Incapacidad permanente total por cáncer de mama.

Reconocimiento de una incapacidad permanente total por cáncer de mama a una teleoperadora.

El Juzgado de lo Social número 20 de Madrid ha reconocido una incapacidad permanente total por cáncer de mama a la clienta de Diké Abogados, que trabajaba como teleoperadora.

El Juzgado anula la resolución del INSS que consideraba que nuestra clienta podía seguir prestando servicios como teleoperadora.

Con el reconocimiento de la incapacidad permanente total, la solicitante percibirá una pensión mensual del 55% de la base reguladora.

Antecedentes.

El INSS denegó la solicitud de incapacidad permamente “por no alcanzar, las lesiones que padece, un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral, para ser constitutivas de una incapacidad permanente”

Al no estar de acuerdo con la denegación se presentó reclamación previa. El INSS mantuvo la resolución y confirmó la denegación de la incacidad permanente.

Por todo ello, interpusimos, en nombre de la trabajadora, demanda ante los Juzgados de lo Social de Madrid.

En la demanda se solicitó el reconocimiento de una incapacidad permamente total por cáncer para el puesto de teleoperadora, con efectos desde el dictamen propuesta del INSS.

La demanda recayó en el Juzgado de lo Social número 20 de Madrid, dónde se celebró el juicio oral, dictándose posteriormente la sentencia que exponemos.

Patologías que presenta.

Nuestra clienta presenta las siguientes patologías:

  • Carcinoma ductal infiltrante de mama derecha.
  • Polineuropatía sensitiva a nivel de manos y pies.
  • Dolores articulares-mialgias crónicas en espalda, codos y hombros.
  • Síndrome vertiginoso.
  • Hipoacusia.
  • Trastorno depresivo relacionado con el tumor.
Cáncer de mama
Cáncer de mama

Según la AECC,

“el cáncer de mama es el tumor maligno que se origina en el tejido de la glándula mamaria.

Cuando las células tumorales proceden del tejido glandular de la mama y tienen capacidad de invadir los tejidos sanos de alrededor y de alcanzar órganos alejados e implantarse en ellos, hablamos de cáncer de mama.”

https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-mama/que-es-cancer-mama

Limitaciones que presenta.

El reconocimiento de la incpacidad permanente total por cáncer se concede por padecer nuestra clienta las siguientes limitaciones:

  • Imposibilidad para poder estar más de 2-3 horas seguidas utilizando el ordenador.
  • Incapacidad para realizar tareas que exijan una alta concentración de la atención.
  • Incapacidad para realizar tareas que exijan apremio-contacto con público.
  • Imposibilidad de soportar el estrés físico y emocional que comportan una actividad laboral.
  • Sufrimiento y penosidad para llevar a cabo cualquier trabajo con unas mínimas exigencias funcionales.

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente total por cáncer de mama.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 20 de Madrid, estima nuestra demanda y considera a la trabajadora afecta a una incapacidad permanente total para su profesión habitual de teleoperadora.

El Juzgado mantiene, para conceder la incapacidad permanente por cáncer, que:

“la cuestión litigiosa se centra en determinar las consecuencias invalidantes del estado patológico en que se encuentra la parte actora cuyas dolencias declaradas probadas en lo esencial no son controvertidas y ,han podido determinarse en base a los informes médicos de síntesis , resto de documentos médicos obrantes en autos e informe pericial.”

Sin embargo, entiende la Juzgadora que el INSS no ha reconocido todas las patologías que presenta nuestra representada:

“si bien hay otras [patologías] como el ojo seco severo, síndrome vertiginoso e hipoacusia que no se recogen en el informe del médico evaluador a pesar de estar documentados en informes de la sanidad pública”.

Del exámen de los informes médicos aportados la Sala entiende que:

“Puestas estas secuelas en relación con las tareas esenciales de su profesión habitual de Teleoperadora que se relatan en el HP7º se puede concluir que el estado secular de la actora de forma objetiva y según la prueba practicada le incapacita para la realización de las tareas esenciales de su profesión habitual, de un lado los requerimientos de atención telefónica al público que exigen su profesión posturas mantenidas durante largos periodos de tiempo, le impiden la alternancia postural ya que se siguen métodos de trabajo con actuaciones protocolizadas, so pena de abandonar la conversación, consulta o el propio servicio que este atendiendo en ese momento, de otro su problema oftalmológico incide en la fatiga ocular por la utilización de pantallas de visualización de datos y si bien sus tareas no son de alta responsabilidad si exigen atención y agilidad mental para dar respuestas a los llamadas o servicios que atiende, que se ve afectado por el Trastorno depresivo y medicación, procediendo en consecuencia la estimación de la pretensión actora y declarar a la misma en situación de IPT para su profesión habitual de Teleoperadora.”

Conclusiones:

El Juzgado de lo Social número 20 de Madrid entiende que se debe reconocer una incapacidad permanente por cáncer a la teleoperadora representada por Diké Abogados, puesto que no puede desempeñar su puesto de trabajo habitual.

Por ello, obtiene una pensión mensual, en 14 pagas anuales, del 55% de la base reguladora, siendo compatible con el desempeño de otro puesto de trabajo compatible con su patología.

Contacto:

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacto

Deje un comentario y le contestaremos en breve.