Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor

Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor.

El Juzgado de lo Social número 3 de Madrid ha dictado sentencia que reconoce una incapacidad permanente total por artrosis a un pintor de la construcción.

El trabajador ha sido asistido por Diké Abogados.

Patologías que presenta.

Según mantiene la sentencia, se reconoce una incapacidad permanente total por artrosis a un pintor de la construcción, puesto que padece las siguientes patologías:

  • Artrosis erosiva de manos con principal afectación de mano dominante (derecha).
  • Cirugía del 4º dedo de la mano derecha.
  • Cirugía de muñeca derecha por rotura de fibrocartílago triangular.
  • Pinzamiento dorsal.
  • Síndrome de intestino irritable.

Limitaciones que presenta.

Debido a estas patologías, la sentencia reconoce una incapacidad permanente total por artrosis a un pintor de la construcción, puesto que presenta las siguientes limitaciones:

  • Imposibilidad para el manejo de ambas manos con rapidez, fuerza y destreza con una mayor afectación y práctica imposibilidad para efectuar ninguna actividad operativa, con su mano derecha.
  • Imposibilidad para la carga de pesos o para la realización de esfuerzos.
  • Imposibilidad para el mantenimiento de posturas fijas con ambas manos pulgares y muñecas.
  • Pérdida de la capacidad funcional en la visión del ojo izquierdo por su problema retiniano, (fotofobia cuando precisara trabajar en exteriores).
  • Pérdida de fuerza importante, (82%), en su miembro superior derecho, dominante.
  • Incontinencia fecal con numerosos episodios de diarrea y escapes.
 Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor

Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor

Funciones de su puesto de trabajo.

El trabajador está dado de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos como pintor de la construcción, realizando trabajos para compañías de seguros.

Entiende la sentencia que las labores profesionales de un pintor exigen, al menos, un mínimo de fuerza prensil para sujetar la brocha o pincel.

Dicha habilidad y fuerza no puede predicarse del trabajador al menos desde la infructuosa intervención quirúrgica de febrero de 2016 en la que se le implantó una “prótesis IFP modelo Tactys (Stryker)”.

Nuestro cliente tiene prohibida la realización de actividades de peso y esfuerzo, así como las de riesgo para sufrir traumatismo.

El hecho de que el trabajador sea autónomo, no significa que no realice las funciones de pintor, por lo que la sentencia no atiende la alegación del INSS en relación a que nuestro cliente pueda reconducir sus tareas profesionales evitando aquellas que están contraindicadas para sus limitaciones.

Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor

Incapacidad permanente total por artrosis a un pintor

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente total por artrosis a un pintor.

El Juzgado de lo Social número 3 de Madrid reconoce la incapacidad permanente al entender que “las demandadas parecen aferrarse a la condición de autónomo del actor para presumir que sus funciones no exigen habilidad manual o fuerza y, sobre esa base, entienden que el demandante no se encuentra incapacitado para su realización.

No obstante, lo que resultó acreditado, por notorio, es que las labores profesionales de un pintor exigen, al menos, un mínimo de fuerza prensil para sujetar la brocha o pincel.

[…] dicha habilidad y fuerza no puede predicarse del demandante al menos desde la infructuosa intervención quirúrgica de febrero de 2016 en la que se implantó al actor una “prótesis IFP modelo Tactys (Stryker)”, según el informe del Hospital Universitario Santa Cristina de 29/3/2016 en el que “se prohíbe la realización de actividades de peso y esfuerzo, así como las de riesgo para sufrir traumatismo”.

Desde un punto de vista físico, se consignaron tanto en los informes médicos de la Seguridad Social, como en los informes del EVI ciertos datos objetivos sobre los grados de fuerza o presión que puede realizar el actor con su mano rectora y en el Informe Pericial del Doctor Álvarez Díez, siendo absolutamente coincidentes en la falta de capacidad prensil con la mano dañada y el riesgo de rotura de la prótesis que le fue implantada.

[…] las dolencias físicas son difícilmente conciliables con cualquier trabajo bimanual íntegro o tareas manipulativas con mano derecha, de fuerza prensil o trabajos finos.

[…] Para la realización de las tareas habituales de la profesión del demandante, es esencial y primordial tener una mínima fuerza en ambas manos y cierta habilidad con ellas que permita el pintado de paredes, techos y demás elementos arquitectónicos; por supuesto sin olvidar el riesgo de nuevas lesiones que presenta el actor.

Es fácilmente imaginable que la no disponibilidad del uso pleno sino tan limitado de las manos no solo reduce la eficacia del resultado laboral sino que puede hacerlo en ocasiones peligroso y muy poco productivo. 

Esta realidad hace prácticamente imposible una prestación normalizada dentro de los parámetros de exigibilidad laboral ordinaria, y hace sin ninguna duda imposible que cualquier persona o entidad manifieste y conserve interés en contratar como pintor de construcción a una persona tan limitada físicamente para la habilidad o fuerza con la mano derecha, como la que presenta el actor de forma crónica.”

