Gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas

Gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas.

Se reconoce una gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas que ha derivado en una severa pérdida de agudeza visual, por parte del Juzgado de lo Social número 41 de Madrid

El trabajador ha sido asesorado por Diké Abogados desde el inicio de la solicitud.

Nuestro cliente trabajaba como Jefe Administrativo.

Según la asociación D.O.C.E. Discapacitados Otros Ciegos de España, la microftalmia consiste en la presencia de un globo ocular de tamaño más pequeño de lo normal.

Por su parte, el glaucoma, según la misma asociación, es una enfermedad de los ojos que se caracteriza generalmente por el aumento patológico de la presión intraocular (dentro del globo ocular) por falta de drenaje del humor acuoso.

El INSS reconoció una incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajos, pero no la necesidad de ayuda de terceras personas.

Diké abogados presentó reclamación previa ante esta resolución, y posteriormente, una demanda judicial ante el Juzgado de lo Social.

Gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas

Gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas

Patologías que presenta.

El paciente presenta un cuadro clínico con glaucoma avanzado, microftalmia en ojo izquierdo y dudoso en ojo derecho; catarata en evolución en ojo derecho y avanzada en ojo izquierdo.

En la actualidad presenta:

  • Ojo derecho: agudeza visual de 0,05.
  • Ojo izquierdo: agudeza visual movimiento de mano, percibe luz temporal.

Limitaciones que presenta:

  • Imposibilidad para manipular diferentes estructuras o utensilios (entre los que se encuentran los teléfonos móviles y los ordenadores).
  • Imposibilidad para la lectura o el manejo de expedientes.
  • Incapacidad para conducir vehículos o usar con normalidad transporte público.
  • Cansancio visual y fotofobia extrema.
  • Sufrimiento y penosidad para llevar a cabo cualquier trabajo reglado debido a su sintomatología psíquica.
  • Falta de objetivos y de motivación laboral.
  • Estrés que produce el empeoramiento de los síntomas.
  • Necesidad de ayuda de tercera persona, incluso para algunas actividades propias de la vida diaria.

Reconocimiento judicial de una gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas.

El Juzgado de lo Social número 41 de Madrid, derivado del cuadro clínico que presenta nuestro cliente, y las limitaciones que le supone, reconoce una gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas.

Mantiene la sentencia que “el demandante es trabajador en alta en Seguridad Social […] hasta el momento del reconocimiento de la incapacidad permanente, sin que haya tenido lugar ningún proceso de baja médica relacionada con la dolencia de la visión ni con ninguna otra.”

Continúa alegando que el trabajador tenía esas dolencias con anterioridad,  puesto que médicamente constan en informes desde al menos el año 2012, pero no se tiene la constancia de cuales eran las que pudiese haber antes de esa fecha.”

Concluye diciendo que “el hecho de que se haya declarado la incapacidad permanente absoluta por dolencias de la visión después de haber prestado servicios hace presumir que las dolencias existían pero no eran tan graves como para impedir el trabajo, y en esta tesitura es aplicable esa doctrina que objetiviza las consecuencias de la declaración de incapacidad absoluta para estos supuestos presumiendo la necesidad para todas o al menos algunas de las actividades de la vida diaria.”

Por tanto, el trabajador puede solicitar el reconocimiento de una gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas estando de alta y trabajando en la empresa, puesto que se presume que ha habido un empeoramiento de su estado clínico desde que entró a trabajar en la empresa.

Descargar (PDF, 59KB)

Cuantía de la pensión por gran invalidez.

El reconocimiento de la gran invalidez genera el derecho a una pensión vitalicia, incrementándose su cuantía con un complemento, destinado a que el inválido pueda remunerar a la persona que le atienda.

El importe de dicho complemento será equivalente al resultado de sumar el 45% de la base mínima de cotización vigente en el momento del hecho causante y el 30% de la última base de cotización del trabajador correspondiente a la contingencia de la que derive la situación de incapacidad permanente.

En ningún caso el complemento podrá tener un importe inferior al 45% de la pensión percibida, sin el complemento, por el trabajador.

Cuantía pensión gran invalidez

Cuantía pensión gran invalidez

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 41 de Madrid concede una gran invalidez por glaucoma, microftalmia y cataratas.

La Gran invalidez exige una incapacidad permanente absoluta que trascendiendo más allá de la capacidad laboral produce en el ámbito personal la imposibilidad de realizar por sí solo los actos primarios de la vida, necesitando el concurso de otra persona para poder realizarlos.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacte con nosotros.

Contacte con nosotros.

Otros casos de ceguera llevados por el despacho.

