El TSJ Madrid confirma un 57 por ciento de discapacidad por escoliosis

¿Qué es la escoliosis?

Según la Asociación de Escoliosis de Castilla-León, ADECYL, “la Escoliosis es una deformidad tridimensional de la columna vertebral, de forma que existe un desplazamiento en el plano frontal, lateral y horizontal de la misma, acompañados de una rotación vertebral.”

Sentencia TSJ que confirma el reconocimiento de un 57 por ciento de discapacidad por escoliosis.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Social número 6 de Madrid, que reconoció un 57 por ciento de discapacidad por escoliosis.

Puede conocer la sentencia del Juzgado de lo Social número 6 de Madrid en el siguiente enlace:

Minusvalía del 57 por ciento por escoliosis

El cliente ha sido asistido en todo momento por Diké Abogados.

Contenido de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia.

La sentencia del Juzgado de lo Social mantiene que nuestra clienta presenta las una serie de patologías, reconociendo un grado de discapacidad para cada una de ellas, de la manera siguiente:

  •  ENFERMEDAD DEL SISTEMA OSTEOMUSCULAR POR ESCOLIOSIS: 25%
  •  HERNIA DISCAL L5-S1 OPERADA: 5%
  • HERNIAS DISCALES L4-L5 Y C5-C6: 4%
  • SÍNDROME DE CONDROPATÍA ROTULIANA Y GENU RECURVATUM: 15% de discapacidad de miembros inferiores (BILATERAL)
  • CONDROPATÍA ACETABULAR Y SD FRICCIÓN DE LA CINTILLA ILIOTIBIAL junto a LESIÓN DEL LABRUM CADERA DERECHA: 20% de discapacidad de miembro inferior.
  • DIARREA CRÓNICA CON ALTERACIÓN DE FLORA INTESTINAL: 4%

Teniendo en cuenta los Baremos y las tablas de valores combinados aprobados por el RD 1971/1999, de 23 de diciembre, el Grado de Discapacidad Global de nuestra clienta, la discapacidad ascendería al 46%, a lo que hay que añadir 11 puntos por factores sociales complementarios, lo que determina un grado de discapacidad del 57%.

Discapacidad por escoliosis

Discapacidad por escoliosis

La Comunidad de Madrid presentó recurso de suplicación contra la mencionada sentencia.

Por Diké Abogados se presentó, en nombre de su cliente, la oposición al recurso presentado, manteniendo la legalidad de la sentencia del Juzgado de lo Social.

Finalmente, el TSJ confirma el reconocimiento del 57 por ciento de discapacidad por escoliosis.

Motivos del recurso de suplicación.

Mantiene el letrado de la Comunidad de Madrid que “el perito es un auxiliar del ejercicio de la función jurisdiccional cuyo criterio no se puede imponer a quien asume la tarea jurisdiccional decisoria.”

Por tanto, entiende que se ha impuesto indebidamente las opiniones del perito.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia.

Entiende el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que la sentencia está correctamente fundamentada, y que no se puede aplicar el criterio alegado por el Letrado de la Comunidad de Madrid.

Mantiene que es evidente que el Juzgado de lo Social número 6 de Madrid se ha decantado por la prueba pericial porque le ha parecido la más convincente.

Continúa la sentencia diciendo que “Hay que tener en cuenta que la Comunidad de Madrid no alega que la valoración de las lesiones haya sido errónea conforme a la normativa por la que se regula la minusvalía.”

Descargar (PDF, 58KB)

Conclusión.

Por todo ello, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestima el recurso de suplicación interpuesto por la CONSEJERÍA DE POLÍTICAS SOCIALES Y FAMILIA contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 6 de Madrid, de fecha, en virtud de demanda formulada por nuestra representada, en reclamación de DISCAPACIDAD.

En consecuencia, confirma la sentencia de instancia que reconoce un 57 por ciento de discapacidad por escoliosis y otras patologías.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacte con nosotros

Contacte con nosotros

Comentarios.