Descargar (PDF, 902KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 3 de Madrid concede una incapacidad permanente total por artrosis e intestino irritable a un pintor de la construcción, con derecho a percibir el 75% de la base reguladora.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica

Minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica

El Juzgado de lo Social número 31 de Madrid reconoce un grado de minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica a una clienta representada por Diké  Abogados.

El equipo de valoración y orientación de la Comunidad de Madrid determinó un grado de minusvalía del 24%.

Patologías que presenta.

Según mantiene la sentencia que reconoce una Minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica, nuestra clienta presenta las siguientes patologías:

  • Espina bífida (miolomeningocele).
  • Insuficiencia renal crónica (ERC) estadio III.
  • Plenofritis aguda.
  • Itus de repetición.
  • Urolitiasis de repetición.

Nuestra clienta presenta litiasis renal numerosa, con infecciones urinarias de repetición e intervenciones frecuentes para limpieza de catéter.

Minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica

Minusvalía del 40% por espina bífida e insuficiencia renal crónica

También se aprecia cefalea tensional episódica frecuente y migraña episódica infrecuente.

Dolencias que deben ser valoradas para determinar la minusvalía.

Mantiene la sentencia que:

“En cuanto a la valoración de las dolencias, a los efectos de determinar el grado de minusvalía, no se valoran todas las diagnosticadas o padecidas, sino que las normas generales del RD 1971/99 de 3 de diciembre, establece unos requisitos para su valoración:

1.º El proceso patológico que ha dado origen a la deficiencia, bien sea congénito o adquirido, ha de haber sido previamente diagnosticado por los organismos competentes, han de haberse aplicado las medidas terapéuticas indicadas y debe estar documentado.

2.º El diagnóstico de la enfermedad no es un criterio de valoración en sí mismo.

Las pautas de valoración de la discapacidad que se establecen en los capítulos siguientes están basados en la severidad de las consecuencias de la enfermedad, cualquiera que ésta sea.

3.º Debe entenderse como deficiencias permanentes aquellas alteraciones orgánicas o funcionales no recuperables, es decir, sin posibilidad razonable de restitución o mejoría de la estructura o de la función del órgano afectado.

4.º Las deficiencias permanentes de los distintos órganos, aparatos o sistemas se evalúan, siempre que es posible, mediante parámetros objetivos y quedan reflejadas en los capítulos correspondientes.

Sin embargo, las pautas de valoración no se fundamentan en el alcance de la deficiencia sino en su efecto sobre la capacidad para llevar a cabo las actividades de la vida diaria, es decir, en el grado de discapacidad que ha originado la deficiencia.”

Determinación del grado de minusvalía.

Respecto a la espina bífida, el capítulo 8 del RD 1971/99 de 3 de diciembre (BOE 26-1-00), modificado por RD1169/03, relativa al aparato genitourinario, respecto a los criterios generales para evaluar las deficiencias del riñón, la Clase 3 incluye a los pacientes que tiene aclaramiento de creatinina entre 20/50 ml/min y su grado de discapacidad es leve.

En los análisis de nuestra clienta consta que el aclaramiento de creatinina es de 45ml/minuto y que presenta litiasis renal numerosa, con infecciones urinarias de repetición e intervenciones frecuentes para limpieza de catéter, por lo que se concluye que se debe encuadrar en la Clase 3, no en la 2 en la que la encuadra el EVO, tal como reconoce nuestro perito.

Pero se debe reconocer el porcentaje del 25%, atendiendo al carácter leve de la discapacidad y su poca afectación en las actividades de la vida diaria, según mantiene la Juzgadora.

Respecto a la valoración de las fístulas urinaria, dado que tiene un doble catéter, pero uno se inserta en el otro, entiende el Juzgado que la valoración debe ser de un 20%.

Respecto a la cefalea, el Juzgado no la valora al no ser lesión definitiva ni permanente, dado que son episódicas y no se observa ninguna lesión craneal.

Combinando ambos porcentajes en la tabla de valores combinados, se obtiene un porcentaje total de minusvalía del 40%, superior al 24% reconocido por la Comunidad de Madrid.

Descargar (PDF, 37KB)

Al superar el 33% de minusvalía, debe tener la condición de minusválida, con lo que podrá percibir las acciones asistenciales y prestaciones correspondientes, que puede consultar en este enlace.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacto.

Contacto.

Incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora

Incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora.

El Juzgado de lo Social número 2 de Madrid, ha dictado sentencia que reconoce una incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora. La trabajadora ha estado representada por Diké Abogados.

Patologías que presenta.

Según mantiene la sentencia que reconoce la incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora, nuestra clienta presenta las siguientes patologías:

  • Fibromialgia severa con 18/18 puntos gatillo.
  • Trastorno adaptativo ansioso depresivo.
  • Tendinitis con afectación intensa del músculo supraespinoso en hombro izquierdo.
Incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora

Incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora

Limitaciones que presenta.

Debido a estas patologías, la sentencia le reconoce una incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora que presenta las siguientes limitaciones:

  • Dolor en movilidad pasiva y activa de todas las articulaciones.
  • Limitación a la abducción del hombro izquierdo.
  • Cierta tendencia autolítica.

