Incapacidad permanente absoluta por epilepsia.

Incapacidad permanente absoluta por epilepsia.

El Juzgado de lo Social número 25 de Madrid, ha reconocido una incapacidad permanente absoluta por epilepsia, al cliente representado por Diké Abogados, y anula la resolución del INSS que reconocía una incapacidad permanente total para el puesto de carretillero.

Con el reconocimiento de la incapacidad permanente absoluta, el trabajador percibirá el 100% de su base reguladora.

Antecedentes.

El trabajador acude a nuestro despacho puesto que considera que no puede realizar ningún tipo de trabajo remunerado.

Nuestros abogados y peritos médicos comprueban la viabilidad de la solicitud.

Se informa al cliente con antelación cual va a ser la cuantía de la pensión que percibiría en caso de obtener algún tipo de incapacidad.

Preparamos toda la documentación y solicitamos que nuestro cliente acudiera a un reconocimiento ante el Tribunal Médico.

El INSS dicta una resolución por la que reconoce a nuestro cliente una incapacidad permanente total para su puesto de carretillero, al entender que:

“presenta limitaciones para tareas de elevados/moderados requerimientos físicos, así como aquellos que supongan riesgo para terceros y/o sí mismo”.

Descargar (PDF, 1021KB)

Al no estar de acuerdo con esta resolución, presentamos una reclamación previa solicitando el reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta por epilepsia, al entender que no puede realizar ningún tipo de trabajo.

Pese a ello, el INSS mantuvo la calificación de incapacidad permanente total, por lo que presentamos demanda ante el Juzgado de lo Social, recayendo ante el Juzgado de lo Social número 25 de Madrid.

En la demanda solicitamos el reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta por epilepsia y otras patologías, con efectos retroactivos desde la fecha de resolución del INSS.

Patologías que presenta.

Nuestro cliente presenta una serie de patologías, que se resumen en:

  • Tumor benigno alojado en la región temporal derecha del cerebro que desencadena crisis epilépticas que no mejoran.
  • Rotura del bíceps braquial.
  • Cambios degenerativos con discopatía generalizada y estenosis foraminal en los espacios C3-C4 y C6-C7 derechos por protrusiones a 3 niveles y cambios degenerativos en las facetas del espacio C3-C4.
  • Enfermedad severa de ACD proximal y DA media distal con mal vaso distal con implantación de stents.
  • Cambios degenerativos cervicales con estenosis central moderada C5-C6.
  • Cólicos nefríticos.
  • Gonalgia derecha de meses de evolución.
  • Condromalacia rotuliana grado IV.
  • Condropatía femoral grado III izquierda.
  • Lumbalgia crónica.
  • Síndrome ansioso depresivo reactivo.
  • Síndrome de apnea del sueño.
  • Afectación artrósica grave de ambas rodillas.

Según “Ápice”, Asociación Andaluza de Epilepsia, “la epilepsia es una enfermedad crónica del sistema nervioso central, que se manifiesta en forma de crisis inesperadas y espontáneas, desencadenadas por una actividad eléctrica excesiva de un grupo de neuronas hiperexcitables.”

Incapacidad permanente absoluta por epilepsia

Incapacidad permanente absoluta por epilepsia

Por estas patologías, la Comunidad de Madrid reconoció al solicitante un grado de discapacidad del 71%.

Limitaciones que presenta.

Nuestro cliente presenta las siguientes limitaciones:

  • Sedestación continuada.
  • Manipulación de pesos con miembros superiores.
  • Tareas de sobrecarga cervical o de tronco o posturas mantenidas de cuello (despacho, oficina, ordenador,…)
  • Limitación para caminar o mantener posturas forzadas por cansancio y rigidez.
  • Bipedestación prolongada.
  • Imposibilidad para el manejo de situaciones estrés emocional o de sobrecarga funcional y cognitiva.
  • No puede abandonar el uso de psicofármacos, entre los que se encuentran opiáceos, lo que conlleva los efectos secundarios de somnolencia, disminución del estado de ánimo, cansancio, fatiga, lentitud de ideas, problemas de concentración, etc.
  • Imposibilidad para conducir o cualquier actividad de riesgo.
  • Falta de objetivos y de motivación laboral ante la persistencia y aumento de los síntomas.

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente absoluta por epilepsia.

Una vez vistas las patologías y limitaciones que presenta nuestro cliente, el Juzgado de lo Social número 25 de Madrid reconoce una incapacidad permanente absoluta por epilepsia y otras patologías.

La juzgadora mantiene que las limitaciones “se ha[n] obtenido, según las reglas de la sana crítica, a partir de los informes médicos obrantes en autos, teniendo una especial relevancia el emitido por la pericial del Dr. Álvarez Díez, con apoyo de los informes de los especialistas que vienen tratando al actor, que determinan la situación del paciente, el cual se ve incapacitado para realizar cualquier actividad laboral.”

Continúa manifestando la sentencia que “el demandante presenta una serie de patologías incompatibles con la realización de cualquier trabajo, que requiera de una aptitud física y psíquica, debido a que tiene una serie de dolencias y patologías, que además son crónicas y en alguno de los casos degenerativas que hacen imposible que pueda llevar a cabo cualquier labor por muy sedentaria y cómoda que ésta sea.”

Mantiene que “El actor vive con un continuo dolor, malestar y abocado a que en cualquier momento pueda tener ataques de epilepsia, que no están controlados y que habiendo probado diversos tratamientos, no han tenido buen fin.

Además, la medicación que toma le impide estar alerta y poder llevar a cabo un trabajo de forma medianamente eficiente, incidiendo en que además no puede tener una sedestación ni una bipedestación continuada, lo que hace casi imposible encontrar una actividad que pueda realizar.”

Por tanto, “Ello justifica con claridad la estimación total de la demanda, con revocación de la Resolución Administrativa impugnada, reconociendo al actor afecto al grado de invalidez permanente absoluta derivado de enfermedad común”

Derivado de éste reconocimiento, nuestro cliente tiene “derecho a percibir de la Entidad Gestora una pensión vitalicia equivalente al 100% por 100 de la base reguladora”.

Descargar (PDF, 125KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 25 de Madrid concede una incapacidad permanente absoluta por epilepsia y otras patologías, puesto que las graves patologías que presenta nuestro cliente son crónicas, y en alguno de los casos degenerativas.

No puede realizar ningún tipo de actividad reglada, por muy liviana que ésta sea, puesto que padece un dolor continuo, puede tener ataques epilépticos en cualquier momento, toma medicación que le impide estar alerta, y no puede realizar una sedestación ni bipedestación continuada.

Por todo ello, la juzgadora entiende con claridad, que debe concederse la incapacidad permanente absoluta.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto con nosotros.