El Tribunal Supremo confirma la gran invalidez por glaucoma.

El Tribunal Supremo confirma la gran invalidez por glaucoma.

El Tribunal Supremo ha inadmitido el recurso de casación para la unificación de la doctrina interpuesto por el INSS y la Tesorería General de la Seguridad Social contra nuestra clienta, quien fue reconocida con una gran invalidez por glaucoma por el Juzgado de lo Social número 3 de Valladolid, y que posteriormente fue confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León.

Gran invalidez por glaucoma

Gran invalidez por glaucoma

Sentencia que reconoce una gran invalidez por Glaucoma.

El INSS denegó a nuestra clienta el reconocimiento de cualquier tipo de incapacidad, por entender que las patologías que presenta son anteriores a la prestación del trabajo, como se puede observar en la resolución:

Descargar (PDF, 998KB)

Al no estar de acuerdo con la resolución anteriormente mencionada, interpusimos reclamación previa ante el propio INSS, que confirmó la resolución inicialmente dictada, y no reconoció ningún grado de incapacidad.

Ante la confirmación de la denegación de la solicitud de gran invalidez por glaucoma, presentamos demanda ante el Juzgado de lo Social de Valladolid.

Una vez celebrado el juicio, el Juzgado dicta sentencia por la que reconoce una gran invalidez por glaucoma.

Puede conocer el contenido de esa sentencia en el siguiente enlace de una publicación anterior:

Gran invalidez por glaucoma.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León reconociendo gran invalidez por glaucoma.

El INSS interpuso recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León, al no estar de acuerdo con la sentencia que reconoce la gran invalidez por ceguera.

Desde Diké Abogados nos opusimos al recurso de suplicación, al entender que las patologías la incapacitan para el desarrollo de cualquier puesto de trabajo, y además necesita ayuda de terceras personas para los actos más esenciales de la vida.

Hay que recordar que nuestra clienta presenta las siguientes patologías.

  • Ceguera secundaria a glaucoma congénito bilateral.
  • Trastorno adaptativo mixto.
  • Hipoacusia mixta de oído izquierdo moderada-severa, y del oído derecho moderada.

La sentencia del TSJ de Castilla-León entiende quelo que se da por probado es que fue intervenida en la infancia en varias ocasiones (trabeculectomias), que en 1996 se le coloco válvula de Ahmed, retiró catarata e implantó Lio en ojo derecho y que en el año 2000 se le reconoció una minusvalía con grado de discapacidad del 88% por déficit binocular severo, lo que evidentemente comporta que ya entonces se comprobara una muy importante pérdida de visión, más no que la tuviera abolida por completo ni siquiera que fuera la misma que presentara al ser evaluada a efectos de IP (agosto de 2016) – amaurosis ojo izquierdo, ojo derecho sólo percibe luz, sin campo visual útil -, antes al contrario diversos informes oftalmológicos refieren una progresiva pérdida de restos de visión los últimos años.

En definitiva, no consta que con anterioridad, no ya a su afiliación al sistema, que no está determinada, sino a su misma alta en la Once, que tampoco lo está, fuese prácticamente ciega, ni que su situación oftalmológica no haya evolucionado y agravado con el tiempo, y por ende su trabajo anterior en la Once no puede servir para que no se considere ahora, a los efectos de graduar el grado de invalidez que le corresponde, la pérdida visual que presenta.

Y siendo la situación presente de la actora equiparable a la ceguera total, sumándose además una pérdida auditiva no menor (33,85% binaural), urgencia miccional asociada a situaciones de estrés y un trastorno ansioso depresivo reactivo a su situación personal y limitaciones físicas, resulta justificado sin duda se le reconozca la gran invalidez cuestionada.”

Descargar (PDF, 603KB)

Por tanto, el TSJ Castilla-León confirma el reconocimiento de la gran invalidez por glaucoma.

El Tribunal Supremo confirma la gran invalidez por glaucoma.

Ante la confirmación del reconocimiento de la gran invalidez por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León, el INSS interpuso recurso de casación para la unificación de la doctrina ante el Tribunal Supremo, al entender que la sentencia del TSJ es contraria a la dictada anteriormente por el Tribunal Supremo de 19 de julio de 2016 (Rec. 3907/2014).