El perito médico que acudió al juicio mantiene que la trabajadora “no está capacitada para llevar a cabo las fundamentales tareas de su profesión habitual”.

Funciones de su puesto de trabajo.

La trabajadora está dada de alta en la seguridad social, y su puesto de trabajo habitual es el de limpiadora.

La combinación de la fibromialgia que padece, junto con la tendinitis del supraespinoso, hacen que esté incapacitada para el desarrollo de su actividad laboral habitual.  La movilidad del hombro es un aspecto funcional esencial para la profesión de limpiadora de nuestra clienta.

Incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora

Incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora.

El Juzgado de lo Social número 2 de Madrid entiende que “el conjunto de la fibromialgia con 18/18 puntos gatillo y la tendinitis ya referida, la hacen merecedora de la situación de invalidez permanente total con derecho a percibir prestación del 55% de la base reguladora” .

Descargar (PDF, 48KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 2 de Madrid concede una incapacidad permanente total por fibromialgia a limpiadora, con derecho a percibir el 55% de la base reguladora, desde la solicitud del reconocimiento de la incapacidad, con compensación de las cantidades percibidas en concepto de desempleo.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Incapacidad permanente total por lesiones en las piernas a operador documental

Incapacidad permanente total por lesiones en las piernas a operador documental.

El Juzgado de lo Social número 14 de Madrid ha dictado sentencia reconociendo una incapacidad permanente total por lesiones en las piernas a operador documental. El trabajador ha estado asesorado por Diké Abogados.

Patologías que presenta.

De los hechos probados de la sentencia se acredita que nuestro representado presenta las siguientes patologías:

  • Artrosis tricompartimental severa de rodilla izquierda.
  • Rotura de menisco externo.
  • Meniscopatía degenerativa interna en rodilla izquierda.
  • Rotura parcial del ligamento cruzado anterior de rodilla izquierda.
  • Meniscopatía de rodilla derecha.
  • Condromalacia rotuliana en rodilla derecha.
  • Cuadro ansioso depresivo.
  • Insomnio de mantenimiento.
  • Discopatía degenerativa C4-C5, C5-C6, C6-C7.
  • Severa tendinitis evolucionada del músculo tibial posterior con rotura longitudinal.
  • Síndrome de apnea del sueño.
  • Síncope tusígeno.
  • Dificultad respiratoria con criterios de bronquitis crónica.

Limitaciones que presenta.

Debido a estas patologías, nuestro cliente presenta las siguientes limitaciones, por lo que la sentencia le reconoce una incapacidad permanente total por lesiones en las piernas a operador documental:

  • Incapacidad para la bipedestación continuada y prolongada.
  • Imposibilidad para manipular diferentes pesos.
  • Imposibilidad para llevar a cabo tareas que provoquen una sobrecarga vertebral.
  • Limitación para caminar, permanecer en pie o efectuar esfuerzos y posturas forzadas.
  • Imposibilidad de permanecer arrodillado, en cuclillas o con posturas forzadas en miembros inferiores.
  • Imposibilidad para realizar flexiones de rodillas.
  • Severa limitación para subir y bajar escaleras, escalas y planos inclinados.

Funciones de su puesto de trabajo.

Nuestro cliente trabaja como operador documental en una nave industrial, para una empresa dedicada a la gestión de documentos e información.

Para la realización de su trabajo tiene que extraer una serie de cajas de cierto volumen y peso de sus respectivas estanterías, y depositarlas en el suelo, a fin de buscar la documental solicitada.

Las tareas a realizar exigen la adopción de posturas forzadas y extremas, así como la necesidad de acceder por escaleras a la tercera altura si así lo exige la búsqueda.

Incapacidad permanente total por lesiones en las piernas a operador documental

Incapacidad permanente total por lesiones en las piernas a operador documental

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente total por lesiones en las piernas a operador documental.

Mantiene el Juzgado de lo Social número 14 de Madrid para el reconocimiento de la incapacidad permanente total por lesiones en las piernas a operador documental, que “valorada tales lesiones, y acreditada la profesión, debe atenderse a la petición de la actora, en tanto no es factible que con dichas deficiencias se desempeñen tales funciones, en concreto se determina la imposibilidad de realizar todas o las fundamentales tareas como operador, con profesionalidad y con las exigencias mínimas de continuidad, rendimiento y eficacia, habida cuenta de la limitación de los miembros inferiores del actor, lo que se advierte arduo y complicado en el supuesto que nos ocupa con la evidente limitación que padece”.

Incapacidad permanente total por lesiones en las piernas a operador documental

Incapacidad permanente total por lesiones en las piernas a operador documental

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado reconoce a nuestro cliente una incapacidad permanente total para su puesto habitual, con derecho a percibir el 55% de la base reguladora.

Descargar (PDF, 1.78MB)

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacto.

Contacto.

Gran invalidez por retinosis pigmentaria

Gran invalidez por retinosis pigmentaria

El Instituto Nacional de la Seguridad Social, dirección provincial de Valencia, ha reconocido a nuestra clienta una gran invalidez por retinosis pigmentaria, lo que le ha provocado una ceguera absoluta.

