Incapacidad permanente absoluta por epilepsia.

Incapacidad permanente absoluta por epilepsia.

El Juzgado de lo Social número 25 de Madrid, ha reconocido una incapacidad permanente absoluta por epilepsia, al cliente representado por Diké Abogados, y anula la resolución del INSS que reconocía una incapacidad permanente total para el puesto de carretillero.

Con el reconocimiento de la incapacidad permanente absoluta, el trabajador percibirá el 100% de su base reguladora.

Antecedentes.

El trabajador acude a nuestro despacho puesto que considera que no puede realizar ningún tipo de trabajo remunerado.

Nuestros abogados y peritos médicos comprueban la viabilidad de la solicitud.

Se informa al cliente con antelación cual va a ser la cuantía de la pensión que percibiría en caso de obtener algún tipo de incapacidad.

Preparamos toda la documentación y solicitamos que nuestro cliente acudiera a un reconocimiento ante el Tribunal Médico.

El INSS dicta una resolución por la que reconoce a nuestro cliente una incapacidad permanente total para su puesto de carretillero, al entender que:

“presenta limitaciones para tareas de elevados/moderados requerimientos físicos, así como aquellos que supongan riesgo para terceros y/o sí mismo”.

Descargar (PDF, 1021KB)

Al no estar de acuerdo con esta resolución, presentamos una reclamación previa solicitando el reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta por epilepsia, al entender que no puede realizar ningún tipo de trabajo.

Pese a ello, el INSS mantuvo la calificación de incapacidad permanente total, por lo que presentamos demanda ante el Juzgado de lo Social, recayendo ante el Juzgado de lo Social número 25 de Madrid.

En la demanda solicitamos el reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta por epilepsia y otras patologías, con efectos retroactivos desde la fecha de resolución del INSS.

Patologías que presenta.

Nuestro cliente presenta una serie de patologías, que se resumen en:

  • Tumor benigno alojado en la región temporal derecha del cerebro que desencadena crisis epilépticas que no mejoran.
  • Rotura del bíceps braquial.
  • Cambios degenerativos con discopatía generalizada y estenosis foraminal en los espacios C3-C4 y C6-C7 derechos por protrusiones a 3 niveles y cambios degenerativos en las facetas del espacio C3-C4.
  • Enfermedad severa de ACD proximal y DA media distal con mal vaso distal con implantación de stents.
  • Cambios degenerativos cervicales con estenosis central moderada C5-C6.
  • Cólicos nefríticos.
  • Gonalgia derecha de meses de evolución.
  • Condromalacia rotuliana grado IV.
  • Condropatía femoral grado III izquierda.
  • Lumbalgia crónica.
  • Síndrome ansioso depresivo reactivo.
  • Síndrome de apnea del sueño.
  • Afectación artrósica grave de ambas rodillas.

Según “Ápice”, Asociación Andaluza de Epilepsia, “la epilepsia es una enfermedad crónica del sistema nervioso central, que se manifiesta en forma de crisis inesperadas y espontáneas, desencadenadas por una actividad eléctrica excesiva de un grupo de neuronas hiperexcitables.”

Incapacidad permanente absoluta por epilepsia

Incapacidad permanente absoluta por epilepsia

Por estas patologías, la Comunidad de Madrid reconoció al solicitante un grado de discapacidad del 71%.

Limitaciones que presenta.

Nuestro cliente presenta las siguientes limitaciones:

  • Sedestación continuada.
  • Manipulación de pesos con miembros superiores.
  • Tareas de sobrecarga cervical o de tronco o posturas mantenidas de cuello (despacho, oficina, ordenador,…)
  • Limitación para caminar o mantener posturas forzadas por cansancio y rigidez.
  • Bipedestación prolongada.
  • Imposibilidad para el manejo de situaciones estrés emocional o de sobrecarga funcional y cognitiva.
  • No puede abandonar el uso de psicofármacos, entre los que se encuentran opiáceos, lo que conlleva los efectos secundarios de somnolencia, disminución del estado de ánimo, cansancio, fatiga, lentitud de ideas, problemas de concentración, etc.
  • Imposibilidad para conducir o cualquier actividad de riesgo.
  • Falta de objetivos y de motivación laboral ante la persistencia y aumento de los síntomas.

Reconocimiento judicial de la incapacidad permanente absoluta por epilepsia.

Una vez vistas las patologías y limitaciones que presenta nuestro cliente, el Juzgado de lo Social número 25 de Madrid reconoce una incapacidad permanente absoluta por epilepsia y otras patologías.

La juzgadora mantiene que las limitaciones “se ha[n] obtenido, según las reglas de la sana crítica, a partir de los informes médicos obrantes en autos, teniendo una especial relevancia el emitido por la pericial del Dr. Álvarez Díez, con apoyo de los informes de los especialistas que vienen tratando al actor, que determinan la situación del paciente, el cual se ve incapacitado para realizar cualquier actividad laboral.”