Sin embargo, el Tribunal Supremo inadmite el recurso de casación para la unificación de la doctrina debido a que:

“No puede apreciarse la existencia de contradicción entre las resoluciones comparadas, teniendo en cuenta que en la sentencia recurrida no consta que con anterioridad a su incorporación al sistema, ni a la ONCE fuese prácticamente ciega ni que su situación oftalmológica no se haya agravado con el tiempo, ya que sólo consta que en 1996 se le colocó válvula de Ahmed y se retiró catarata implantándose LIO y se le reconoció una minusvalía con grado de discapacidad del 88 % en año 2000 por déficit visual binocular severo, lo que comportaba una importante pérdida de visión más no que la tuviese abolida por completo.

En la sentencia de contraste lo que consta es que el actor ya padecía las dolencias incapacitantes cuando comenzó a prestar servicios en la ONCE de ahí que no pueda reconocerse en situación de gran invalidez cuando ya antes de la entrada en el mercado laboral se exigía la ayuda de tercera persona.”

Al no constar en el presente caso que nuestra clienta padeczca la ceguera legal con anterioridad a la prestación de servicios en la ONCE, puesto que padecía una importante pérdida de visión, pero no su pérdida completa, no se puede aplicar la jurisprudencia alegada por el INSS que establece que si las dolencias son anteriores a la prestación de servicios, no cabe el reconocimiento de una gran invalidez.

Por todo ello, el Tribunal Supremo inadmite el recurso de casación para la unificación de la doctrina, confirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León, que confirmó la sentencia del Juzgado de lo Social número 3 de Valladolid, que reconoció a nuestra clienta una gran invalidez por glaucoma.

Descargar (PDF, 318KB)

Declara la firmeza de la sentencia y mantiene que contra esta sentencia no cabe interponer recurso.

Durante todo el procedimiento, desde la solicitud inicial de la gran invalidez, hasta la sentencia del Tribunal Supremo, pasando por la reclamación previa, la demanda ante el Juzgado de lo Social y la oposición al recurso de suplicación ante el TSJ, la trabajadora ha sido asistida y asesorada por Diké Abogados.

Conclusión.

Finalmente, después de más de dos años, a nuestra clienta se la reconoce con una gran invalidez, y el derecho a percibir el 100% de la pensión por incapacidad, más un complemento destinado al abono de una tercera persona que la ayude en los actos más esenciales de su vida.

Para ello, ha tenido que presentar una solicitud, pasar por un Tribunal Médico del INSS, presentar una reclamación previa, redactar y presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social, celebrarse un juicio, oponerse al recurso de suplicación interpuesto contra la sentencia del Juzgado que la daba la razón, y esperar a la resolución del Tribunal Supremo.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacto para viabilidad

Contacto para viabilidad

Si te ha gustado la entrada, compártela.

Gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas

Gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas.

Se reconoce una gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas que ha derivado en una severa pérdida de agudeza visual, por parte del Juzgado de lo Social número 41 de Madrid

El trabajador ha sido asesorado por Diké Abogados desde el inicio de la solicitud.

Nuestro cliente trabajaba como Jefe Administrativo.

Según la asociación D.O.C.E. Discapacitados Otros Ciegos de España, la microftalmia consiste en la presencia de un globo ocular de tamaño más pequeño de lo normal.

Por su parte, el glaucoma, según la misma asociación, es una enfermedad de los ojos que se caracteriza generalmente por el aumento patológico de la presión intraocular (dentro del globo ocular) por falta de drenaje del humor acuoso.

El INSS reconoció una incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajos, pero no la necesidad de ayuda de terceras personas.

Diké abogados presentó reclamación previa ante esta resolución, y posteriormente, una demanda judicial ante el Juzgado de lo Social.

Gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas

Gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas

Patologías que presenta.

El paciente presenta un cuadro clínico con glaucoma avanzado, microftalmia en ojo izquierdo y dudoso en ojo derecho; catarata en evolución en ojo derecho y avanzada en ojo izquierdo.