Nuestra clienta trabajaba vendiendo el cupón de la ONCE. El reconocimiento de la gran invalidez está condicionada al efectivo cese de la trabajadora en la empresa.

De esta manera, se reconoce una gran invalidez a pesar de que estaba desempeñando una actividad laboral.

Gran invalidez por retinosis pigmentaria

Gran invalidez por retinosis pigmentaria

De este modo, la seguridad social aplica la sentencia del Tribunal Supremo de 3 de marzo de 2014. Esta sentencia mantiene que una persona que pueda ser considerada ciega, por estar indiscutidamente dentro de las categorías de alteración visual que dan lugar a la calificación de ceguera, bien por padecer ceguera total o bien por sufrir pérdida de la visión a ella equiparable, reúne objetivamente las condiciones para calificarla en situación de gran invalidez.

Es claro que el invidente en tales condiciones requiere naturalmente la colaboración de una tercera persona para la realización de determinadas actividades esenciales en la vida.

Si desea tener más información sobre como conseguir el reconocimiento de una gran invalidez por retinosis pigmentaria, puede pulsar aquí.

Gran invalidez.

Puesto que nuestra clienta tiene reconocida una gran invalidez por retinosis pigmentaria, y requiere la asistencia de una tercera persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos, tiene un complemento del 45 % de la pensión que le correspondía.

Contacto.

Si desea que nuestro equipo de abogados y peritos médicos revisen su expediente para determinar la viabilidad de obtener una incapacidad en cualquiera de sus grados, parcial, total, absoluta o gran invalidez, puede ponerse en contacto con nosotros en el 915327518 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es. Es un servicio gratuito.

Contacte con nosotros

Contacte con nosotros

 

Incapacidad permanente total por espondilitis a un cartero con moto.

Incapacidad permanente por espondilitis a cartero con moto.

El Juzgado de lo Social nº 3 de Madrid ha reconocido una incapacidad permanente por espondilitis a cartero con moto, en grado total para su profesión habitual, puesto  que padece, entre otras patologías, una espondilitis anquilopoyética. El trabajador ha estado asesorado desde el primer momento por Diké Abogados.

Patologías que presenta:

De los hechos probados de la sentencia, se acredita que nuestro cliente padece las siguientes dolencias y enfermedades:

  • Espondilitis anquilopoyética (HLA B27+).
  • Tendinosis severa del supraespinoso.
  • Artrosis acromioclavicular.
  • Síndrome subacromial coadyuvante.
  • Protusiones discales múltiples desde la vértebra L4 hasta la S1.
  • Condropatía rotuliana bilateral grado 1.

Limitaciones que presenta:

Derivado de las patologías anteriores, nuestro cliente presenta una serie de limitaciones en su actividad laboral diaria de cartero repartidor con moto:

  • Incapacidad para permanecer en sedestación continuada y prolongada.
  • Imposibilidad para manipular pesos con ambos miembros superiores (incluidos los livianos).
  • Imposibilidad para llevar a cabo tareas que provoque una sobrecarga cervical y del tronco.
  • Limitación para caminar durante un largo periodo de tiempo, para permanecer en pie o efectuar esfuerzos y posturas forzadas.
  • Imposibilidad para realizar movimientos de antepulsión, abducción, repetición, flexión-rotación y abducción-rotación con su hombro derecho.
  • Sufrimiento y penosidad para llevar a cabo cualquier trabajo reglado.
  • Imposibilidad para el uso de su vehículo propio (sobre todo la motocicleta).
  • Falta de objetivos y de motivación laboral.

Funciones de su puesto de trabajo.

Su puesto de trabajo habitual es el de repartidor de correos en moto. Derivado de estas patologías, el servicio de prevención de riesgos laborales de la empresa, le consideró NO APTO para el servicio, reasignándole un puesto de agente clasificador de manera temporal.

Incapacidad permanente total por espondilitis a un cartero con moto.

Incapacidad permanente total por espondilitis a un cartero con moto.

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente por espondilitis.

Mantiene el Juzgado de lo Social número 3 de Madrid que “las dolencias que presenta la parte actora, (relatados arriba) […] le impiden realizar las actividades fundamentales de su profesión habitual, pues se ha acreditado una patología suficiente al efecto, ya que tanto los informes obrantes en autos, como del informe emitido por el perito médico que depuso, se constata la presencia de sintomatología dolorosa en múltiples regiones anatómicas.”

Incapacidad permanente por espondilitis a cartero con moto.

Incapacidad permanente por espondilitis a cartero con moto.

Conclusión.

Derivado de los padecimientos que padece nuestro cliente, puestos en relación con su puesto de trabajo de repartidor de correos en moto, el Juzgado concluye que “el demandante se encuentra incapacitado para el ejercicio de su profesión habitual, por lo que procede estimar la demanda, declarar al demandante en situación de incapacidad permanente total derivada de enfermedad común, para su profesión habitual de “reparto 1″ cartero con moto, y el derecho a percibir una pensión mensual equivalente al 55% de la base reguladora […] sin perjuicio de las regularizaciones legales que procedan y condenar a los Organismos demandados a estar y pasar por esta declaración”.