Continúa manifestando la sentencia que “el demandante presenta una serie de patologías incompatibles con la realización de cualquier trabajo, que requiera de una aptitud física y psíquica, debido a que tiene una serie de dolencias y patologías, que además son crónicas y en alguno de los casos degenerativas que hacen imposible que pueda llevar a cabo cualquier labor por muy sedentaria y cómoda que ésta sea.”

Mantiene que “El actor vive con un continuo dolor, malestar y abocado a que en cualquier momento pueda tener ataques de epilepsia, que no están controlados y que habiendo probado diversos tratamientos, no han tenido buen fin.

Además, la medicación que toma le impide estar alerta y poder llevar a cabo un trabajo de forma medianamente eficiente, incidiendo en que además no puede tener una sedestación ni una bipedestación continuada, lo que hace casi imposible encontrar una actividad que pueda realizar.”

Por tanto, “Ello justifica con claridad la estimación total de la demanda, con revocación de la Resolución Administrativa impugnada, reconociendo al actor afecto al grado de invalidez permanente absoluta derivado de enfermedad común”

Derivado de éste reconocimiento, nuestro cliente tiene “derecho a percibir de la Entidad Gestora una pensión vitalicia equivalente al 100% por 100 de la base reguladora”.

Descargar (PDF, 125KB)

Conclusión.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Juzgado de lo Social número 25 de Madrid concede una incapacidad permanente absoluta por epilepsia y otras patologías, puesto que las graves patologías que presenta nuestro cliente son crónicas, y en alguno de los casos degenerativas.

No puede realizar ningún tipo de actividad reglada, por muy liviana que ésta sea, puesto que padece un dolor continuo, puede tener ataques epilépticos en cualquier momento, toma medicación que le impide estar alerta, y no puede realizar una sedestación ni bipedestación continuada.

Por todo ello, la juzgadora entiende con claridad, que debe concederse la incapacidad permanente absoluta.

Contacto.

Si usted quiere que nuestros peritos y abogados revisen su caso sin coste alguno, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, o rellenando el formulario de contacto.

Póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto con nosotros.

 

Sentencia incapacidad permanente absoluta por depresión

Sentencia incapacidad permanente absoluta por depresión.

El Juzgado de lo Social nº 1 de Valladolid ha reconocido una incapacidad permanente absoluta al cliente asesorado por Diké Abogados, que padece, entre otras patologías, una depresión.

Nuestro cliente padece las siguientes lesiones:

  • Poliartralgias crónicas.
  • Meniscopatía bilateral.
  • Tendinosis del supraespinoso izquierdo.
  • Retrolistesis C4-C5 grado I.
  • Hiperucimia.
  • Dislipemia.
  • Incontinencia urinaria de esfuerzo.
  • Síndrome de apnea hipopnea del sueño.
  • Depresión crónica.
Depresión

Depresión

El debate jurídico del pleito se centra en dos puntos fundamentales:
– Si nuestro cliente se encontraba en situación asimilada al alta en el momento de la solicitud.
– Y si las lesiones que presenta le incapacitan para la realización de todo tipo de profesión u oficio.
La primera cuestión es esencial, puesto que en el supuesto de no poder demostrar que el paciente se encuentra en situación de alta o asimilada al alta, tiene que acreditar un periodo de cotización mínima de 15 años, y en este caso, no ha cotizado ese periodo.
Es cierto que el solicitante, en situación de desempleo, no estuvo inscrito como demandante de empleo durante varios periodos de tiempo, aunque en el momento de la resolución sí se encontraba inscrito en la oficina correspondiente.
El Juzgado, previa solicitud de nuestros abogados, aplica la interpretación humanizadora, flexible e individualizada del Tribunal Supremo, Sala 4ª. Entiende que, a pesar de que existen rupturas temporales de la inscripción como demandante de empleo, existe un “animus laborandi”.  Es decir, la intención del solicitante siempre ha sido la de prestar servicios remunerados.
Tribunal Supremo

Tribunal Supremo

El Juez toma en consideración que nuestro cliente presenta una patología psíquica desde hace más de 6 años, lo que le ha llevado a “descuidar sus renovaciones como demandante de empleo… sobre todo en los periodos en los que se observa una agravación y mala evolución con escasa respuesta a los tratamientos recibidos.”
Por todo ello, determina que “en el momento de la solicitud se encontraba en situación de asimilada al alta al estar inscrito como demandante de empleo.”
En relación a la segunda cuestión, referente si las patologías que padece son suficientes para el reconocimiento de una incapacidad permanente, entiende que “no pude realizar ningún tipo de actividad con la continuidad, dedicación, eficacia y profesionalidad que exige el mercado laboral”
De este modo, la pluripatología psíquica y física que relatamos anteriormente, le impide realizar cualquier tipo de trabajo, al tener incluso dificultades para realizar una vida adaptada.
La enfermedad que presenta es crónica, irreversible e incapacitante, con muchas descompensaciones, la mayoría depresivas, y que incluso en los momentos más graves presenta ideación de muerte con riesgo grave de suicidio.
Puede conocer el contenido de la sentencia pinchando Sentencia IPA depresión
Si desea que nuestros peritos médicos y abogados valoren sus informes médicos de manera gratuita, para poder determinar si puede obtener el reconocimiento de una incapacidad permanente o un grado de minusvalía, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 / 619555357 o en el mail info@incapacidadtrabajo.es
Contacto