¿Quiere hacer algún comentario a esta entrada?, puede hacerlo pulsando sobre el icono que consta en la parte de arriba de esta entrada.

Si te resulta interesante, compártelo.

Declaración de IRPF con discapacidad

Declaración de IRPF con discapacidad.

Durante la campaña del IRPF, muchas son las preguntas respecto a como confeccionar la declaración de IRPF con discapacidad, así las cuantías que no tributan en el Impuesto, las deducciones y reducciones existentes al tener la condición de discapacitado, y las cantidades aportadas a planes de pensiones y patrimonios protegidos de discapacitados.

En este post analizamos las situaciones en IRPF asociadas al reconocimiento de una discapacidad.

Empezamos resolviendo la siguiente consulta:

¿Qué entiende la Ley de IPRF por discapacidad?

La Ley de IRPF establece una serie de exenciones y deducciones a personas que tengan una discapacidad.

En este sentido, para poder acogerse a estas exenciones y deducciones en IRPF por discapacidad, es necesario acreditar un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

Este grado de discapacidad deberá acreditarse mediante certificado o resolución expedido por el Instituto de Migraciones y Servicios Sociales (IMSERSO) o por el órgano competente de las Comunidades Autónomas, según regula el artículo 72 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo (BOE del día 31).

Además, se considerará acreditado un grado de discapacidad igual o superior al 33 %, a los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de Incapacidad Permanente Total, Absoluta o Gran Invalidez y a los pensionistas de Clases Pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o retiro por Incapacidad Permanente para el servicio o inutilidad.

Discapacidad

Discapacidad

Incapacitación judicial.

Si la incapacidad es declarada judicialmente, se considera que tiene reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 65 %, aunque no alcancen dicho grado, según el artículo 60.3 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, y el artículo 72 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo.

La referencia a la “incapacidad declarada judicialmente” , sólo puede entenderse como referida a la incapacidad civil, contemplada en los artículos 199 y siguientes del Código Civil y artículos concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Civil, sin que quepa entenderla como comprensiva de resoluciones de órganos de otro orden jurisdiccional distinto al civil.

En este sentido se ha pronunciado el Tribunal Económico-Administrativo Central, Sección Vocalía 12ª, Resolución de 24 Abr. 2013, Rec. 3651/2012, y la Consulta Vinculante V0637-13, de 01 de marzo de 2013 de la Subdirección General de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas.

Por tanto, no se equipara la discapacidad del 65% con el reconocimiento de una incapacidad permanente, aunque la misma se haya obtenido por sentencia judicial.

Tampoco tienen la consideración de persona con discapacidad a efectos del IRPF quienes perciban una prestación no contributiva de invalidez liquidada por el Imserso, según la consulta vinculante V5390/16, de 21 de diciembre de 2016 de la subdirección general de impuestos sobre la renta de las personas físicas.

Rentas que no tributan en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

No tributan en el IRPF las siguientes prestaciones económicas reconocidas por la Seguridad Social, por lo que en la Declaración de IRPF con discapacidad, no deben declararse:

  • Incapacidad Permanente Absoluta.
  • Gran Invalidez.
  • Asignación económica por cada hijo a cargo.
  • Prestación económica por nacimiento o adopción de hijo en supuestos de familias numerosas, monoparentales y de madres con discapacidad.
  • Prestación económica de pago único por parto o adopción múltiples.
  • Las pensiones y haberes pasivos de orfandad a favor de nietos y hermanos incapacitados para todo trabajo.
  • Las pensiones por inutilidad o incapacidad permanente del régimen de Clases Pasivas, siempre que la lesión o enfermedad que hubiera sido causa de las mismas inhabilite por completo al perceptor de la pensión para toda profesión u oficio.
  • Las prestaciones pagadas por Clases Pasivas a favor de nietos y hermanos incapacitados para todo trabajo.
  • Las prestaciones de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez que hayan sido reconocidas a los profesionales no integrados en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, por las Mutualidades de Previsión Social que actúen como alternativas al régimen especial de la Seguridad Social mencionado, como por ejemplo Abogados.
  • Las cantidades percibidas de instituciones públicas por acogimiento de personas con discapacidad, en modalidad simple, permanente o preadoptiva o las equivalentes previstas en los ordenamientos de las CCAA.
  • Las ayudas económicas otorgadas por instituciones públicas a personas con un grado de discapacidad igual o superior al 65 % para financiar su estancia en residencias o centros de día, si el resto de sus rentas no exceden del doble del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM para 2016: 7.455,14 € – LÍMITE: 7.455,14 € X 2 =14.910,28 €).
  • Las prestaciones por desempleo percibidas en la modalidad de pago único, cualquiera que sea su importe, por trabajadores con discapacidad cuando los beneficiarios pretendan incorporarse de forma estable como socios trabajadores o de trabajo en cooperativas o en sociedades laborales o pretendan constituirse como trabajadores autónomos.
  • Los rendimientos del trabajo derivados de las prestaciones obtenidas en forma de renta por personas con discapacidad correspondientes a las aportaciones al sistema de previsión social especial constituido a favor de las mismas.
  • Los rendimientos del trabajo derivados de las aportaciones a patrimonios protegidos de las personas con discapacidad. El límite anual de esta exención es 3 veces el IPREM (2016: 7.455,14 € – LÍMITE: 7.455,14 € X 3 =22.365,42 €).
  • Las prestaciones económicas públicas vinculadas al servicio, para cuidados en el entorno familiar y asistencia personalizada que deriven de la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia.
  • Las pensiones reconocidas a personas lesionadas o mutiladas por la Guerra Civil (1936/1939) del régimen de Clases Pasivas del Estado o por legislación específica.
  • Las ayudas excepcionales por daños personales por incapacidad absoluta permanente.

Límites de las cuantías exentas.

La cuantía exenta tiene como límite el importe de la prestación máxima que reconozca la Seguridad Social por el concepto que corresponda. El exceso tributará como rendimiento del trabajo.

Reducción por obtención de rendimientos del trabajo.

A partir del 1 de enero de 2015 se suprimen dichas reducciones en la declaración de IRPF con discapacidad, y se introducen nuevos gastos deducibles bajo la denominación de “Otros gastos deducibles” que incluyen:

  • Cuantía fija: 2.000 euros anuales, aplicable con carácter general.
  • Incremento por movilidad geográfica.
  • Incremento para trabajadores activos con discapacidad en 3.500 euros anuales, y 7.750 euros anuales, cuando acrediten necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida, o un grado de discapacidad igual o superior al 65%.

La reducción por discapacidad de trabajadores activos concurran dos circunstancias simultáneamente:

  • Tener el grado de discapacidad exigido.
  • Ser trabajador activo.

Esta reducción se aplica si concurren estos requisitos en cualquier momento del periodo impositivo

Declaración de IRPF con discapacidad

Declaración de IRPF con discapacidad

Reducción por rendimientos de actividades económicas.

Los contribuyentes que sean trabajadores autónomos económicamente dependientes o con único cliente no vinculado en el ejercicio de la actividad económica en actividades en estimación directa, podrán, si son personas con discapacidad, minorar el rendimiento neto de las mismas en 3.500 € anuales, o en 7.750 € si acreditan necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida o un grado de discapacidad igual o superior al 65 %.

En las actividades económicas que tributen en régimen de estimación objetiva, el personal no asalariado con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, se computa al 75%.

El módulo personal asalariado, se computará al 40% cuando se trate de un discapacitado en grado igual o superior al 33%.

Mínimo personal y familiar.

Es el resultado de sumar al mínimo del contribuyente, los mínimos por descendientes, ascendientes y discapacidad.