Descargar (PDF, 1.78MB)

Otros casos de reconocimiento de una incapacidad por espodilitis.

Nuestro despacho ha llevado otros casos en los que se ha reconocido una incapacidad permanente por espondilitis anquilopoyética:

  • Incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética a peón de mantenimiento de edificios. Enlace.
  • Incapacidad permanente absoluta a administrativa autónoma. Enlace.
  • Estudio sobre cómo conseguir una incapacidad por espondilitis. Enlace.

Contacto:

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética a peón de mantenimiento de edificios.

Incapacidad permanente total por espondilitis anquilopoyética a peón.

El Juzgado de lo Social número 4 de Valladolid ha reconocido una incapacidad permanente total para la profesión de peón de mantenimiento de edificaciones y jardines, a un trabajador asesorado por Diké abogados, que padece, entre otras patologías, una espondilitis anquilopoyética.

En nuestro despacho hemos realizado un estudio sobre como conseguir una incapacidad permanente por espondilitis, que puede consultar pulsando sobre “enlace”.

Patologías que presenta.

El paciente, tal y como reconoce la sentencia, presenta las siguientes patologías:

  • Espondilitis anquilopoyética.
  • Nefrectomizado izquierdo.
  • Trastorno emocional efectivo.

Limitaciones orgánicas y funcionales que presenta:

Derivado de las patologías mencionadas, nuestro cliente presenta las siguientes limitaciones orgánicas y funcionales:

  • Patología crónica articular con mala evolución hasta la fecha.
  • Tratamiento con secundarismos (corticoides e inmusupresores).
  • Muy limitado para  actividades de moderada exigencia, especialmente las fases activas de la enfermedad.

Funciones del puesto de trabajo:

Debido a que se ha solicitado judicialmente una incapacidad permanente total para su puesto de trabajo, hay que poner en relación su patología de espondilitis con su puesto de trabajo de peón de mantenimiento de edificios y jardines. En este caso, nuestro cliente realiza las siguientes actividades laborales:

  • Limpieza de piscina y parking.
  • Cortar leña.
  • Mantenimiento del jardín (poda, plantación).
  • Alimentación y limpieza de los animales.
  • Limpieza y organización de comedores de la posada etc.
Incapacidad permanente total a peón por espondilitis anquilopoyética.

Incapacidad permanente total a peón por espondilitis anquilopoyética.

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente total por espondilitis.

La sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de Valladolid, considera que el paciente está incapacitado para su profesión habitual. Para llegar a esta conclusión, pone en relación las enfermedades que padece (espondilitis anquilopoyética, Nefrectomizado izquierdo, y Trastorno emocional efectivo), con su puesto de trabajo habitual de peón de mantenimiento de edificios y jardines.

Sentencia incapacidad permanente por espondilitis.

Sentencia incapacidad permanente por espondilitis.

Fundamenta el Juzgado su decisión argumentado:

“Constando probado además, a través de los estudios analíticos que se le han practicado desde septiembre de 2014, hasta la fecha, numerosos parámetros de actividad inflamatoria, elevadísimos ( proteína c reactiva de 97mg por litro cuando el máximo normal es de 5 o velocidad de sedimentación en la primera hora de 63mm cuando el máximo es de 20, tal y como se recoge en el informe pericial de parte, el cual ha sido ratificado por su autor el doctor, José Antonio Álvarez Diez, que ha explicado que el actor, se encuentra en fase activa de su proceso, y que el mismo no ha tenido fases no activas, ya que en su caso es crónica y no tiene brotes, sino que es evolutiva y cada vez va a peor, a lo que se suma su trastorno adaptativo de ansiedad y depresión porque ve que su situación va empeorando y que por lo tanto y tal y como hace constar el médico inspector, está muy limitado para actividades de moderada exigencia, especialmente en las fases activas, que es la que presenta en actor de manera permanente.”

Conclusión:

Por lo que debemos concluir que en contra de lo recogido en el informe de EVI,  que el actor debido a dicha patología esta muy limitado para actividades de moderada exigencia, y su trabajo ha de considerarse que dadas las labores que el mismo desempeña, que  suponen dicha moderada exigencia, y que dicha limitación es especialmente relevante en la fase activa de su enfermedad,  en la que se encuentra desde el 2014, tal y como acreditan los estudios analíticos que se le han practicado, no presentando brotes, al ser crónica y evolutiva. Y por lo tanto está  incapacitado para el desarrollo de las fundamentales tareas de su profesión de peón de mantenimiento, y es acreedor de la incapacidad permanente total que solicita.”

Descargar (PDF, 1.36MB)

Otros casos de espondilitis ganados por Diké Abogados:

Nuestro despacho ha llevado otros casos relacionados con la espondilitis anquilosante. Puede consultar un caso de incapacidad permanente absoluta de un cliente de Diké Abogados pulsando en el “enlace”. 

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es.

Contacte con nosotros.

Contacte con nosotros.