Contacto

 

Incapacidad permanente absoluta por Espondilitis Anquilopoyética

Incapacidad permanente absoluta por Espondilitis Anquilopoyética

El Juzgado de lo Social nº 27 de Madrid ha dictado sentencia reconociendo al cliente de Diké Abogados afecto a una incapacidad permanente absoluta por Espondilitis Anquilopoyética. Hasta el momento, había estado trabajando como administrativo en el régimen general de autónomos.

Nuestro cliente presenta las siguientes lesiones:

  • Espondilitis anquilopoyética HLA B27 con actividad actual, con afectación axial y periférica.
  • Artropatía ambas manos con artrodesis de IFD de 2º y 3º dedos de la mano derecha (dominante) y portadora de ortesis en muñeca izda.
  • Muy limitada movilidad cervical.
  • Fatiga del 90%, rigidez matutina de 80 minutos.
  • Anquilosis bilateral de articulación temporamandibular con prótesis bilateral.
  • Fractura desplazada de radio dista derecha.
Incapacidad permanente absoluta por Espondilitis Anquilopoyética

Incapacidad permanente absoluta por Espondilitis Anquilopoyética

Entiende el Juzgador que “cabe concluir que el estado de la actora, le impide realizar actividades laborales por cuenta ajena o propia, con dignidad, eficacia, rendimiento y sin riesgo para su salud, pues la realización de cualquier trabajo requiere un desplazamiento al mismo, su permanencia durante toda la jornada y el desempeño del mismo con rendimiento, lo que la actora carece desde el momento en que presenta una rigidez matutina de 80 minutos que le obligaría a comenzar su jornada con mucha antelación, además de soportar un nivel de dolor muy importante y superar una limitación funcional que los médicos que le atienden gradúan en 90/100″.
Por tanto, el cliente de Diké abogados tiene derecho al percibo de una pensión equivalente del 100% de su base reguladora 14 veces al año.
Si usted desea que nuestro equipo de abogados y peritos médicos valoren las posibilidades que tiene de conseguir una incapacidad permanente o el reconocimiento de un grado de minusvalía, puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 915327518 o en el e-mail info@incapacidadtrabajo.es, y les indicaremos si su pretensión es viable de manera gratuita. Contacto.
Póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto con nosotros.

 

Incapacidad permanente por distrofia facio escapulo humeral

Incapacidad permanente absoluta por distrofia facio escapulo humeral

El Juzgado de lo Social nº 11 de Madrid ha dictado sentencia por la que reconoce a la clienta de Diké Abogados, una incapacidad permanente absoluta por distrofia Facio escapulo humeral.

Jurisprudencia

Jurisprudencia.

Entiende el Juzgado que la trabajadora, de profesión administrativo en comercio familiar, y dada de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos, padece una distrofia Facio escapulo humeral, la cual fue diagnosticada en 1994.

Mantiene que esta “enfermedad hereditaria afecta a los músculos de la cara, de la cintura escapular (hombro) y extremidades superiores, causando de forma progresiva el debilitamiento y pérdida de masa muscular, hallándose en la actualidad limitada para cualquier tarea que requiera elevar los MMSS más de 30º.”

incapacidad permanente absoluta por distrofia facio escapulo humeral

incapacidad permanente absoluta por distrofia facio escapulo humeral

Tal y como mantiene el perito que acudió al acto del Juicio, Dr. Álvarez Diez, nuestra clienta “está limitada para permanecer en sedestación continuada y prolongada, en pie y efectuar esfuerzos o posturas forzadas, manipular pesos, tareas que impliquen sobrecarga cervical y realizar numerosas actividades de la vida diaria, necesitando la ayuda de una tercera persona”.  

Puede conocer el contenido íntegro de la sentencia  del Juzgado de lo Social nº 11 de Madrid que reconoce una incapacidad permanente absoluta por distrofia facio escapulo humeral pinchando aquí.

Por todo ello, la sentencia entiende que “no puede inferirse la existencia de una capacidad real de trabajo, valorable en los referidos términos efectivos de empleo, por lo que procede estimar la demanda, declarando a la actora en situación de incapacidad permanente absoluta para todo trabajo, derivada de enfermedad común, con derecho a percibir una prestación en cuantía equivalente al 100 por 100 de la base reguladora.”

Si usted quiere tener una primera valoración gratuita sobre las posibilidad de obtener una incapacidad permanente, envíe sus informes médicos a info@incapacidadtrabajo.es, o póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto con nosotros.