Incapacidad permanente absoluta por epilepsia.

Incapacidad permanente absoluta por epilepsia.

El Juzgado de lo Social número 25 de Madrid, ha reconocido una incapacidad permanente absoluta por epilepsia, al cliente representado por Diké Abogados, y anula la resolución del INSS que reconocía una incapacidad permanente total para el puesto de carretillero.

Con el reconocimiento de la incapacidad permanente absoluta, el trabajador percibirá el 100% de su base reguladora.

Antecedentes.

El trabajador acude a nuestro despacho puesto que considera que no puede realizar ningún tipo de trabajo remunerado.

Nuestros abogados y peritos médicos comprueban la viabilidad de la solicitud.

Se informa al cliente con antelación cual va a ser la cuantía de la pensión que percibiría en caso de obtener algún tipo de incapacidad.

Preparamos toda la documentación y solicitamos que nuestro cliente acudiera a un reconocimiento ante el Tribunal Médico.

El INSS dicta una resolución por la que reconoce a nuestro cliente una incapacidad permanente total para su puesto de carretillero, al entender que:

“presenta limitaciones para tareas de elevados/moderados requerimientos físicos, así como aquellos que supongan riesgo para terceros y/o sí mismo”.

Descargar (PDF, 1021KB)

Al no estar de acuerdo con esta resolución, presentamos una reclamación previa solicitando el reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta por epilepsia, al entender que no puede realizar ningún tipo de trabajo.

Pese a ello, el INSS mantuvo la calificación de incapacidad permanente total, por lo que presentamos demanda ante el Juzgado de lo Social, recayendo ante el Juzgado de lo Social número 25 de Madrid.

En la demanda solicitamos el reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta por epilepsia y otras patologías, con efectos retroactivos desde la fecha de resolución del INSS.

Patologías que presenta.

Nuestro cliente presenta una serie de patologías, que se resumen en:

  • Tumor benigno alojado en la región temporal derecha del cerebro que desencadena crisis epilépticas que no mejoran.
  • Rotura del bíceps braquial.
  • Cambios degenerativos con discopatía generalizada y estenosis foraminal en los espacios C3-C4 y C6-C7 derechos por protrusiones a 3 niveles y cambios degenerativos en las facetas del espacio C3-C4.
  • Enfermedad severa de ACD proximal y DA media distal con mal vaso distal con implantación de stents.
  • Cambios degenerativos cervicales con estenosis central moderada C5-C6.
  • Cólicos nefríticos.
  • Gonalgia derecha de meses de evolución.
  • Condromalacia rotuliana grado IV.
  • Condropatía femoral grado III izquierda.
  • Lumbalgia crónica.
  • Síndrome ansioso depresivo reactivo.
  • Síndrome de apnea del sueño.
  • Afectación artrósica grave de ambas rodillas.

Según “Ápice”, Asociación Andaluza de Epilepsia, “la epilepsia es una enfermedad crónica del sistema nervioso central, que se manifiesta en forma de crisis inesperadas y espontáneas, desencadenadas por una actividad eléctrica excesiva de un grupo de neuronas hiperexcitables.”

Incapacidad permanente absoluta por epilepsia

Incapacidad permanente absoluta por epilepsia

Por estas patologías, la Comunidad de Madrid reconoció al solicitante un grado de discapacidad del 71%.

Limitaciones que presenta.

Nuestro cliente presenta las siguientes limitaciones:

  • Sedestación continuada.
  • Manipulación de pesos con miembros superiores.
  • Tareas de sobrecarga cervical o de tronco o posturas mantenidas de cuello (despacho, oficina, ordenador,…)
  • Limitación para caminar o mantener posturas forzadas por cansancio y rigidez.
  • Bipedestación prolongada.
  • Imposibilidad para el manejo de situaciones estrés emocional o de sobrecarga funcional y cognitiva.
  • No puede abandonar el uso de psicofármacos, entre los que se encuentran opiáceos, lo que conlleva los efectos secundarios de somnolencia, disminución del estado de ánimo, cansancio, fatiga, lentitud de ideas, problemas de concentración, etc.
  • Imposibilidad para conducir o cualquier actividad de riesgo.
  • Falta de objetivos y de motivación laboral ante la persistencia y aumento de los síntomas.

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente absoluta por epilepsia.

Una vez vistas las patologías y limitaciones que presenta nuestro cliente, el Juzgado de lo Social número 25 de Madrid reconoce una incapacidad permanente absoluta por epilepsia y otras patologías.

La juzgadora mantiene que las limitaciones “se ha[n] obtenido, según las reglas de la sana crítica, a partir de los informes médicos obrantes en autos, teniendo una especial relevancia el emitido por la pericial del Dr. Álvarez Díez, con apoyo de los informes de los especialistas que vienen tratando al actor, que determinan la situación del paciente, el cual se ve incapacitado para realizar cualquier actividad laboral.”

