El Tribunal Supremo confirma la gran invalidez por glaucoma.

El Tribunal Supremo confirma la gran invalidez por glaucoma.

El Tribunal Supremo ha inadmitido el recurso de casación para la unificación de la doctrina interpuesto por el INSS y la Tesorería General de la Seguridad Social contra nuestra clienta, quien fue reconocida con una gran invalidez por glaucoma por el Juzgado de lo Social número 3 de Valladolid, y que posteriormente fue confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León.

Gran invalidez por glaucoma

Gran invalidez por glaucoma

Sentencia que reconoce una gran invalidez por Glaucoma.

El INSS denegó a nuestra clienta el reconocimiento de cualquier tipo de incapacidad, por entender que las patologías que presenta son anteriores a la prestación del trabajo, como se puede observar en la resolución:

Descargar (PDF, 998KB)

Al no estar de acuerdo con la resolución anteriormente mencionada, interpusimos reclamación previa ante el propio INSS, que confirmó la resolución inicialmente dictada, y no reconoció ningún grado de incapacidad.

Ante la confirmación de la denegación de la solicitud de gran invalidez por glaucoma, presentamos demanda ante el Juzgado de lo Social de Valladolid.

Una vez celebrado el juicio, el Juzgado dicta sentencia por la que reconoce una gran invalidez por glaucoma.

Puede conocer el contenido de esa sentencia en el siguiente enlace de una publicación anterior:

Gran invalidez por glaucoma.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León reconociendo gran invalidez por glaucoma.

El INSS interpuso recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León, al no estar de acuerdo con la sentencia que reconoce la gran invalidez por ceguera.

Desde Diké Abogados nos opusimos al recurso de suplicación, al entender que las patologías la incapacitan para el desarrollo de cualquier puesto de trabajo, y además necesita ayuda de terceras personas para los actos más esenciales de la vida.

Hay que recordar que nuestra clienta presenta las siguientes patologías.

  • Ceguera secundaria a glaucoma congénito bilateral.
  • Trastorno adaptativo mixto.
  • Hipoacusia mixta de oído izquierdo moderada-severa, y del oído derecho moderada.

La sentencia del TSJ de Castilla-León entiende quelo que se da por probado es que fue intervenida en la infancia en varias ocasiones (trabeculectomias), que en 1996 se le coloco válvula de Ahmed, retiró catarata e implantó Lio en ojo derecho y que en el año 2000 se le reconoció una minusvalía con grado de discapacidad del 88% por déficit binocular severo, lo que evidentemente comporta que ya entonces se comprobara una muy importante pérdida de visión, más no que la tuviera abolida por completo ni siquiera que fuera la misma que presentara al ser evaluada a efectos de IP (agosto de 2016) – amaurosis ojo izquierdo, ojo derecho sólo percibe luz, sin campo visual útil -, antes al contrario diversos informes oftalmológicos refieren una progresiva pérdida de restos de visión los últimos años.

En definitiva, no consta que con anterioridad, no ya a su afiliación al sistema, que no está determinada, sino a su misma alta en la Once, que tampoco lo está, fuese prácticamente ciega, ni que su situación oftalmológica no haya evolucionado y agravado con el tiempo, y por ende su trabajo anterior en la Once no puede servir para que no se considere ahora, a los efectos de graduar el grado de invalidez que le corresponde, la pérdida visual que presenta.

Y siendo la situación presente de la actora equiparable a la ceguera total, sumándose además una pérdida auditiva no menor (33,85% binaural), urgencia miccional asociada a situaciones de estrés y un trastorno ansioso depresivo reactivo a su situación personal y limitaciones físicas, resulta justificado sin duda se le reconozca la gran invalidez cuestionada.”

Descargar (PDF, 603KB)

Por tanto, el TSJ Castilla-León confirma el reconocimiento de la gran invalidez por glaucoma.

El Tribunal Supremo confirma la gran invalidez por glaucoma.

Ante la confirmación del reconocimiento de la gran invalidez por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León, el INSS interpuso recurso de casación para la unificación de la doctrina ante el Tribunal Supremo, al entender que la sentencia del TSJ es contraria a la dictada anteriormente por el Tribunal Supremo de 19 de julio de 2016 (Rec. 3907/2014).

Sin embargo, el Tribunal Supremo inadmite el recurso de casación para la unificación de la doctrina debido a que:

“No puede apreciarse la existencia de contradicción entre las resoluciones comparadas, teniendo en cuenta que en la sentencia recurrida no consta que con anterioridad a su incorporación al sistema, ni a la ONCE fuese prácticamente ciega ni que su situación oftalmológica no se haya agravado con el tiempo, ya que sólo consta que en 1996 se le colocó válvula de Ahmed y se retiró catarata implantándose LIO y se le reconoció una minusvalía con grado de discapacidad del 88 % en año 2000 por déficit visual binocular severo, lo que comportaba una importante pérdida de visión más no que la tuviese abolida por completo.

En la sentencia de contraste lo que consta es que el actor ya padecía las dolencias incapacitantes cuando comenzó a prestar servicios en la ONCE de ahí que no pueda reconocerse en situación de gran invalidez cuando ya antes de la entrada en el mercado laboral se exigía la ayuda de tercera persona.”

Al no constar en el presente caso que nuestra clienta padeczca la ceguera legal con anterioridad a la prestación de servicios en la ONCE, puesto que padecía una importante pérdida de visión, pero no su pérdida completa, no se puede aplicar la jurisprudencia alegada por el INSS que establece que si las dolencias son anteriores a la prestación de servicios, no cabe el reconocimiento de una gran invalidez.

Por todo ello, el Tribunal Supremo inadmite el recurso de casación para la unificación de la doctrina, confirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León, que confirmó la sentencia del Juzgado de lo Social número 3 de Valladolid, que reconoció a nuestra clienta una gran invalidez por glaucoma.

Descargar (PDF, 318KB)

Declara la firmeza de la sentencia y mantiene que contra esta sentencia no cabe interponer recurso.

Durante todo el procedimiento, desde la solicitud inicial de la gran invalidez, hasta la sentencia del Tribunal Supremo, pasando por la reclamación previa, la demanda ante el Juzgado de lo Social y la oposición al recurso de suplicación ante el TSJ, la trabajadora ha sido asistida y asesorada por Diké Abogados.

Conclusión.

Finalmente, después de más de dos años, a nuestra clienta se la reconoce con una gran invalidez, y el derecho a percibir el 100% de la pensión por incapacidad, más un complemento destinado al abono de una tercera persona que la ayude en los actos más esenciales de su vida.

Para ello, ha tenido que presentar una solicitud, pasar por un Tribunal Médico del INSS, presentar una reclamación previa, redactar y presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social, celebrarse un juicio, oponerse al recurso de suplicación interpuesto contra la sentencia del Juzgado que la daba la razón, y esperar a la resolución del Tribunal Supremo.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacto para viabilidad

Contacto para viabilidad

Si te ha gustado la entrada, compártela.