En la actualidad presenta:

  • Ojo derecho: agudeza visual de 0,05.
  • Ojo izquierdo: agudeza visual movimiento de mano, percibe luz temporal.

Limitaciones que presenta:

  • Imposibilidad para manipular diferentes estructuras o utensilios (entre los que se encuentran los teléfonos móviles y los ordenadores).
  • Imposibilidad para la lectura o el manejo de expedientes.
  • Incapacidad para conducir vehículos o usar con normalidad transporte público.
  • Cansancio visual y fotofobia extrema.
  • Sufrimiento y penosidad para llevar a cabo cualquier trabajo reglado debido a su sintomatología psíquica.
  • Falta de objetivos y de motivación laboral.
  • Estrés que produce el empeoramiento de los síntomas.
  • Necesidad de ayuda de tercera persona, incluso para algunas actividades propias de la vida diaria.

Reconocimiento judicial de una gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas.

El Juzgado de lo Social número 41 de Madrid, derivado del cuadro clínico que presenta nuestro cliente, y las limitaciones que le supone, reconoce una gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas.

Mantiene la sentencia que “el demandante es trabajador en alta en Seguridad Social […] hasta el momento del reconocimiento de la incapacidad permanente, sin que haya tenido lugar ningún proceso de baja médica relacionada con la dolencia de la visión ni con ninguna otra.”

Continúa alegando que el trabajador tenía esas dolencias con anterioridad,  puesto que médicamente constan en informes desde al menos el año 2012, pero no se tiene la constancia de cuales eran las que pudiese haber antes de esa fecha.”

Concluye diciendo que “el hecho de que se haya declarado la incapacidad permanente absoluta por dolencias de la visión después de haber prestado servicios hace presumir que las dolencias existían pero no eran tan graves como para impedir el trabajo, y en esta tesitura es aplicable esa doctrina que objetiviza las consecuencias de la declaración de incapacidad absoluta para estos supuestos presumiendo la necesidad para todas o al menos algunas de las actividades de la vida diaria.”

Por tanto, el trabajador puede solicitar el reconocimiento de una gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas estando de alta y trabajando en la empresa, puesto que se presume que ha habido un empeoramiento de su estado clínico desde que entró a trabajar en la empresa.

Descargar (PDF, 59KB)

Cuantía de la pensión por gran invalidez.

El reconocimiento de la gran invalidez genera el derecho a una pensión vitalicia, incrementándose su cuantía con un complemento, destinado a que el inválido pueda remunerar a la persona que le atienda.

El importe de dicho complemento será equivalente al resultado de sumar el 45% de la base mínima de cotización vigente en el momento del hecho causante y el 30% de la última base de cotización del trabajador correspondiente a la contingencia de la que derive la situación de incapacidad permanente.

En ningún caso el complemento podrá tener un importe inferior al 45% de la pensión percibida, sin el complemento, por el trabajador.

Cuantía pensión gran invalidez

Cuantía pensión gran invalidez

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 41 de Madrid concede una gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas.

La Gran invalidez exige una incapacidad permanente absoluta que trascendiendo más allá de la capacidad laboral produce en el ámbito personal la imposibilidad de realizar por sí solo los actos primarios de la vida, necesitando el concurso de otra persona para poder realizarlos.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacte con nosotros.

Contacte con nosotros.

Otros casos de ceguera llevados por el despacho.

En el siguiente enlace puede conocer otros casos de ceguera llevados por Diké Abogados. Casos Diké Abogados por ceguera.

Gran invalidez por glaucoma.

Gran invalidez por glaucoma.

El Juzgado de lo Social número 3 de Valladolid ha reconocido una gran invalidez por glaucoma a una clienta de Diké Abogados, que trabajaba como vendedora del cupón de la ONCE.

Según la sociedad española de glaucoma, “la presión intraocular normal suele situarse por debajo de 21 mm de Hg.

En determinadas situaciones patológicas esta puede aumentar ya sea de forma aguda o crónica.

Este aumento de presión provoca el daño del nervio óptico, lo que supone la pérdida progresiva de la visión periférica.”

Patologías que presenta.