Continúa manifestando la sentencia que “el demandante presenta una serie de patologías incompatibles con la realización de cualquier trabajo, que requiera de una aptitud física y psíquica, debido a que tiene una serie de dolencias y patologías, que además son crónicas y en alguno de los casos degenerativas que hacen imposible que pueda llevar a cabo cualquier labor por muy sedentaria y cómoda que ésta sea.”

Mantiene que “El actor vive con un continuo dolor, malestar y abocado a que en cualquier momento pueda tener ataques de epilepsia, que no están controlados y que habiendo probado diversos tratamientos, no han tenido buen fin.

Además, la medicación que toma le impide estar alerta y poder llevar a cabo un trabajo de forma medianamente eficiente, incidiendo en que además no puede tener una sedestación ni una bipedestación continuada, lo que hace casi imposible encontrar una actividad que pueda realizar.”

Por tanto, “Ello justifica con claridad la estimación total de la demanda, con revocación de la Resolución Administrativa impugnada, reconociendo al actor afecto al grado de invalidez permanente absoluta derivado de enfermedad común”

Derivado de éste reconocimiento, nuestro cliente tiene “derecho a percibir de la Entidad Gestora una pensión vitalicia equivalente al 100% por 100 de la base reguladora”.

Descargar (PDF, 125KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 25 de Madrid concede una incapacidad permanente absoluta por epilepsia y otras patologías, puesto que las graves patologías que presenta nuestro cliente son crónicas, y en alguno de los casos degenerativas.

No puede realizar ningún tipo de actividad reglada, por muy liviana que ésta sea, puesto que padece un dolor continuo, puede tener ataques epilépticos en cualquier momento, toma medicación que le impide estar alerta, y no puede realizar una sedestación ni bipedestación continuada.

Por todo ello, la juzgadora entiende con claridad, que debe concederse la incapacidad permanente absoluta.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto con nosotros.

 

Incapacidad permanente por depresión mayor de un trabajador de RRHH.

Incapacidad permanente por depresión mayor de un trabajador de RRHH.

Reconocimiento de una incapacidad permanente por depresión mayor. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha dictado sentencia reconociendo una incapacidad permanente total por depresión mayor, a un trabajador de control de personal y nóminas, que padece una depresión mayor, y que no puede desempeñar su trabajo.

Diké abogados presentó un recurso de suplicación contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Madrid, que desestimó inicialmente la incapacidad solicitada.

Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid si reconoce la incapacidad permanente por depresión mayor, para el desempeño de su puesto de trabajo habitual.

Depresión mayor

Depresión mayor

Sentencia del Juzgado de lo Social que deniega la incapacidad permanente por depresión mayor.

El Juzgado de lo Social número 2 de Madrid desestimó la demanda de solicitud de incapacidad permanente por depresión.

Mantiene la sentencia que la trabajadora presenta “un trastorno depresivo moderado reactivo”, y que por tanto, está limitada para “tareas de responsabilidad, estrés, riesgo para sí o para otros”.

Continúa la sentencia afirmando que “el trastorno depresivo puede limitar para tareas que exijan especial dosis de atención, o de esfuerzo intelectual o de responsabilidad, pero no para aquellos de carácter burocrático que no conlleven tales exigencias”.

Por estas razones, dicta sentencia desestimando la demanda, advirtiendo que contra la misma cabe interponer recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid.

Descargar (PDF, 1.99MB)

Diké abogados presenta recurso contra la sentencia. Analizamos el contenido de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Sentencia del TSJ Comunidad de Madrid que reconoce una incapacidad permanente por depresión mayor.

El TSJ Comunidad de Madrid, en contra de lo mantenido por el Juzgado de lo Social de Madrid número 2, sí reconoce una incapacidad permanente total por depresión mayor.

Diké abogados solicitó la modificación de los hechos probados de la sentencia.

En primer lugar, consideramos que el trabajo desempeñado no es de empleado administrativo, sino que trabaja como jefa de la Unidad de gestión en el Ayuntamiento, realizando labores tales como:

Gestión de nóminas y seguros sociales de unos 1.500 empleados.

Dirección y control de documentación, etc.

El TSJ efectivamente considera que el puesto de trabajo desempeñado por nuestra clienta no es de empleado administrativo, sino que es jefa de unidad de gestión, circunstancia que tiene gran relevancia como se verá a continuación.

Además de la modificación del puesto de trabajo, solicitamos que se reconozca que la patología que presenta no es un trastorno depresivo moderado reactivo, sin que se trata de una depresión mayor, presentando las siguientes limitaciones:

  • Incapacidad para realizar tareas de una mínima exigencia cognitiva por falta de concentración, apatía, anhedonia, cuadro depresivo severo, etc.
  • Limitación grave para el mantenimiento de conversaciones con clientes y compañeros.
  • Sufrimiento y penosidad para llevar a cabo cualquier trabajo de una mínima exigencia cognitiva.
  • Falta de objetivos y de motivación laboral ante la persistencia y aumento de los síntomas ante cualquier actividad laboral reglada.
  • Estrés que produce el empeoramiento de los síntomas de carácter general y sobre todo psiquiátrico y que cierra un círculo de mayor afectación psíquica, mayor incapacidad y ansiedad.