Este mínimo se establece en 5.550 €, incrementándose en 1.150€ si tiene más de 65 años y adicionalmente en 1.400 €, si tiene más de 75 años.

Mínimo por descendiente:

Para beneficiarse del mínimo por descendientes, han de cumplirse los siguientes requisitos:

  • Convivir con el contribuyente que aplica el mínimo familiar.
  • Se considerará que conviven con el contribuyente los descendientes que, dependiendo del mismo, estén internados en centros especializados. Se asimila a la convivencia la dependencia económica, salvo que se satisfagan anualidades por alimentos a favor de dichos hijos.
  •  Ser menor de 25 años a la fecha de devengo del impuesto o tener un grado de discapacidad igual o superior al 33%, cualquiera que sea su edad y siempre que se cumplan el resto de requisitos exigidos.
  •  No tener rentas anuales superiores a 8.000 €, excluidas las exentas.
  •  Que el descendiente no presente declaración de IRPF con rendimientos superiores a 1.800 euros.

En este sentido se pronuncia la Consulta Vinculante V0503-17, de 27 de febrero de 2017 de la Subdirección General de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas.

Las deducciones no solo podrán ser aplicadas por contribuyentes que realicen una actividad por cuenta propia o ajena, sino también por los perceptores de prestaciones contributivas y asistenciales del sistema de protección del desempleo y pensiones abonadas por la Seguridad Social, Clases Pasivas o Mutualidades alternativas.

Consulta Vinculante V0410-17, de 16 de febrero de 2017 de la Subdirección General de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas.

Se asimilan a los descendientes las personas vinculadas al contribuyente por razón de tutela y acogimiento.

Mínimo por ascendientes.

Para aplicar el mínimo por descendientes, éstos han de cumplir los requisitos siguientes:

  • El ascendiente deberá tener más de 65 años o discapacidad con un grado de discapacidad igual o superior al 33% cualquiera que sea su edad.
  • Que conviva con el contribuyente, al menos, la mitad del período impositivo. Se considerará que conviven con el contribuyente los ascendientes discapacitados que, dependiendo del mismo, sean internados en centros especializados.
  • Que no tengan rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros.
  • Que el ascendiente no presente declaración del IRPF con rentas superiores a 1.800 euros ya sea autoliquidación o borrador debidamente suscrito y confirmado.

No tiene la consideración de ascendiente el suegro del contribuyente, ya que se trata de un caso de parentesco por afinidad, siendo su cónyuge la que tendría derecho a la aplicación del mínimo familiar por su propio padre, con independencia de que tributen de forma individual o conjunta.

Consulta Vinculante V0780-17, de 27 de marzo de 2017 de la Subdirección General de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas.

Deducción IRPF por ascendiente

Deducción IRPF por ascendiente

Cuantías.

Mínimo del contribuyente General 5.550 €
Más de 65 años 5.550 €+1.150€
Más de 75 años 5.550 €+1.150€+1.400€
Mínimo por descendientes (menores de 25 años o discapacitados) 2.400 €
2.700 €
4.000 €
4º y siguientes 4.500 €
Descendientes menores 3 años: se incrementará el anterior en 2.800 €
Mínimo por ascendientes Más de 65 años o discapacitado 1.150 €
Más de 75 años 1.150 € +1.400 €

Mínimo por discapacidad del contribuyente.

En función del grado de discapacidad del contribuyente, el mínimo podrá ser de las siguientes cuantías:

  • 3.000 euros anuales cuando sea una persona con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por 100 e inferior al 65 por 100.
  • 9.000 euros anuales cuando sea una persona con un grado de discapacidad igual o superior al 65 por 100.
  • El mínimo por discapacidad del contribuyente se incrementará, en concepto de gastos de asistencia, en 3.000 euros anuales cuando acredite necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida, o un grado de discapacidad igual o superior al 65 por 100.
Grado de discapacidad Discapacidad Gastos asistencia Total
– Igual o superior al 33 por 100 e inferior al 65 por 100 ……………………………………………….