Las deficiencias más significativas que presenta, para obtener la gran invalidez por glaucoma, son:

  • Ceguera secundaria a glaucoma congénito bilateral.
  • Trastorno adaptativo mixto.
  • Hipoacusia mixta de oído izquierdo moderada-severa, y del oído derecho moderada.
Gran invalidez por glaucoma

Gran invalidez por glaucoma

Limitaciones funcionales.

  • Imposibilidad para manipular diferentes estructuras o utensilios (entre los que se encuentran los teléfonos móviles y los ordenadores).
  • Imposibilidad para la lectura o el manejo de billetes.
  • Limitación para caminar, efectuar cualquier esfuerzo o carga de pesos.
  • Imposibilidad para el desarrollo de cualquier tipo de actividad intelectiva, por liviana que ésta sea, debido a su afectación psiquiátrica.
  • Toma de distintos psicofármacos que repercuten de forma muy negativa sobre cualquier tipo de actividad intelectual y limitan todas sus capacidades globales.
  • Sufrimiento y penosidad para llevar a cabo cualquier trabajo reglado debido a su sintomatología psíquica.
  • Falta de objetivos y de motivación laboral ante la persistencia y aumento de los síntomas con cualquier tipo de actividad laboral reglada.
  • Estrés que produce el empeoramiento de los síntomas de carácter general y que cierra un círculo de mayor afectación psíquica, mayor ansiedad, y mayor incapacidad.
  • Necesidad de ayuda de tercera persona, incluso para las actividades propias de la vida diaria.

Reconocimiento judicial de la gran invalidez por glaucoma.

Mantiene el Juzgado de lo Social número 3 de Valladolid, para reconocer una gran invalidez por glaucoma, que “la demandante presenta como patología limitante principal una ceguera bilateral consecuencia de glaucoma congénito bilateral.

Si bien la evolución de la patología ya se inició en la infancia y posteriormente se (1996) se le colocó una válvula de Ahmed, con retirada de catarata, desde el año 2000 le fue reconocido un grado de discapacidad del 88% por déficit visual binocular severo.

En el momento de emitirse el informe de valoración médica la demandante aportó informe de oftalmología de 13 de mayo de 2016, parcialmente transcrito en aquél y que obra aportado al expediente:

en dicho informe se hace constar como la demandante presenta en el ojo derecho la agudeza visual está reducida a la percepción de luz, con ceguera (amaurosis) total en el izquierdo, sin percepción de luz.

Asimismo se indica que en este estado de la patología, “No permite la visión de números o letras de cualquier tamaño ni reconocer colores, por lo que no puede distinguir billetes o monedas ni visualizar objetos en la calle como semáforos, etc.

Debido a la ausencia de visión se encuentra discapacitada para realizar los trabajos habituales de la casa (…)”.

Continúa manifestando la mencionada sentencia que reconoce la gran invalidez por glaucoma, que:

la ceguera ya es total y bilateral, por lo que la jurisprudencia recordada es de plena aplicación ya que aquella circunstancia por sí misma determina la necesidad de tercera persona.

La Entidad Gestora no cuestiona este estado actual de la patología, si bien la denegación de la incapacidad permanente lo ha sido por ser aquélla anterior al alta en Seguridad Social, razón ésta que no puede acogerse con carácter determinante dada la evolución y progresión de la misma que recoge el propio informe de valoración médica hasta llegar al estado actual con pérdida de la visión total en ambos ojos (salvo la percepción de luz en el derecho), además de otras patologías que por sí mismas no determinan los grados de incapacidad que se postulan (pérdida auditiva del 33,85% con indicación de prótesis auditiva siendo posible la conversación en tono de voz social, según el informe de valoración médica, urgencia miccional asociada a situaciones de estrés, según informe de 6 de junio de 2016, y una patología ansioso depresiva reactiva que comenzó a mejorar según informe de 30 de mayo de 2016).”

Descargar (PDF, 504KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 3 de Valladolid concede una gran invalidez por glaucoma a nuestra cliente, con derecho a percibir el 100% de la base reguladora, más un complemento derivada de la gran invalidez.

Sentencia

Sentencia

 

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacte con nosotros

Contacte con nosotros