En el siguiente enlace puede conocer otros casos de ceguera llevados por Diké Abogados. Casos Diké Abogados por ceguera.

Gran invalidez por coroideremia

Gran invalidez por coroideremia.

El Juzgado de lo Social número 2 de Valladolid ha reconocido una gran invalidez por coroideremia al cliente de Diké Abogados, que trabajaba como director de agencia en la ONCE.

Según la Asociación de Afectados por la coroideremia, “los síntomas de la coroideremia son similares a los de una retinosis pigmentaria con la que se confunde en varios diagnósticos.

Los afectados van adquiriendo pigmentación en la retina porque la coroides ha comenzado a degenerar y ya no le aporta suficiente alimento. De esta manera  comienza la reducción del campo de visión.

La visión periférica se reduce tan léntamente que no se da cuenta de su defecto hasta que la enfermedad está muy avanzada y la reducción de campo es muy severa.”

Patologías que presenta:

Las patologías principales que presenta son las siguientes:

  • Coroideremia.
  • Trastorno ansioso depresivo reactivo.

Limitaciones funcionales:

  • Pérdida progresiva de agudeza y campo visual.
  • Agudeza visual en Ojo Derecho: percepción de luz,
  • Agudeza visual en Ojo Izquierdo: 0,5, y campo visual con resto visual macular inferior.
  • Síndrome ansioso depresivo reactivo a la progresiva pérdida de visión.
Sentencia coroideremia

Sentencia coroideremia

Grado de discapacidad reconocido.

Nuestro cliente tiene reconocida una discapacidad, por pérdida de agudeza visual binocular grave, de carácter definitivo, en un porcentaje del 76%.

Reconocimiento judicial de la gran invalidez por Coroideremia.

La sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Valladolid, que reconoce una gran invalidez por coroideremia, mantiene que “la afección visual que afecta al actor puede equiparse a la ceguera, pues la agudeza visual en el OD es nula, y aunque en el ojo izquierdo asciende a 0,5, no puede obviarse el escaso campo visual”

Como bien explicó nuestro perito en el acto del Juicio”solamente es capaz de ver a través del ojo izquierdo en la zona más cercana a la nariz, sin abarcar a ninguna otra parte del campo visual, por lo que la agudeza visual del 0,5 resultaría prácticamente inservible.”

“resulta incuestionable que el actor precisa la ayuda de tercera persona para la realización de actividades cotidianas, tales como desplazarse, situación de dependencia que, además, resulta agudizada por el trastorno psíquico asociado a la pérdida de visión experimentada.”

Enfermedad de coroideremia anterior al desempeño del puesto de trabajo.

Alega el Instituto Nacional de la Seguridad Social que nuestro cliente ya padecía la enfermedad con anterioridad a la realización del trabajo, alegando la sentencia del Tribunal Supremo de 19 de julio de 2016 que dice en esencia que aquellas lesiones o enfermedades que se padecieran con anterioridad al alta en la Seguridad Social no han de tener incidencia en la valoración de una invalidez permanente.

Entiende el Juzgado que, a pesar de estar afectado por una grave pérdida de visión, “se desconoce la concreta situación clínica que el actor presentaba al tiempo de iniciar la prestación de servicios para la ONCE, si bien, informes posteriores revelan que se ha ido produciendo una progresiva pérdida de visión, más acusada en el ojo derecho, por el que actualmente únicamente percibe luz, en tanto que en el OI ha pasado de 0,6 en 2014 a 0,5 en 2015”

Por tanto, concluye que “la patología visual habría experimentado un empeoramiento progresivo con posterioridad al inicio de la actividad laboral, llegando actualmente a una situación asimilada a la ceguera, con la consiguiente imposibilidad de realizar, sin ayuda de tercera persona, algunos de los más elementales actos de la vida cotidiana, de hecho, el actor se desplaza con la ayuda de un perro guía.”

Descargar (PDF, 95KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 2 de Valladolid concede una gran invalidez por coroideremia a nuestra cliente, con derecho a percibir el 100% de la base reguladora, más un complemento derivada de la gran invalidez por ayuda de tercera persona.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Contacte con nosotros

Contacte con nosotros

Otros reconocimientos de incapacidad por ceguera.

Desde Diké Abogados hemos conseguido el reconocimiento de una incapacidad permanente de pacientes con ceguera en otros casos que puede consultar en este enlace. 

Comentarios.

¿Quiere hacer algún comentario a esta entrada?, puede hacerlo pulsando sobre el icono que consta en la parte de arriba de esta entrada.

Si te resulta interesante, compártelo.