– Igual o superior al 33 por 100 e inferior al 65 por 100 y que acredite necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida……………

– Igual o superior al 65 por 100 ………………………

3.000

 

 

3.000

 

 

9.000

—-

 

 

3.000

 

 

3.000

3.000

 

 

6.000

 

 

12.000

Planes de pensiones y otros sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad.

Hay que distinguier las aportaciones realiazadas de las prestaciones recibidas del plan de pensiones.

Dan derecho a reducir la base imponible las aportaciones realizadas a Planes de Pensiones, Mutualidades de Previsión Social,  Planes de Previsión Asegurados, Planes de Previsión Social Empresarial y a los seguros de Dependencia, éstos últimos sólo si cubren exclusivamente el riesgo de dependencia severa o de gran dependencia, a favor de:

  1. Las afectadas por una discapacidad psíquica igual o superior al 33%.
  2. Las afectadas por una discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%.
  3. Personas que tengan una incapacidad declarada judicialmente con independencia de su grado.
Discapacitado partícipe Cada una de las personas emparentadas con el discapacitado
Reducción anual máxima 24.250 € 10.000 €
Reducción anual máxima conjunta 24.250 €

Respecto de las prestaciones, constituyen rendimientos del trabajo en el momento de la percepción de las mismas por las personas discapacitadas.

Las prestaciones en forma de renta están exentas hasta un importe máximo de tres veces el indicador público de renta de efectos múltiples.

Este límite se aplica conjuntamente con los rendimientos de trabajo derivados de las aportaciones a patrimonios protegidos de discapacitados.

Deducciones autonómicas.

Varias Comunidades Autónomas tienen establecidas deducciones especiales por discapacidad, por lo que habría que determinar en cada caso si puede acogerse a alguna deducción.

Aportación a patrimonios protegidos a favor de discapacitado.

Entendemos que también es relevante a los efectos del estudio de la declaración de IRPF con discapacidad, hacer mención a La Ley 41/2003 regula los patrimonios protegidos de las personas con discapacidad.

Dicha regulación tiene como objetivo favorecer la constitución de estos fondos patrimoniales vinculados a la satisfacción de las necesidades vitales de las personas con discapacidad.

  • BENEFICIARIOS DEL PATRIMONIO PROTEGIDO.

Tendrán esta consideración, exclusivamente, las personas con discapacidad afectadas por los siguientes grados de discapacidad:

  1. Las afectadas por una discapacidad psíquica igual o superior al 33%.
  2. Las afectadas por una discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%.
  • REDUCCIONES POR APORTACIONES AL PATRIMONIO PROTEGIDO
  1. ¿Quiénes tienen derecho a la reducción?

Tienen derecho a la deducción las personas que tengan una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive con el discapacitado, así como el cónyuge del discapacitado, y aquellas que lo tuvieran a su cargo en régimen de tutela o acogimiento.

Para poder aplicar los beneficios fiscales recogidos en la normativa del IRPF para los patrimonios protegidos de personas con discapacidad, las aportaciones realizadas con posterioridad a la constitución del patrimonio deben realizarse mediante documento público autorizado por notario, o bien mediante resolución judicial, sea cual sea la naturaleza de los bienes o derechos aportados a dicho patrimonio.

          2. Cuantía de la reducción

Las aportaciones realizadas darán derecho a reducir la base imponible del aportante, con el límite máximo de 10.000 € anuales. El conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que efectúen aportaciones a favor de un mismo patrimonio protegido no podrá exceder de 24.250 € anuales.

  • TRATAMIENTO FISCAL PARA EL CONTRIBUYENTE DISCAPACITADO DE LAS APORTACIONES RECIBIDAS

Cuando los aportantes sean personas físicas, tendrán la consideración de rendimientos de trabajo hasta el importe de 10.000 € anuales por cada aportante y 24.250 € anuales en conjunto.