La patología que inicialmente presentaba de trastorno depresivo moderado reactivo, evolucionó a un trastorno depresivo mayor, lo que no constituye “dos diagnósticos distintos” como dice la sentencia del Juzgado de lo Social, sino el mismo que ha ido evolucionando a peor.

Descargar (PDF, 111KB)

La suspensión de empleo y sueldo es una situación asimilada al alta.

Entiende el Juzgado de lo Social, que no puede entrar a valor si las patologías que presenta nuestra clienta son susceptibles de una incapacidad permanente total, porque no está dada de alta en la seguridad social, ni estar asimilada al alta.

En el recurso, Diké Abogados mantuvo que la trabajador está en situación asimilada al alta, por lo que el Juzgado de lo Social debió pronunciarse sobre si las patologías que presenta la incapacitan para su trabajo habitual.

Hay que tener en cuenta que la trabajadora fue sancionada por una falta muy grave, con una suspensión de empleo y sueldo. La suspensión de empleo y sueldo es una situación asimilada al alta, según reconoce el Tribunal Supremo Sala 4ª, de 4-6-2002, recurso  2240/2001, por lo que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid sí considera que se cumplen todos los requisitos para la concesión de la incapacidad permanente total.

Tareas de un empleado de control de personal y nóminas.

Como hemos dicho anteriormente, el puesto de trabajo desempeñado no es de empleado administrativo, sino que se trata de un empleado de control de personal y nóminas, cuyas tareas consisten en:

  • llevar registros de asistencia, permisos y horas extraordinarias de los empleados.
  • preparar y comprobar declaraciones de ingresos para los empleados.
  • preparar los pagos y las prestaciones a los empleados mediante cheque o transferencia electrónica.
  • revisar fichas de control, gráficos de trabajo, cálculo de salarios y otra información para detectar y conciliar discrepancias en las nóminas.
  • verificar los datos de asistencia, horas trabajadas y ajustes de la remuneración.
Control de personal

Control de personal

Por tanto, concluye el TSJ de Madrid que “nos encontramos ante una profesión con requerimientos intelectuales de intensidad media alta, por lo que son incompatibles con sus dolencias y está por tanto afectada por una incapacidad permanente total”.

Conclusiones.

Debido a la patología principal de depresión que padece nuestra clienta, la misma no puede desempeñar su puesto de trabajo habitual de control de personal y nóminas.

Por tanto, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, sección 3ª, revoca la sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Madrid, y reconoce una incapacidad permanente total, y condena al Instituto Nacional de la Seguridad Social a que abone una pensión correspondiente al 75% de la base reguladora.

El reconocimiento de una incapacidad permanente total conlleva asimismo el reconocimiento de un 33% de discapacidad.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacto

Contacto

En nuestro despacho hemos llevado otros asuntos relacionados con la depresión, que puede consultar aquí.

Comentarios.

¿Quiere hacer algún comentario a esta entrada?. Si te resulta interesante, compártelo.

Depresión: Incapacidad permanente total a una comercial.

Depresión: Incapacidad permanente total a una comercial.

El Juzgado de lo Social nº 11 de Madrid ha concedido una incapacidad permanente total por depresión a una clienta de Diké Abogados que trabaja como comercial, y que padece depresión.

La trabajadora ha sido diagnosticada de “Síndrome depresivo ansioso crónico evolucionado, con oscilaciones en el contexto de rasgos disemocionales”.

Nuestra clienta padece los siguientes padecimientos:

  • Sintomatología ansiosa.
  • Alteración del patrón de ingesta de alimentos.
  • Tristeza.
  • Apatía.
  • Anergia.
  • Tendencia al aislamiento.
En la actualidad, se encuentra en tratamiento farmacológico y psicoterapia.
Incapacidad por depresión

Incapacidad por depresión

Siendo la profesión de nuestra clienta la de comercial, no puede desarrollar la función principal del puesto de trabajo, que consiste en la captación de clientes.

Hay que tener en cuenta, que la Ley General de la Seguridad Social, describe a la incapacidad permanente total como aquella que “inhabilite al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de dicha profesión, siempre que pueda dedicarse a otra distinta”. Por el contrario, se entiende por incapacidad permanente absoluta para todo trabajo como aquella que “inhabilite por completo al trabajador para desarrollar toda profesión u oficio”.

Con estos padecimientos, entiende la Juzgadora que la trabajadora no puede desempeñar las tareas fundamentales de la profesión de comercial con la continuidad, dedicación y eficacia que la relación laboral exige.

Por tanto, se declara a la trabajadora representada por Diké Abogados como afecta a una incapacidad permanente total para su profesión de comercial, con derecho a percibir una pensión en cuantía equivalente al 55 por ciento de su base reguladora.

Sentencia depresión

Si usted desea que nuestros abogados y peritos médicos revisen sus informes médicos y le asesoren sobre las posibilidades de obtener una incapacidad permanente para su profesión habitual, o para cualquier trabajo, puede enviarlos al e-mail info@incapacidadtrabajo.es o póngase en contacto con nosotros en el 915327518 / 619555357.