Depresión: Incapacidad permanente total a una comercial.

Depresión: Incapacidad permanente total a una comercial.

El Juzgado de lo Social nº 11 de Madrid ha concedido una incapacidad permanente total por depresión a una clienta de Diké Abogados que trabaja como comercial, y que padece depresión.

La trabajadora ha sido diagnosticada de “Síndrome depresivo ansioso crónico evolucionado, con oscilaciones en el contexto de rasgos disemocionales”.

Nuestra clienta padece los siguientes padecimientos:

  • Sintomatología ansiosa.
  • Alteración del patrón de ingesta de alimentos.
  • Tristeza.
  • Apatía.
  • Anergia.
  • Tendencia al aislamiento.
En la actualidad, se encuentra en tratamiento farmacológico y psicoterapia.
Incapacidad por depresión

Incapacidad por depresión

Siendo la profesión de nuestra clienta la de comercial, no puede desarrollar la función principal del puesto de trabajo, que consiste en la captación de clientes.

Hay que tener en cuenta, que la Ley General de la Seguridad Social, describe a la incapacidad permanente total como aquella que “inhabilite al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de dicha profesión, siempre que pueda dedicarse a otra distinta”. Por el contrario, se entiende por incapacidad permanente absoluta para todo trabajo como aquella que “inhabilite por completo al trabajador para desarrollar toda profesión u oficio”.

Con estos padecimientos, entiende la Juzgadora que la trabajadora no puede desempeñar las tareas fundamentales de la profesión de comercial con la continuidad, dedicación y eficacia que la relación laboral exige.

Por tanto, se declara a la trabajadora representada por Diké Abogados como afecta a una incapacidad permanente total para su profesión de comercial, con derecho a percibir una pensión en cuantía equivalente al 55 por ciento de su base reguladora.

Sentencia depresión

Si usted desea que nuestros abogados y peritos médicos revisen sus informes médicos y le asesoren sobre las posibilidades de obtener una incapacidad permanente para su profesión habitual, o para cualquier trabajo, puede enviarlos al e-mail info@incapacidadtrabajo.es o póngase en contacto con nosotros en el 915327518 / 619555357.

Incapacidad permanente por depresión

¿Se puede obtener el reconocimiento de una incapacidad permanente por depresión?

En esta entrada vamos a analizar si es posible conseguir el reconocimiento de una incapacidad permanente por depresión, ya sea incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, por parte de pacientes que tienen diagnosticada una depresión mayor.

En primer lugar vamos a definir qué se entiende por depresión.

Incapacodad permanente por depresión

Incapacidad permanente por depresión

¿Qué es la depresión?

Según la Organización Mundial de la Salud, la depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional.

http://www.who.int/topics/depression/es/

¿Cuándo entiende la jurisprudencia que debe reconocerse una incapacidad permanente por depresión?

Existe mucha casuística para la obtención de una incapacidad permanente, por lo que habrá que examinar caso por caso las posibilidades de obtener una incapacidad permanente por depresión.

En esta entrada vamos a realizar un estudio de varias sentencias que reconocen una incapacidad permanente por depresión, relacionando las patologías sufridas con las posibilidades de realizar un trabajo.

En este sentido, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Sala de lo Social, en la Sentencia 1467/2014 de 25 Feb. 2014, Rec. 5246/2013 analiza si se puede obtener una incapacidad permanente por depresión. Mantiene el Tribunal que “en relación a los supuestos de depresión que esta Sala entiende tributarios de una Incapacidad permanente absoluta son aquellos cuadros crónicos, persistentes, y graves o severos”.

A continuación recoge varios supuestos en los que se reconoce la depresión como incapacitante y tributario de una incapacidad permanente absoluta los siguientes casos: “depresión mayor severa, Sentencia 14 abril 2004 , AS 2004\1881; depresión mayor recidivante grave sin síntomas psicóticos, evolución tórpida, Sentencia 22 diciembre 1998, nº9586/1998 , AS 1998\7658; Trastorno Depresivo Mayor Cronificado, de más de tres años de Evolución, Sentencia núm. 2543/2006 de 23 marzo JUR 2006 \241267; Trastorno depresivo mayor grave, Sentencia núm. 6627/2004 de 1 octubre JUR 2004\314518 ; trastorno Depresivo Mayor Cronificado, de más de tres años de evolución concurrente con Fibromialgia con afectación a toda la musculatura, Sentencia núm. 2543/2006 de 23 marzo JUR 2006\241267 ; proceso de deterioro cognitivo y trastorno depresivo – ansioso por estrés post- traumático Sentencia núm. 7565/2001 de 5 octubre JUR 2002\5603.”