Cuando los aportantes sean sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades, tendrán la consideración de rendimientos de trabajo siempre que hayan sido gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades, con el límite de 10.000 € anuales. Este límite es independiente de los anteriores.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros abogados revisen su declaración de IRPF con discapacidad, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacto

Contacto

Minusvalía del 57 por ciento por escoliosis

Minusvalía del 57 por ciento por escoliosis.

El Juzgado de lo Social número 6 de Madrid estima la demanda presentada por Diké Abogados, y concede un grado de minusvalía del 57 por ciento por escoliosis.

Antecedentes.

Nuestra clienta fue valorada por el Equipo de Valoraciones de la Dirección General de los Servicios Sociales de la Comunidad Valenciana, en el año 2003, reconociéndome un grado de minusvalía del 40 %.

Solicitó una nueva revisión por agravamiento de sus dolencias, y se emitió resolución por la Dirección General de los Servicios Sociales de la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, en 2015, manteniéndose el mismo grado de discapacidad.

Contra la última resolución se presentó reclamación previa, que fue igualmente denegada, por lo que presentamos demanda ante el Juzgado de lo Social.

Patologías que presenta.

Ha quedado acreditado en el Juicio que nuestra clienta presenta las siguientes patologías:

  • Escoliosis.
  • Hernia discal L5-S1 Operada.
  • Hernias discales L4-L5 y C5-C6.
  • Síndrome de condropatía rotuliana y genu recurvatum.
  • Condropatía acetabular y SD fricción de la cintilla uliotibial.
  • Lesión del labrum cadera derecha.
  • Diarrea crónica con alteración de la flora intestinal.
Minusvalía del 57 por ciento por escoliosis

Minusvalía del 57 por ciento por escoliosis

 

Qué es la escoliosis.

Según la Asociación de Escoliosis de Castilla y León (ADECYL), la Escoliosis es una deformidad tridimensional de la columna vertebral, de forma que existe un desplazamiento en el plano frontal, lateral y horizontal de la misma, acompañados de una rotación vertebral.

Valoración de las patológías.

Para cuantificar el porcentaje de discapacidad, hay que aplicar los Baremos y las tablas de valores combinados aprobados por el RD 1971/1999, de 23 de diciembre.

Así, resultan las siguentes cuantías, tal y como las ha cuantificado el perito Dr. Álvarez.

  • Escoliosis. 25%
  • Hernia discal L5-S1 Operada. 5%
  • Hernias discales L4-L5 y C5-C6. 4%
  • Síndrome de condropatía rotuliana y genu recurvatum. 15%
  • Condropatía acetabular y SD fricción de la cintilla uliotibial, y lesión del labrum cadera derecha. 20%
  • Diarrea crónica con alteración de la flora intestinal. 4%

Aplicando los íncides correctores del mencionado Real Decreto, se obtiene una minusvalía del 46%, a lo que hay que sumar 11 puntos de factores sociales complementarios, por lo que el grado de discapacidad debe ser del 57 por ciento.

Descargar (PDF, 43KB)

Conclusión.

La sentencia reconoce una minusvalía del 57 por ciento por escoliosis y otras patologías, estimando nuestra demanda y revoca la Resolución de la Dirección General de Servicios Sociales de la CAM y declara que nuestra clienta presenta un GRADO DE DISCAPACIDAD GLOBAL del 46%, a lo que deben sumarse 11 puntos por Factores Sociales Complementarios, lo que supone un GRADO DE MINUSVALÍA del 57%.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo

Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo.

El Juzgado de lo Social número 14 de Madrid ha dictado sentencia que reconoce un grado de Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo. Además, la clienta de Diké Abogados padece una patología degenerativa cervical y una patología degenerativa lumbar.

