han practicado desde septiembre de 2014, hasta la fecha, numerosos parámetros de actividad inflamatoria, elevadísimos ( proteína c reactiva de 97mg por litro cuando el máximo normal es de 5 o velocidad de sedimentación en la primera hora de 63mm cuando el máximo es de 20, tal y como se recoge en el informe pericial de parte, el cual ha sido ratificado por su autor el doctor, José Antonio Álvarez Diez, que ha explicado que el actor, se encuentra en fase activa de su proceso, y que el mismo no ha tenido fases no activas, ya que en su caso es crónica y no tiene brotes, sino que es evolutiva y cada vez va a peor, a lo que se suma su trastorno adaptativo de ansiedad y depresión porque ve que su situación va empeorando y que por lo tanto y tal y como hace constar el médico inspector, está muy limitado para actividades de moderada exigencia, especialmente en las fases activas, que es la que presenta en actor de manera permanente.”

Conclusión:

Por lo que debemos concluir que en contra de lo recogido en el informe de EVI,  que el actor debido a dicha patología esta muy limitado para actividades de moderada exigencia, y su trabajo ha de considerarse que dadas las labores que el mismo desempeña, que  suponen dicha moderada exigencia, y que dicha limitación es especialmente relevante en la fase activa de su enfermedad,  en la que se encuentra desde el 2014, tal y como acreditan los estudios analíticos que se le han practicado, no presentando brotes, al ser crónica y evolutiva. Y por lo tanto está  incapacitado para el desarrollo de las fundamentales tareas de su profesión de peón de mantenimiento, y es acreedor de la incapacidad permanente total que solicita.”

Descargar (PDF, 1.36MB)

Otros casos de espondilitis ganados por Diké Abogados:

Nuestro despacho ha llevado otros casos relacionados con la espondilitis anquilosante. Puede consultar un caso de incapacidad permanente absoluta de un cliente de Diké Abogados pulsando en el “enlace”. 

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es.

Contacte con nosotros.

Contacte con nosotros.