Por el contrario, entiende que la depresión no es incapacitante en los siguientes casos: “depresión mayor recurrente dentro de una distimia, trastorno histriónico y pasivo-depresivo de la personalidad, trastorno disociativo-agorafobia con tratamiento neuropsiquiátrico con mal pronóstico (vid Sentencia núm. 2004/2003 de 25 marzo JUR 2003\130424) ; trastorno depresivo moderado con somatizaciones; Sentencia núm. 8846/2004 de 10 diciembre JUR 2005\34637 ;Distimia en grado moderado de tres años de evolución con sintomatología de mediana intensidad. Sentencia núm. 3836/1998 de 30 junio AS 1998\3173 síndrome depresivo ansioso, depresión mayor recurrente , episodios de ansiedad, ambas de carácter moderado, en tratamiento Sentencia núm. 5311/2008 de 26 junio  JUR 2008\316579 ; Trastorno depresivo mayor y trastorno de la personalidad en tratamiento. Sentencia núm. 6087/2001 de 12 julio JUR 2001\274806 (se considera en IPT por otras dolencias descartando la IP absoluta por la patología psiquiátrica).”

El Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias, Sala de lo Social, Sentencia 2444/2007 de 1 Jun. 2007, Rec. 2802/2006, reconoce una incapacidad permanente en base al “cuadro patológico descrito en ésta es revelador de la existencia de una depresión intensa y persistente a pesar de los tratamientos pautados -“fuerte medicación psicotrópica”-, cuyas posibilidades de remisión son muy inciertas, que por su naturaleza y por los efectos de la pauta terapéutica establecida produce importantes repercusiones funcionales. El estado psíquico que se pone de manifiesto revela la existencia de un importante deterioro en la capacidad laboral y resulta ya incompatible con el desempeño regular, eficaz y con rendimiento de cualquier actividad productiva a la que pudiera tener acceso en el mercado de trabajo, cuyo ejercicio exige de unas aptitudes de las que la trabajadora carece por razón de sus dolencias.”

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, Sala de lo Social, Sentencia 283/2015 de 13 Abr. 2015, Rec. 17/2015 reconoce una incapacidad permanente por depresión “Dado que el estado del enfermo, el mismo informe médico de síntesis, lo califica de crónico y grave. Aun no siendo relevante el osteoarticular, a tal fin, que sin duda le sigue incapacitando para tareas de esfuerzo o deambulación prolongada, no presente en todos los empleos retribuidos.

Pero, respecto de los sencillos o livianos, igualmente, considera la sala que su actual estado, en que la memoria e inteligencia no están severamente afectados (se declara que las FIS, están conservadas), y el enfermo se presenta como orientado y colaborador a la entrevista. El grave decaimiento o afectante a su concentración y voluntad, sí aparecen mermada en grado siguiente para tal reconocimiento, pues no es trata de un mero estado de ánimo bajo, sino que la depresión que viene arrastrando durante años, los tratamientos instaurados y que continúan, no han conseguido evitar su evolución hasta el actual estado grave, que incluso le retrae cualquier contacto social, mínimo, presente en cualquier empleo retribuido, por liviano o sencillo que sea. Con dificultades que el mismo informe de síntesis (y no mera trascripción de otros, que no obstante, fundan el oficial en que se funda la recurrida y que no cabe cercenar en parte alguna del mismo), constata tal dificultad, incluso para actos de la vida diaria, de menor exigencia de atención o cuidado que los trabajos productivos y rentables. Con dificultad, acreditada objetivamente y crónica, para concentrarse mínimamente en su atención, al asociarse la depresión, el estado de angustia y ansiedad igualmente intensos.” […]

la grave depresión, según su sintomatología que, ya, afecta a la concentración, relaciones sociales (tendencial al aislamiento) y capacidad de atención y dedicación del trabajador, concretas circunstancias aquí analizadas, se concluye que incapacidad de forma absoluta para todo trabajo. Pues, el enfermo no presenta la capacidad laboral mínima de cualquier empleo retribuido que precisa una dedicación, eficacia y rentabilidad, por sencillo y liviano que sea ( SS TSJ de Cantabria, Sala Social, de fecha 23-5-2012, rec. 281/2012 ; y, 28-1-2004, rec. 1000/2003 ; STS, Sala de lo Social, de 21-1-1988 , Recurso de casación por infracción de ley, RJ 1988\33, en un momento procesal en que la materia tenía acceso al mismo).

Exigiéndose, normalmente (en el aludida criterio orientador no vinculante), para tal reconocimiento la adición de graves trastornos sicóticos (o de personalidad), cuando el estado depresivo, no es por sí, lo suficientemente grave al efecto. Ni precisando, en todo caso el mismo, intentos autolíticos, cuando aquí, por lo demás, ya se constata ideación de este signo, como otro más que evidencia la gravedad de su estado.”