Por resolución de la Dirección General de Servicios Sociales se declaró a nuestra clienta afecta de un Grado total de discapacidad del 10% y baremo de movilidad negativo. Después de presentar una reclamación previa, se reconoce un 19%. Derivada de la demanda presentada, el Juzgado reconoce una discapacidad del 33%.

Patologías que presenta:

Según mantiene la sentencia, se reconoce un grado de minusvalía del 33% puesto que presenta las siguientes patologías:

  • Patología degenerativa cervical.
  • Patología degenerativa lumbar.
  • Fibromialgia severa.
  • Trastorno adaptativo síndrome ansioso depresivo.
Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo

Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo

Porcentaje de minusvalía derivada de cada patología:

La sentencia reconoce un 15% por la patología degenerativa cervical, un 10% por la patología degenerativa lumbar, al tener que valorarse por separado; un 15% por la fibromialgia severa y 15% por el trastorno adaptativo síndrome ansioso depresivo.

Combinados todos los porcentajes resulta una cifra del 33%.

Reconocimiento judicial de una minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo.

La sentencia, a pesar de no aceptar todas las patologías que presenta nuestra clienta, concede un grado de discapacidad del 33% “atendiendo al informe médico pericial se deduce que le corresponde un grado superior al reconocido en la resolución recurrida, de un 15% por la patología degenerativa cervical, 10% por la patología degenerativa lumbar, al tener que valorarse por separado; un 15% por la fibromialgia severa y 15% por el trastorno adaptativo síndrome ansioso depresivo.

Combinados resulta una cifra del 33%.

En definitiva, se deduce del expediente en relación con el informe pericial que la actora tiene ese grado de discapacidad.”

Descargar (PDF, 20KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 14 de Madrid reconoce una Minusvalía del 33% por fibromialgia y síndrome ansioso depresivo, así como otras patologías.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica

Minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica

El Juzgado de lo Social número 31 de Madrid reconoce un grado de minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica a una clienta representada por Diké  Abogados.

El equipo de valoración y orientación de la Comunidad de Madrid determinó un grado de minusvalía del 24%.

Patologías que presenta.

Según mantiene la sentencia que reconoce una Minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica, nuestra clienta presenta las siguientes patologías:

  • Espina bífida (miolomeningocele).
  • Insuficiencia renal crónica (ERC) estadio III.
  • Plenofritis aguda.
  • Itus de repetición.
  • Urolitiasis de repetición.

Nuestra clienta presenta litiasis renal numerosa, con infecciones urinarias de repetición e intervenciones frecuentes para limpieza de catéter.

Minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica

Minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica

También se aprecia cefalea tensional episódica frecuente y migraña episódica infrecuente.

Dolencias que deben ser valoradas para determinar la minusvalía.

Mantiene la sentencia que:

“En cuanto a la valoración de las dolencias, a los efectos de determinar el grado de minusvalía, no se valoran todas las diagnosticadas o padecidas, sino que las normas generales del RD 1971/99 de 3 de diciembre, establece unos requisitos para su valoración:

1.º El proceso patológico que ha dado origen a la deficiencia, bien sea congénito o adquirido, ha de haber sido previamente diagnosticado por los organismos competentes, han de haberse aplicado las medidas terapéuticas indicadas y debe estar documentado.

2.º El diagnóstico de la enfermedad no es un criterio de valoración en sí mismo.

Las pautas de valoración de la discapacidad que se establecen en los capítulos siguientes están basados en la severidad de las consecuencias de la enfermedad, cualquiera que ésta sea.

3.º Debe entenderse como deficiencias permanentes aquellas alteraciones orgánicas o funcionales no recuperables, es decir, sin posibilidad razonable de restitución o mejoría de la estructura o de la función del órgano afectado.

4.º Las deficiencias permanentes de los distintos órganos, aparatos o sistemas se evalúan, siempre que es posible, mediante parámetros objetivos y quedan reflejadas en los capítulos correspondientes.