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Social, Sección 3ª, Sentencia 13/2015 de 8 Ene. 2015, Rec. 644/2014 también reconoce una incapacidad permanente total por depresión y mantiene que “hemos de partir de la patología que presenta la actora en la actualidad, que se recoge en el Hecho Probado Cuarto, y que según consta, es “cuadro ansioso-depresivo crónico de intensidad severa, con criterios de depresión mayor. Crisis de ansiedad generalizada. Ideas autolíticas de repetición. Desde 2010 tiene sintomatología psiquiátrica permanente. He precisado ingreso hospitalario en una clínica psiquiátrica por el alto riesgo de suicidio (ingreso del 06/03/2011 al 27/05/2011). Sigue tratamiento medicamentoso continuado con antidepresivos, neurolépticos y ansiolíticos. En ningún momento se ha obtenido una remisión completa y mantenida de su cuadro psiquiátrico, solamente se han conseguido mejorías parciales y transitorias.”, que es determinante, en la actualidad, y a criterio de esta Sala, de una invalidez permanente en grado de incapacidad permanente absoluta, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 137.5 del RDL 1/1994, de 20 de junio , habida cuenta que la patología psiquiátrica cursa en grado de severa, con criterios de depresión mayor, y por ende, Dª Flora , no puede con la continuidad, eficacia, rendimiento y responsabilidad exigidos y exigibles dentro del mercado laboral, realizar profesión alguna, pues por sencilla que sea ésta, es claro que requiere de una atención, concentración, y dedicación que la actora por su estado, y al menos, en la actualidad no puede prestar, dado que en la actualidad está descompensada, con ansiedad, tristeza, labilidad emocional, abulia, adhedonia, inseguridad y miedo a enfrentarse a situaciones nuevas”

Incapacidad permanente por depresión

Incapacidad permanente por depresión

Conclusiones:

Entendemos que se puede conseguir el reconocimiento de una incapacidad permanente por depresión, siempre y cuando se cumplan una serie de criterios:

Debe tratarse de cuadros ansioso-depresivos cronificados, que son aquellos que duran más de 6 u 8 meses, y por lo cual deben entenderse como irreversibles. Se reconoce jurisprudencialmente la incapacidad por depresión cuando se presentan cuadros de tres años de evolución. (Ver sentencias del TSJ Cataluña).

Son tributarios de una incapacidad permanente los cuadros graves o severos y cuando el paciente toma una fuerte medicación psicotrópica, con retraimiento al contacto social, con merma de la capacidad de atención y dedicación del trabajador, ideación autolítica e ingresos hospitalarios.

El paciente debe estar incapacitado para realizar tareas de una mínima exigencia cognitiva por falta de concentración, apatía, anhedonia, cuadro depresivo severo, etc.

También se puede conseguir el reconocimiento de la incapacidad permanente cuando el paciente presente sufrimiento y penosidad para llevar a cabo cualquier trabajo de una mínima exigencia cognitiva, o cuando presente falta de objetivos y de motivación laboral ante la persistencia y aumento de los síntomas ante cualquier actividad laboral reglada.

Hay que tener en cuenta que el intento de realizar actividades laborales y su incapacidad, puede desencadenar un cuadro de mayor estrés y mayor sobrecarga psíquica.

Contacte con nosotros

Contacte con nosotros

Si usted desea que nuestros abogados y peritos médicos realicen una primera valoración gratuita sobre las posibilidades de obtener una incapacidad permanente por depresión, pueden enviar sus últimos informes médicos al email info@incapacidadtrabajo.es, póngase en contacto con nosotros.

Incapacidad permanente por distrofia facio escapulo humeral

Incapacidad permanente absoluta por distrofia facio escapulo humeral

El Juzgado de lo Social nº 11 de Madrid ha dictado sentencia por la que reconoce a la clienta de Diké Abogados, una incapacidad permanente absoluta por distrofia Facio escapulo humeral.

Jurisprudencia

Jurisprudencia.

Entiende el Juzgado que la trabajadora, de profesión administrativo en comercio familiar, y dada de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos, padece una distrofia Facio escapulo humeral, la cual fue diagnosticada en 1994.

Mantiene que esta “enfermedad hereditaria afecta a los músculos de la cara, de la cintura escapular (hombro) y extremidades superiores, causando de forma progresiva el debilitamiento y pérdida de masa muscular, hallándose en la actualidad limitada para cualquier tarea que requiera elevar los MMSS más de 30º.”

incapacidad permanente absoluta por distrofia facio escapulo humeral

incapacidad permanente absoluta por distrofia facio escapulo humeral

Tal y como mantiene el perito que acudió al acto del Juicio, Dr. Álvarez Diez, nuestra clienta “está limitada para permanecer en sedestación continuada y prolongada, en pie y efectuar esfuerzos o posturas forzadas, manipular pesos, tareas que impliquen sobrecarga cervical y realizar numerosas actividades de la vida diaria, necesitando la ayuda de una tercera persona”.  

Puede conocer el contenido íntegro de la sentencia  del Juzgado de lo Social nº 11 de Madrid que reconoce una incapacidad permanente absoluta por distrofia facio escapulo humeral pinchando aquí.

Por todo ello, la sentencia entiende que “no puede inferirse la existencia de una capacidad real de trabajo, valorable en los referidos términos efectivos de empleo, por lo que procede estimar la demanda, declarando a la actora en situación de incapacidad permanente absoluta para todo trabajo, derivada de enfermedad común, con derecho a percibir una prestación en cuantía equivalente al 100 por 100 de la base reguladora.”

Si usted quiere tener una primera valoración gratuita sobre las posibilidad de obtener una incapacidad permanente, envíe sus informes médicos a info@incapacidadtrabajo.es, o póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto con nosotros.