Sin embargo, las pautas de valoración no se fundamentan en el alcance de la deficiencia sino en su efecto sobre la capacidad para llevar a cabo las actividades de la vida diaria, es decir, en el grado de discapacidad que ha originado la deficiencia.”

Determinación del grado de minusvalía.

Respecto a la espina bífida, el capítulo 8 del RD 1971/99 de 3 de diciembre (BOE 26-1-00), modificado por RD1169/03, relativa al aparato genitourinario, respecto a los criterios generales para evaluar las deficiencias del riñón, la Clase 3 incluye a los pacientes que tiene aclaramiento de creatinina entre 20/50 ml/min y su grado de discapacidad es leve.

En los análisis de nuestra clienta consta que el aclaramiento de creatinina es de 45ml/minuto y que presenta litiasis renal numerosa, con infecciones urinarias de repetición e intervenciones frecuentes para limpieza de catéter, por lo que se concluye que se debe encuadrar en la Clase 3, no en la 2 en la que la encuadra el EVO, tal como reconoce nuestro perito.

Pero se debe reconocer el porcentaje del 25%, atendiendo al carácter leve de la discapacidad y su poca afectación en las actividades de la vida diaria, según mantiene la Juzgadora.

Respecto a la valoración de las fístulas urinaria, dado que tiene un doble catéter, pero uno se inserta en el otro, entiende el Juzgado que la valoración debe ser de un 20%.

Respecto a la cefalea, el Juzgado no la valora al no ser lesión definitiva ni permanente, dado que son episódicas y no se observa ninguna lesión craneal.

Combinando ambos porcentajes en la tabla de valores combinados, se obtiene un porcentaje total de minusvalía del 40%, superior al 24% reconocido por la Comunidad de Madrid.

Descargar (PDF, 37KB)

Al superar el 33% de minusvalía, debe tener la condición de minusválida, con lo que podrá percibir las acciones asistenciales y prestaciones correspondientes, que puede consultar en este enlace.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacto.

Contacto.

Reconocimiento de un grado de minusvalía del 59% por cáncer de mama

Reconocimiento de un grado de minusvalía del 59% por cáncer de mama

El Juzgado de lo Social nº 25 de Madrid, ha reconocido, a una clienta representada por Diké Abogados, un grado de discapacidad global del 59 por ciento a efectos de minusvalía, por padecer un cáncer de mama, con pérdida parcial de un órgano.

El equipo de valoración y orientación del centro base de la Comunidad Autónoma de Madrid, emitió resolución por la que reconocía un grado de minusvalía del 24%.

Diez mes antes de este reconocimiento, el mismo equipo reconoció a nuestra clienta un grado de minusvalía del 67%. Entiende el Juzgado de los social nº 25 de Madrid, que la Conserjería de Familia y Asuntos Sociales de Madrid “no ha aportado informe alguno del que se desprenda la disminución en la disminución en la afectación que se establece en la resolución impugnada.”

Cáncer de mama

Cáncer de mama

No se aprecia la existencia de mejoría alguna que justifique la reducción en la graduación realizada por la demandada, y sí la concurrencia de las limitaciones que se señalan en el informe pericial aportado, que determina el 57% de limitación, habiendo de sumarse los dos puntos de factores sociales que ya se reconocieron anteriormente, y sobre los que no ha aportado prueba en contra, por lo que reconoce el 59% de minusvalía.

En el juicio, nuestro jefe del departamento de peritos médicos realizó un prueba pericial, la cual fue ratificada en el plenario, y que fue determinante para el reconocimiento de la minusvalía solicitada.

Puede conocer el texto íntegro de la sentencia que reconoce un grado de minusvalía del 59% por padecer un cáncer de mama.

Sentencia minusvalía cáncer de mama

Si desea que nuestro equipo de abogados y peritos médicos valoren las posibilidades de obtener algún grado de minusvalía, puede enviarnos sus informes médicos al email info@incapacidadtrabajo.es, o ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 ó 619555357, y recibirá una primera valoración gratuita.